Cómo nos conocimos
Ara Verano 19/08/2022

Conocer al amor de tu vida el día de Navidad

Francesc Mauri, meteorólogo

2 min
Francesc Mauri.

Francesc Mauri conoció a la que sería su mujer una noche de la Navidad de 1989. El meteorólogo tenía 23 años y con la pandilla de amigos de toda la vida tenían la costumbre de encontrarse cuando acababa la comida de Navidad y pasar la noche juntos en algún lugar con música. “Aquella noche de 1989 fuimos a los llamados Avions de Sant Cugat. Había dos aviones antiguos grandes, con la barra instalada en el espacio de fuselaje, y una terraza con espacio de baile”, rememora Mauri. En la terraza, bailando con una amiga, estaba su futura mujer. 

Un amigo de Mauri la sacó a bailar y después se quedaron los cuatro charlando. “Yo les dije que al día siguiente era mi cumpleaños y que las invitaba a las dos a tomar algo”. Así que al día siguiente, día de San Esteban, se volvieron a ver, y ya no dejaron de hacerlo. “Nos casamos el 5 de marzo de 1994 en el monasterio de Sant Cugat”.  

De ella, explica, le atrajeron la vitalidad, la dulzura y la iniciativa. “Es una persona que sabe muy bien qué quiere hacer y cómo lo quiere hacer, cariñosa, sensata y alocada a la vez. Además es guapa, ¡y seguro que me dejo cosas!”, exclama el meteorólogo. Entre sus talentos, dice, también está el de ser una excelente patinadora sobre hielo. “Antes de casarnos nos fuimos una semana a los Pirineos. Aprendimos a esquiar juntos, a pesar de que ella tenía un equilibrio y una posición corporal que ya me habrían gustado a mí”. 

Después de casi 30 años de matrimonio, Mauri ha vivido suficiente para tener claro cuál es el secreto de una vida feliz en pareja. “Los años te dan la perspectiva de que la vida en realidad siempre es complicada. Hay momentos muy buenos que se pueden alargar en el tiempo, pero seguro que también habrá momentos malos. Lo más fácil en estos momentos malos sería poner punto final, pero entonces lo pones todo en una balanza y al menos en mi caso –y en el de ella creo que también– las cosas buenas siempre han pesado más”, reflexiona el hombre del tiempo.

Mauri dice que una cosa que les ha hecho crecer mucho como pareja es la paternidad. “Primero llegó el mayor, biológico, y después el pequeño, que adoptamos en China. Las dos experiencias fueron muy bonitas, muy constructivas y llenas de aprendizajes”, asegura. Muy recientemente, explica el meteorólogo, la pareja ha vivido una experiencia que les ha hecho crecer mucho, pero que “no se puede explicar”. “Es el pacto que tenemos con ella”, dice, y concluye: “Dejaremos que el lector llegue a sus propias conclusiones”.

stats