Cómic
Cultura 05/05/2022

El Comic Barcelona quiere dejar atrás las polémicas

El salón celebra con normalidad la 40.ª edición a pesar del boicot por el premio a Antonio Martín, que todavía divide a los autores

5 min
Cues para conseguir la firma de Francisco Ibáñez al Salón del Cómico de Barcelona de 2017

BarcelonaDos ediciones suspendidas por la pandemia, caída de ingresos a casi cero y agotamiento de un equipo cada vez más exigido. Los dos últimos años han sido duros para el Comic Barcelona, pero seguramente el peor momento fue la polémica que se organizó el año pasado a raíz de la concesión del Gran Premio de Honor al teórico y editor Antonio Martín, el primer galardonado en la historia del premio más antiguo y prestigioso del sector que no era propiamente autor de cómic. Indignados por la decisión del jurado, cerca de 300 autores firmaron un durísimo manifiesto de rechazo y amenazaron con el boicot a Ficomic –organizador del salón– si no se daba marcha atrás en la concesión del premio. El comunicado de respuesta de Ficomic ratificando el premio a Martín no calmó las aguas del sector, pero el ruido se fue apagando.

Un año después de la polémica, el Comic Barcelona recupera la presencialidad y vuelve a celebrarse en Fira Montjuïc desde este viernes y hasta el domingo. Una edición más diversa con nuevas secciones dedicadas al cine, al rol y a la fantasía y un aniversario para celebrar, el de las 40 ediciones, que quiere poner el foco precisamente en los autores españoles y homenajearlos. ¿Cómo se ha gestionado en un año tan especial la voluntad expresa de algunos autores de no colaborar más con Ficomic? La directora del Comic Barcelona, Meritxell Puig, reconocida en el sector por su talante dialogante, asegura que entiende el enfado de algunos autores, que ella fue la primera sorprendida por la decisión del jurado (“incluso pregunté si era unánime, y así era”, dice), pero explica que Ficomic no puede retirar un premio que ya está otorgado. “¿Con qué cara dices el año siguiente que el jurado es independiente?”, justifica.

Puig se comprometió a revisar los premios del Comic Barcelona y durante los últimos meses se ha reunido con varias asociaciones del sector para discutir la jugada. Finalmente, el cambio ha sido mínimo pero obligado: las bases especifican ahora que el ganador del Gran Premio de Honor tiene que ser un autor o autora de cómic. Y a pesar de que estaba encima de la mesa la posibilidad de recuperar el premio a la divulgación que se entregaba en el pasado para reconocer figuras como la de Martín, se acabó optando por mantener las categorías actuales. “Hemos dado mil vueltas, pero creemos que los premios están bien como están –dice Puig–. Además, añadir nuevas categorías reduce la dotación de las otras y diluye el impacto”.

También se mantienen las dotaciones de los premios del año pasado, que debido a la excepcionalidad pandémica eran una cuarta parte de las de anteriores ediciones. El Gran Premio de Honor, por ejemplo, ha pasado de los 10.000 euros del 2019 a los 2.500 euros actuales. El motivo es, en parte, la delicada situación económica de Ficomic, ahogada por los dos años sin ingresos, pero no se prevé recuperar las dotaciones prepandémicas de cara al futuro. “Premiar una carrera ya hecha está muy bien, pero creemos que tenemos que dar más apoyo al nuevo talento y preferimos invertir en los jóvenes, así que estamos creando una línea de becas dirigida a los autores jóvenes –explica Puig–. Del mismo modo, la única exposición de un premiado del año pasado que haremos en esta edición es la de Aroha Travé, el premio a la autora revelación”.

Contra el "caos y destrucción"

Travé fue, precisamente, una de las firmantes del manifiesto contra Ficomic. También el añorado Miguel Gallardo, que murió en febrero y al cual Comic Barcelona dedica una gran exposición retrospectiva. “Lo planteamos antes de su muerte –explica Puig–. Él estuvo en las primeras reuniones del Salón del Cómic y fue autor del primer cartel, ¿cómo no le íbamos a hacer un homenaje? La familia estuvo muy agradecida y han colaborado encantados”. A Travé también le hicieron la propuesta y aceptó. “Había firmado el manifiesto porque no estaba de acuerdo que dieran el Gran Premio a alguien que no hace cómic, pero no con toda la locura que se desencadenó después de bandos increpándose los unos a los otros –explica la autora de Carne de cañón–. De repente, todo era caos y destrucción y salpicó a mucha gente que aprecio y que se vio afectada. Por eso no tengo problemas en seguir yendo al Comic Barcelona, no quiero más peleas. ¡Quién quiera mantenerse lejos, adelante! Pero yo no siento esta ira como mía”.

Hay más firmantes del manifiesto que han acabado volviendo al salón, desde grandes figuras como Paco Roca, que participa en una charla, hasta autores nominados a los premios de esta edición como Santiago Sequeiros o Sara Soler, que el verano pasado explicó al ARA que estaba de acuerdo con la reclamación del manifiesto, pero no con el tono (“No me identifico con el «Boicotearemos a Ficomic, muerte y destrucción»”, decía) y dejaba abierta la puerta a colaborar con Ficomic. El contenido del manifiesto también fue cuestionado a posteriori por el dibujante asturiano de Marvel Javier Rodríguez, que criticaba que el texto cargara “de razones emocionales la protesta a base de atacar la figura del premiado” y admitía que había firmado sobre todo “por solidaridad con un gremio que se caracteriza por recibir muy poco de lo que genera”.

Una herida todavía abierta

Por supuesto, algunos autores se mantienen firmes al boicot a la cita. Así lo expresaban estos días por redes dibujantes como Mamen Moreu, Luis NCT, David Aja y David Rubín. Este último, que fue uno de los más críticos con la concesión del premio a Martín, cree que "el agravio y el desprecio" a los autores fue "tan grande" que las "buenas intenciones" de la dirección del Comic Barcelona no le parecen suficientes. "Espero que esta edición vaya muy bien y valoro positivamente proyectos como el de las becas, pero ahora mismo no existen, solo están encima de la mesa –apunta–. Y tampoco ha habido una disculpa ni un reconocimiento de los errores cometidos". Rubín respeta "por descontado" la decisión de acudir a la feria de los colegas que firmaron el manifiesto, pero considera que "se ha perdido una oportunidad de oro para demostrar la fuerza del colectivo de autores".

“Nosotros entendemos y respetamos que algunos autores no quieran venir por lo que pasó, es muy legítimo", afirma Puig, que aun así querría que "pudieran venir y valorar el trabajo que hacemos para que el Comic Barcelona sea un punto de encuentro para el sector". Ella afronta con optimismo una edición que tendrá cerca de 180 expositores de editoriales y librerías ("más que nunca") y no esconde el deseo de curar heridas y pasar página de las polémicas. “Queremos que el Comic Barcelona sea importante para la profesión, pero también que sirva para atraer nuevos aficionados –añade–. Al final esta es nuestra misión: divulgar y promocionar el cómic entre nuevos públicos”.

Los imprescindibles del Comic Barcelona
  • Jacques Tardi y Peter Bagge, invitados estrella El maestro del cómic europeo Jacques Tardi y el rey del cómico alternativo norteamericano de los 90 Peter Bagge son los grandes nombres de un listado de invitados internacionales que también incluye Manuele Fior, Nora Krug, Kat Leyh, John Allison, Sara Baron y Bretch Evens.
  • Gran exposición en homenaje a Miguel Gallardo La exposición estrella de esta edición recorrerá la trayectoria de Miguel Gallardo, tanto sus cómicos como la faceta de ilustrador. También habrá muestras sobre la autora revelación del año pasado Aroha Travé y sobre las 40 ediciones del Comic Barcelona y los 40 años del Escola Joso de cómic.
  • Proyecciones y conciertos En el Auditorio se proyectarán documentales sobre Joaquín Ladron y Gallardo y la comedia comiquera Ninjababy.También actuarán España Futurista, el proyecto musical del dibujante Paco Alcàzar, y el dúo Tronco, formado por la dibujante Conxita Herrero y su hermano Fermí, en un concierto dibujado por Roberta Vázquez y Álvaro Ortiz.
stats