La actriz está en Palma para presentar dos películas: 'Un espíritu burlón' y 'El viaje de sus vidas'
Cultura 01/08/2021

Judi Dench: "Me dijeron que nunca haría cine porque no tenía la cara adecuada"

Clàudia Darder
3 min
Judi Dench, en Palma este sábado

PalmaHa interpretado a reinas como Isabel I (Shakespeare in love ) y la reina Victoria de Inglaterra (Victoria & Abdul ), pero su nombre también es de reina: Judi Dench. La histórica actriz británica ha aterrizado hoy en Palma para recoger mañana el premio Masters of Cinema, que entrega cada edición del Atlàntida Film Fest. Además, hoy muestra dos películas, Un espíritu burlón y El viaje de sus vidas. Contenta de estar en Mallorca "Hemos estado un año y medio sin poder salir de casa, pasar tres días aquí es fantástico", dice–, isla de la que se enamoró en los años 50, Dench repasa su trayectoria y declara, una vez más, su devoción por Shakespeare. Pasará estos tres días acompañada del director Stephen Frears, que también recogerá el premio del Atlàntida, puesto que el año pasado no pudo volar hasta la isla por las restricciones. Dench, a los 86 años y vestida de blanco –una elegancia que contrasta con la ligereza de su amigo Frears, que se ha presentado a la rueda de prensa en bañador, camisa roja y gorro de paja–, contesta a las preguntas con humor e ironía, y deja patente la complicidad que tiene con Frears.

Esta noche de domingo recogeréis el premio Masters of Cinema del Atlàntida Film Fest, pero vuestra carrera en esta industria empezó tarde, cuando teníais 30 años.

Mi verdadera pasión es Shakespeare y mi única ambición siempre había sido actuar en el teatro Old Vic de Londres. Fue increíble cuando salí de la escuela de teatro y de golpe llegué a la compañía de este teatro. Hice el papel de Ofelia de Hamlet. En el Old Vic estuve desde 1957 hasta finales de 1961. Después entré en la Royal Shakespeare Company. Era todo lo que quería. Un día conocí a alguien para hablar de una película. Me dijo que era un placer conocerme pero que nunca haría cine porque no tenía la cara adecuada.

¿Qué diferencia hay entre hacer cine y teatro?

En teatro, el público te informa sobre lo que haces. Lo más glorioso de esto es que puedes mejorar la próxima vez. Sabes cuando lo has hecho mejor o peor porque te lo dicen. Es algo muy conjunto, de equipo, y esto me gusta mucho. Me gusta ser parto de un todo. Recuerdo que hice una obra de teatro con Anthony Hopkins, era Antonio y Cleopatra, de Shakespeare, y me costó 100 actuaciones decir una de las frases que tenía que decir así como tocaba: tenía que dar risa al público. Hasta la función número 100 no lo conseguí. Lo mejor del teatro es que siempre cambia, mientras que en el cine lo haces en un momento y queda así para siempre jamás. Si sale mal, no puedes hacer nada.

Le gusta mucho Shakespeare, el gran autor inglés.

Podría recitar todos los versos de Sueño de una noche de verano de memoria, pero cualquier otra cosa, no. Yo tenía un hermano que fue actor antes que yo y, siendo muy jovencitos, hacíamos Julio Cesar. Uno de los objetivos que me marqué durante el confinamiento fue aprenderme todos los sonetos. Son 154. Conseguirlo me gustaría mucho.

Hace muchos años que tiene una carrera cinematográfica. En este punto, ¿es de las que puede elegir los papeles que interpreta?

No, nunca ha sido así. Simplemente tienes que esperar y las cosas llegan, si tienes suerte. Mucha gente hace películas muy buenas, pero después no vuelven a tener ninguna oportunidad para hacer otra. Ahora mismo es un mal momento. Tengo tres películas esperando a que se hagan, pero se están posponiendo porque las normas cambian constantemente.

¿Qué ha significado para usted ser una mujer Bond?

Fue sorprendente, y también fue una sorpresa que me lo pidieran. Es cierto que todos mis compañeros rodaban por lugares fascinantes y a mí me metían dentro de una habitación. Todo el rato me quejaba, la verdad. Entonces fuimos a un pueblecito de Inglaterra, cerca de Londres, y me pusieron una caravana para mí. Evidentemente, no me quejé más. Disfruté mucho la experiencia, siempre con mucho respeto.

¿El feminismo ha ayudado a mejorar el rol de la mujer en el mundo del cine?

Gracias al feminismo ahora mucha más gente tiene oportunidades, y esto es excelente. Aunque está claro que nunca ha habido suficientes personajes para las mujeres.

¿Cómo es trabajar con Stephen Frears?

Tengo muy buenos recuerdos de cuando hicimos Victoria & Abdul. Dudé que me cogieran para aquel personaje, pero finalmente lo hicieron. Frears tiene muchas cosas por decir, y cosas importantes. Es muy diferente trabajar con gente que conoces, te acostumbras a su manera de trabajar y te hacen sentir cómoda. Trabajamos bien, a pesar de que yo soy un poco mandona.

stats