Cultura 15/04/2021

Abre Finestres, una librería con butacas y sin cobertura

En la calle Diputació de Barcelona, ofrece 42.000 libros y apuesta por el fondo bibliográfico y la diversidad lingüística

3 min
Uno de los rincones dedicados a la ficción de la librería Ventanas

BarcelonaLos libros de ensayo, en catalán, castellano, inglés, francés, gallego... dan la bienvenida a quien pasa por la puerta de la nueva librería Finestres, que este jueves abre sus puertas en el número 249 de la calle Diputació de Barcelona. La catalogación es sui generis: melancolía, mujeres con poder, herejes, rebeldes y marginales, vida cotidiana.... Más al fondo está la ficción, cómodas butacas, lámparas antiguas y un hogar de fuego. La librería, si las obras de al lado lo permiten, quiere ser sobre todo un espacio de silencio, un lugar para leer pero no para trabajar: no hay cobertura. El silencio no es tan solo una sugerencia, se tiene que acatar: está lleno de carteles que se iluminan si el tono de voz es demasiado elevado.

El espacio tiene un aire difícil de ubicar en la línea del tiempo: algunos elementos decorativos pueden recordar a los años 30, hay un pequeño despacho que podría formar parte de una novela de Nancy Mitfort. La librería, que pone en valor el fondo pero tampoco olvida las novedades, de momento tiene 42.000 libros (35.000 referencias) en sus estanterías, con una clara apuesta por la diversidad lingüística. Cada libro puede tener múltiples versiones una junto a la otra: inglés, castellano, vasco, gallego, francés, catalán... En otoño, justo delante, abrirá otro espacio que estará dedicado al arte, al cómic y a la ilustración y que ofrecerá unas 15.000 referencias. En total, los dos espacios sumarán unos 800 metros cuadrados.

"Quiere ser una ventana de evasión y de toma de conciencia. Hay un rico fondo bibliográfico, alejado de las presiones comerciales", asegura el empresario farmacéutico y mecenas Sergi Ferrer-Salat, que ha impulsado el proyecto. Hay un gran espacio dedicado a la poesía y una gran diversidad bibliográfica. "Intentamos traer muchos libros del extranjero, libros que nos despiertan la curiosidad, de pequeñas editoriales", dice su directora, Àurea Perelló. A la hora de traer libros de las islas británicas, el problema, asegura Perelló, no ha sido tanto la pandemia como el Brexit.

"No es solo un espacio físico, sino un proyecto cultural, con una programación muy potente que invitará al debate con autores nacionales e internacionales", dice Perelló. En este punto, la librería tampoco quiere seguir la línea más canónica. "Queremos huir de la presentación de libros más habitual y ortodoxa, hacer más performances, lecturas en voz alta, como se hace en otros lugares de Europa, y no ceñirnos a la actualidad; si hay un autor que hace diez años que no publica pero nos flipa, también lo traeremos", avanza el escritor Kiko Amat, que forma parte del equipo de Finestres con la escritora Marina Espasa, las libreras Àurea Perelló y Mireya Valencia y la agente literaria Camila Enric. Los sábados habrá vermut literario con propuestas de spoken word, comedia stand-up y poesía.

Otra singularidad de la librería son los premios. Este miércoles, durante la presentación del nuevo espacio en la prensa, se han anunciado los ganadores de obra publicada, dotados cada uno con 25.000 euros. En catalán, el premio, que quiere dar una segunda oportunidad a los libros, ha estado para Albert Pijuan y su obra Tsunami (Angle), en que la naturaleza se venga de la expansión hotelera.

En el patio de la librería, que será también cafetería, Pijuan se ha comparado con el carbonero de un crucero de vapor, porque constantemente alimenta las librerías con carbón, es decir, dinero. Es un comprador compulsivo de libros. La otra ganadora ha sido la escritora argentina Camila Sola por Las malas (Tusquets), donde explica la vida de unas trans en la ciudad de Córdoba, entre las que se encuentra la autora misma. Sosa, que por culpa de la pandemia ha tenido que agradecer el premio desde Argentina a través de la pantalla, ha reivindicado con mucho sentido del humor la visibilidad del colectivo trans y ha destacado que también a través de los libros se puede cambiar la manera en que se dirige la sociedad. El próximo mes la librería anunciará las becas de ensayo, que suman un total de 40.000 euros. Espasa ha reivindicado la importancia de estas becas porque el ensayo es un género al que "en este país le falta músculo".

stats