Lengua
Cultura  /  Historia 14/11/2022

El descubrimiento de una inscripción vasca de más de 2.000 años convulsiona el estudio del euskera

En la llamada 'mano de Irulegi' se ha encontrado el texto más antiguo en lengua vascónica

2 min
El lingüista Joaquin Gorrotxategui explicando la inscripción de la mano de Irulegi, del siglo Y aC

VitoriaInvestigadores de la Sociedad de Ciencias Aranzadi han descubierto el texto más antiguo escrito en lengua vascónica (antecedente del euskera) en una lámina de bronce con forma de mano que data del siglo I aC, hace más de 2.000 años. La han encontrado en la excavación de una vivienda del antiguo poblado de Irulegi, situado en el municipio de Lakidain, en la sierra de Aranguren navarra. El hallazgo, que sitúa la antigüedad del éuscar escrito en más de dos mil años, ha convulsionado la cultura y el mundo de la lengua vasca. Hasta ahora los textos más antiguos encontrados en vascónico eran nombres de personas y divinidades que aparecían en inscripciones escritas en latín, típicamente romanas, y se remontaban a los siglos II y III dC. Además, las anteriores eran simplemente palabras y no textos completos.

La mano de Irulegi tiene una inscripción de cinco palabras (un total de 40 signos) distribuidas en cuatro líneas y demuestra que, como ya se especulaba los últimos años, los vascones estaban alfabetizados y disponían de un sistema gráfico propio derivado de una variante del signario paleohispánico. La primera palabra que se ha podido descifrar, sorioneku, se entiende sin problemas en el euskera actual porque tiene que ver con la expresión zorioneko (feliz, afortunado en castellano).

Para los expertos de la sociedad Aranzadi, se trata del primer documento “indudablemente escrito en lengua vascónica”, tal como han asegurado en una rueda de prensa en la que también estaba presente la presidenta del gobierno navarro, María Chivite. Sobre el texto paleohispánico del mosaico de Andelos, de una cronología parecida, hace veinticinco años que se debate cuál es su lengua. En cambio, en el caso de la mano de Irulegi, los indicios son irrefutables.

Según los expertos, el símbolo T presente en la inscripción permite hablar de un sistema de escritura propio adaptado del ibérico. El símbolo T no existe en el ibérico, pero sí aparece en dos monedas vasconas de Navarra (ontikes y unambaate). Así, se certifica que los vascones utilizaron el semisilabario del ibérico, lo adaptaron a su lengua (incluyendo características propias) y lo usaron para escribir su lengua, el vascónico.

Para comprender la magnitud del hallazgo de la mano de Irulegi hay que retroceder 37 siglos y situarse en el límite oriental del actual valle de Aranguren, en un punto bastante elevado (a casi 900 metros). El poblado se asentó alrededor de la zona del castillo a la edad del bronce media, entre el 1600 y el 1400 aC, y fue expandiéndose colina abajo durante 1.200 años hasta lograr su máxima extensión en el siglo I aC.

La Sociedad de Ciencias Aranzadi investiga el pasado de la montaña de Irulegi desde el 2007. Los primeros trabajos se realizaron hasta el año 2017 en el castillo de la cumbre de la montaña, de época medieval. Desde el 2018 se hace la investigación arqueológica del poblado de la edad del hierro situado en la colina bajo el castillo.

La mano de Irulegi es una lámina de bronce de hace más de 2.000 años
stats