Música
Cultura  /  Música 13/08/2022

Un muerto y más de cuarenta heridos en el Medusa Festival de Cullera

Viento muy fuerte derriba varias partes de la estructura del escenario

4 min
Equips de emergènicies al Medusa Festival.

ValenciaUn joven de 22 años de la localidad manchega de Daimiel ha muerto este sábado durante el Medusa Festival de Cullera (Ribera Baixa), después de que fuertes vientos derribaran uno de los escenarios y la estructura de la entrada del recinto, incluido un cartel de grandes dimensiones. En total, han sido más de cuarenta las personas que han sufrido heridas de diferente consideración, como politraumatismos y contusiones. De estas, 32 han necesitado algún tipo de atención hospitalaria, y hay cinco ingresadas. La que está más grave es una joven de 19 años con una fractura en la columna vertebral que está a la espera de ser operada. Dos chicas más, de 19 y 20 años, han sufrido una fractura de tibia y pelvis, y otra también por fractura. La conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública del gobierno valenciano no ha facilitado datos sobre la quinta persona ingresada.

El accidente se ha producido hacia las cuatro de la madrugada, cuando una fuerte tormenta de arena ha invadido el recinto del festival de música electrónica, que se encuentra junto a la playa de la localidad. El caos generado por el viento habría provocado la incredulidad de muchos asistentes, que, según testigos recogidos por la agencia Efe, habrían definido el momento como más propio de "la película Jumanji" que de un festival de música. Otra joven ha explicado que estaban bailando cuando, "de repente, empezaron a caerse las cosas", en un episodio que "no duró más de 15 minutos".

Algunos asistentes denuncian que el festival se tendría que haber suspendido, y lo justifican porque parte del escenario central cayó horas antes del accidente mortal. En concreto, a raíz de un pequeño reventón seco que se produjo durante la actuación de Steve Aoki, programada a partir de las 20.30 h y que acabó antes de las 22.00 h.

Sobre el desalojo del recinto, los jóvenes asistentes han ofrecido varias versiones, puesto que mientras algunos han explicado que pudieron salir "muy tranquilamente y sin problemas" porque "siguieron el flujo de gente" hasta el acceso principal, otros han calificado el momento de "caótico" porque "nada" estaba controlado por la organización.

Desde la Guardia Civil han defendido que la evacuación fue un "éxito". Así lo ha dicho el capitán José Vicente Ruiz, que ha puesto en valor el hecho de que abandonaron el recinto cerca de 50.000 personas en solo "40 minutos". Solo se quedaron los alojados en el camping, con una capacidad para 12.000 personas. Ruiz ha confirmado que se registraron "ráfagas de viento virulentas e imprevistas" y que en el mismo hospital de campaña se atendió a 21 personas, nueve de las cuales fueron trasladadas a varios hospitales. También ha explicado que algunos heridos fueron transportados con vehículos particulares.

A preguntas de los periodistas, Ruiz ha confirmado que las instalaciones "habrían pasado los controles técnicos necesarios para obtener la autorización", una información que ha corroborado el alcalde de Cullera, Jordi Mayor, que ha asegurado que el festival contaba con "todos los permisos y garantías administrativas". Por su parte, la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha defendido que la alerta roja decretada en algunas comarcas del País Valenciano obedecía sobre todo a la ola de calor prevista en el conjunto del territorio y que los "vientos huracanados" se esperaban en el interior pero no en la costa.

Un reventón con ráfagas de 100 km/h

Detrás de los fuertes vientos registrados en Cullera está un fenómeno conocido como reventón que tiene lugar cuando nubes cargadas de humedad chocan con unas masas de aire extremadamente secas. No se registran lluvias importantes porque el agua se evapora antes de llegar al suelo por efecto del calor pero el aire se enfría rápidamente y, al pesar más que el caliente, se desploma sobre el suelo en pocos segundos y se expande horizontalmente a gran velocidad. Una de sus consecuencias son grandes subidas de temperatura y ráfagas muy fuertes, que a veces superan los 100 km/h. Se trata de un fenómeno que, a pesar de no ser nuevo, sí ha incrementado su frecuencia, aumento que se vincula al cambio climático y a un mayor número de oleadas de calor.

Nombrosos asistentes han abandonado el recinto del Medusa Festival Musical de Cullera este sábado por la mañana.

El Medusa Festival de Cullera empezó el miércoles con actuaciones en pequeño formato y tenía previsto recibir más de 300.000 visitantes hasta este domingo, siendo los días del fin de semana los de más afluencia y conciertos. Entre los artistas que tenían que participar destacaban nombres como Steve Aioki, Timmy Trumpet, Michael Bibi o Carl Cox.

Los organizadores han cancelado el festival y han manifestado su desolación mediante una nota de prensa. "Estamos totalmente consternados ante lo que ha pasado esta madrugada". También han querido expresar su "profundo y sincero pésame a los familiares y amigos por las fatales consecuencias" del accidente.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, también ha trasladado su pésame a la familia y amigos de la persona muerta y ha lamentado el “terrible accidente” que, según ha escrito en su cuenta de Twitter, “nos conmociona a todos”. Puig ha añadido que sigue “con atención” la evolución de los heridos.

Recinto del Medusa Festival Musical de Cullera este sábado por la mañana, con la presencia de un vehículo de la Guardia Civil.
stats