Cultura 25/03/2021

El Procicat avala el Sant Jordi 2021: así será la 'diada'

Los puestos se colocarán en espacios delineados y delante de cada librería, con aforos y colas controladas

1 min
Una parada de libros durante el Sant Jordi de verano, el 23 de julio pasado
Disponible en:

Queda menos de un mes para celebrar Sant Jordi y la Generalitat ya ha dado el visto bueno al plan específico con las medidas para celebrar la 'diada' en toda Catalunya. La consellera de Salut, Alba Vergés, y el conseller de Interior, Miquel Sàmper, han firmado esta semana la aprobación del Plan de Sant Jordi 2021, que ha elaborado el Procicat junto con la conselleria de Cultura y los gremios de libreros, editores y floristas de Catalunya. Tal como avanzó el ARA la semana pasada, la fiesta de este año será descentralizada y con aforos controlados. Estas son las principales medidas del plan, que quedan sujetas a la situación epidemiológica de Catalunya para los días 21, 22 y 23 de abril:

1. Espacios perimetrados con paradas al aire libre

Durante todo el 23 de abril, los municipios podrán organizar espacios perimetrados preferiblemente al aire libre con puestos de libros y rosas, separados al menos por dos metros de distancia. Estos espacios deberán tener colas separadas, garantizando la separación entre ciudadanos y un aforo máximo del 50%, con un tope máximo de mil personas al aire libre y de 500 en espacios cerrados. Se deberá poner a disposición de los ciudadanos gel hidroalcohólico y la mascarilla será obligatoria. Habrá personal destinado a controlar la asistencia y a informar a las personas que quieran acceder. En Barcelona se está trabajando para instalar diferentes espacios de estas características en puntos emblemáticos de la ciudad como los Jardines del Palau Robert, el último tramo del passeig de Gracia y la plaça Reial. En Girona organizarán un único espacio en la Copa y en Lleida también, cuya ubicación aún no se ha anunciado.

2. Puestos en la calle delante de las librerías y floristerías desde el 21 de abril

Para evitar concentraciones dentro de los establecimientos, el plan permite que las librerías y floristerías coloquen una mesa exterior para vender libros y rosas. Los puestos se podrán colocar justo delante de la tienda o, si la calle no lo permite por cuestiones urbanísticas, en un radio aproximado de 100 metros desde la ubicación del establecimiento. Se podrán instalar desde el 21 y hasta el 23 de abril y cada establecimiento debe tener una persona destinada a controlar que se garanticen las medidas de seguridad: distancia de un metro y medio entre personas, gestionar colas y prevenir aglomeraciones. La normativa de estas paradas dependerá de los ayuntamientos de cada municipio. Por ello, el Procicat propone que cada consistorio haga un decreto o trámite de concesión de licencia de ocupación de la vía pública para permitirlas.

3. Sant Jordi dentro de las librerías y floristerías

Las librerías y floristerías también podrán atender clientes dentro de los establecimientos. El aforo máximo en el interior de las tiendas será del 50% y se deberán garantizar las medidas habituales de prevención del coronavirus (mascarilla, distancia entre personas, lavado de manos con gel hidroalcohólico y ventilación). La responsabilidad en el cumplimiento de estas medidas recaerá en cada establecimiento.

4. Firmas de autores: varias posibilidades

Para evitar aglomeraciones, el Procicat propone que las firmas de autores se hagan de maneras diferentes durante el día. Una opción es que los clientes pidan a la librería el título firmado con antelación y lo pasen a recoger cualquier día. Otra es que los autores firmen en los puestos en el exterior montados frente a las librerías, en vez de hacerlo en el interior. Esta opción, sin embargo, deberá cumplir una serie de condiciones: que haya colas separadas entre la firma y la compra de libros, que las colas no interfieran con la circulación de los peatones en la calle, que estén señalizadas y que el establecimiento ponga personal dedicado a controlar las medidas sanitarias.

También se recomienda a los escritores que utilicen mascarilla quirúrgica o FFP2 y que se apliquen gel hidroalcohólico de manera frecuente. Además, habrá que limpiar las superficies del espacio cuando haya un cambio de autor. El protocolo también recomienda que haya rotación de escritores, haciéndolos ir a varios espacios, para fragmentar las posibles concentraciones de personas. Y propone que las firmas sean con cita previa, si bien no es obligatorio.

5. Puestos limitados al sector profesional (excepto en los pueblos pequeños)

Este año solo podrán poner puestos de venta de libros y rosas las librerías, las editoriales y las floristerías. Ahora bien, se hará una excepción en poblaciones de menos de 5.000 habitantes. En estos municipios, las entidades sí podrán poner puestos de libros y rosas. Lo tendrán que hacer, sin embargo, cumpliendo las condiciones y las medidas de seguridad que marca el plan.

6. Sin desayunos con escritores ni encuentros editoriales multitudinarios

Una de las tradiciones del sector editorial durante Sant Jordi son los desayunos y comidas que se celebran durante el 23 de abril con los escritores de cada sello. Este año, sin embargo, el Procicat no recomienda que se hagan ni encuentros con escritores, ni desayunos o comidas ni entregas de premios masivos. En caso de que los municipios las programen, el plan subraya que habrá que cumplir la resolución vigente y el plan de artes escénicas y musicales o el plan de cultura popular.

stats