Música
Cultura 29/03/2022

Rita Payés: "Tengo tanto trabajo que debo decir que no a conciertos"

3 min
La cantante y trombonista Rita Payés.

BarcelonaRita Payés (Vilassar de Mar, 1999) está dispuesta a disfrutar del momento, tanto el personal como el profesional, y todavía más dado que tiene un futuro inmediato lleno de buenas noticias. A los méritos acumulados por el disco Como la piel (2021) y por el talento expresivo de sus directos, hay que sumar el impacto que provocó en C. Tangana, que primero la reconoció como inspiración para la canción Comerte entera y que después la invitó a participar como trombonista en la gira de El madrileño y a cantar el bolero Te venero en la gala de los premios Goya. Rita Payés actúa este miércoles en la Sala Barts, dentro del ciclo Cruïlla Primavera; el sábado lo hará en el Teatre Auditori del Morell (Tarragonès), y el 5 de abril empezará en Francia una gira europea que tendrá una segunda parte en otoño. En total más de treinta conciertos en una docena de países.

Hace un año, poco después de publicar el disco Como la piel, explicabas que primero pensabas que eres trombonista, que después descubriste que también eras cantante de jazz y que más adelante viste que también podías cantar canción latinoamericana. ¿En este año has descubierto alguna faceta más?

— Bueno, todavía tengo esta sensación. Todavía me cuesta creer, esto de ser cantante. Es fuerte.

¿Pero te sientes cómoda con ello?

— Sí, me siento muy cómoda, pero, por ejemplo, el día de los Goya, cuando salí a cantar Te venero con el C. Tangana, me sentía extraña, porque no tenía el trombón. Es algo que tengo tan integrado... Y aquel día por primera vez salía sin el trombón en la mano y me sentía extraña.

¿Cómo fue esto de cantar en los Goya?

— C. Tangana me había contactado para tocar en su gira. Me dijo que estaba organizando una banda con cuerdas y vientos, y me preguntó si quería formar parte de ella. Y en realidad estoy de trombonista. Lo que pasa es que canto un tema, Te venero, que lo ha grabado con Omara Portuondo. En la gira lo canto yo, y es también el que tocamos en los Goya. Ahora estoy haciendo todos los bolos de su gira que puedo, que no son todos, porque también tenemos una gira nuestra bastante loca. Estoy muy contenta, de verdad. Estoy conociendo a gente muy bonita, y el proyecto me está sorprendiendo mucho.

Hablando de tu gira: esta vez es sobre todo internacional. Tocarás en Francia, Italia, Alemania, los Países Bajos, Suiza...

— Sí, totalmente. Tenemos algunos bolos por aquí, pero salimos mucho fuera. Estoy contenta, me gusta mucho poder viajar haciendo mi música. Me parece un supersueño.

¿Cómo has trabajado para tener esta contratación internacional?

— Bien, tengo un mánager que está muy motivado. También trabajamos con agentes de diferentes países, todo sea dicho. Y había algunos bolos que quedaban pendientes de otros años y que se habían aplazado por la pandemia. Estoy superfeliz. Tengo tanto trabajo que debo decir que no a conciertos, que es una cosa que no había hecho en mi vida. Es una suerte enorme.

¿Tienes tiempo para repensar nuevos proyectos?

— Pensar, pienso todo el rato, pero llevarlos a cabo es otro tema. Sí, tengo ideas, porque mi coco no para, esto está claro. Pero por ahora, con todo lo que tengo... Además, acabo de ser madre y estoy disfrutando este momento tanto como puedo. Tengo la suerte de que en todos los bolos que hago también viene el padre de la niña, Pol Alcalde, que está tocando conmigo y nos hace de tour manager. Y yo también toco en su gira: este viernes saca disco, Pol. En fin, que la niña viene con nosotros a todas partes. Esto nos da una energía emocional muy fuerte. Estoy muy feliz de poderlo hacer y de que nos lo hayamos podido montar bien para los dos.

¿Con toda la intensidad de este año y medio, has tenido tiempo para escuchar nuevas músicas que pienses que te gustaría incorporar a lo que haces?

— La verdad es que no. Estoy un poco saturada de información porque es que, hostia, son muchos inputs en poco tiempo. Evidentemente, sigo escuchando música, y cosas nuevas: por ejemplo, el disco de la Rosalía, que me ha flipado. Pero también es un momento muy de hacia adentro; y ya hay bastante ruido interno para añadir de fuera. Ahora quiero disfrutar del momento. Sí que tengo ideas que querría incorporar poco a poco, pero con calma; que a veces queremos ir demasiado rápido.

stats