Cultura 16/02/2021

Valerie Solanas, la feminista radical que disparó a Andy Warhol

Nórdica recupera la novela de Sara Stridsberg basada en la vida de la artista y psicóloga

3 min
Valerie Solanas durante el juicio el 1968
Disponible en:

"A las mujeres con sentido del civismo, responsables y amantes de las emociones, no les queda ninguna otra opción que derribar al gobierno, eliminar el sistema económico, instaurar la automatización total y aniquilar el sexo masculino", escribía en 1967 Valerie Solanas (Nueva Jersey, 1936 - California, 1988). La artista y psicóloga estaba convencida de que vivir sin los hombres no solo era posible sino también una necesidad urgente que se tenía que resolver de manera inmediata. Por eso ese mismo año dio forma al manifiesto SCUM (society for cutting up men en inglés, que en castellano se podría traducir como manifiesto para el exterminio de los hombres, pero también como manifiesto para cortar a los hombres), que difundió entre sus círculos más cercanos. En este entorno estaba el pintor Andy Warhol, que un año después se convertiría en víctima de Solanas. En 1968 ella le propinó tres disparos, uno de los cuales impactó en el pecho del mito del pop art.

Los hechos situaron a Solanas a primera línea mediática y la dieron a conocer como la joven que disparó a Andy Warhol. Detrás de ese episodio, sin embargo, hay una mujer enigmática y herida que marcó el movimiento feminista con ideas revolucionarias. Fascinada por su figura, la escritora sueca Sara Stridsberg publicó en 2006 La facultad de sueños, un libro en el que novela la vida de Solanas y que ahora la editorial Nórdica ha reeditado. "Cuando leí el manifiesto fue como entrar en un poema oscuro, un mundo de ciencia-ficción, un laboratorio de humor. Me impactó como un rayo y me afectó de manera misteriosa", explica Stridsberg.

Para descifrar las incógnitas que rodean a Solanas, la novela viaja hasta su niñez y recuerda que sufrió abusos sexuales por parte de su padre y, después, el abandono de la madre. "Fue maltratada sexualmente por su padre y fue violada seis veces antes de los dieciocho años. Es un testimonio", dice Stridsberg. En la adolescencia Solanas no tenía nadie a su lado y se abocó a la prostitución. "Hay un tono oscuro de pena que late bajo el texto. Leyéndolo Valerie me parecía la chica más sola del mundo. No podía dejar de preguntarme qué tipo de experiencia la llevó a idear una utopía tan triste y trágica y una distopía tan ingeniosa", señala la autora de La facultad de sueños.  

La historia de una prostituta que odia a los hombres

Solanas vivió en la miseria más absoluta hasta que entró en la universidad, donde acabó licenciándose en psicología. Era una mujer rebelde, terca e inconformista, que muy pronto empezó a publicar sus ideas feministas en el diario de la universidad. En 1966 escribió la obra de teatro Up your ass [Que te follen por el culo], en la que relata la vida de una prostituta que odia a los hombres. Después de ese texto llegó el Manifiesto SCUM, que Stridsberg define como "una lección de historia". En el manifiesto, Solanas escribe que "el macho es un accidente biológico" y hace un llamamiento a arrebatar todo el poder de los hombres. "El manifiesto es una sátira política clásica, como Una modesta proposición de Jonathan Swift. Solanas describe a los hombres del mismo modo que ellos describieron a las mujeres a través de la historia, como un ser humano incompleto, que no se ha desarrollado. Es un texto de no-violencia, irónico, pero como la vida es más complicada que la teoría, acabó disparando a una persona", dice Stridsberg.

La escritora Sara Stridgsberg

Ahora bien, Solanas no disparó a Warhol porque fuera un hombre. La escritora le había dado hacía tiempo el manuscrito de su obra de teatro y él se había comprometido a sacarla adelante. Solanas participó en un par de películas de Warhol, pero al ver que el espectáculo no formaba parte de los proyectos del artista le reclamó el manuscrito. Él le dijo que se le había extraviado y ella estaba convencida de que Warhol –junto con el editor Maurice Girodias– se estaba aprovechando de ella. El 3 de junio de 1968 Solanas se presentó en The Factory y disparó a Warhol en el ascensor. "En ese momento, Valerie muere en cierto modo. Warhol era su esperanza y ella misma la intenta matar. Entonces se convierte en una sombra, un fantasma de los años 60", subraya Stridsberg. El final de Valerie Solanas es tan turbio como toda su vida: la artista volvió a la prostitución y a las drogas en los últimos años de su vida y murió sola de una neumonía en 1988, en un asilo benéfico de San Francisco.

stats