Baloncesto
Deportes  /  Baloncesto 05/10/2021

Adiós a una leyenda: Pau Gasol se retira

El mejor jugador catalán de la historia anuncia su retirada en un acto celebrado en el Liceu

5 min
Pau Gasol llegando al Liceo

BarcelonaEl mejor jugador catalán de baloncesto de la historia abdica. Pau Gasol ha puesto punto final a una trayectoria que nunca habría imaginado en un acto celebrado en el Liceu que ha estado a la altura de su palmarés. Acompañado de algunos de los personajes clave de su vida, el pívot de 41 años ha comenzado una nueva etapa en la que aspira a pasar más tiempo con su mujer y su hija. "Este es un lugar muy especial para mí. Quiero anunciar mi retirada del baloncesto profesional. Es una decisión difícil, pero meditada. Estoy agradecido a muchas personas. Lo que importa no es llegar sino mantenerse. Yo intenté ser mejor y no ponerme límites", ha dicho entre lágrimas.

"Nada de lo que he hecho lo he conseguido solo", ha asegurado Gasol, que ha tenido palabras de agradecimiento para los periodistas, los seguidores y los compañeros de viaje. Joan Laporta, Josep Cubells, Joan Carles Navarro y Sarunas Jasikevicius han encabezado la representación del Barça en un acto que también ha contado con la presencia de Jorge Garbajosa, presidente de la FEB, o Rudy Fernández y Felipe Reyes, en representación del Madrid. Actualmente, Pau Gasol es presidente de la Gasol Foundation, embajador de Unicef y miembro de la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional (COI).

Pau Gasol

"La figura del entrenador es muy importante y yo siempre he intentado aprender de todos ellos. Yo era un tiritas y no me gustaba mucho el contacto, pero creyeron en mí y me dieron oportunidades. Me enseñaron humildad y a darle valor a la defensa. Además, me enseñaron a tener perspectivas en la vida y formarme intelectualmente", ha recordado Gasol, que se ha expresado en castellano hasta que se ha dirigido a su familia. Cuando ha hablado de su amigo Juan Carlos Navarro se ha emocionado. "Me enseñaste el sentido de la amistad. Me inspiraste como jugador y como persona", ha soltado. Gasol también ha tenido unas palabras para Kobe Bryant. "Fue como un hermano mayor que me enseñó a ser un líder y un ganador", ha añadido.

Gasol ha repasado el último tramo de su carrera profesional. "En el mes de mayo del 2019 decidí operarme de una lesión muy difícil de recuperar. Hice todo lo posible, pero apareció una nueva fractura e inicié un procedimiento nuevo con una terapia experimental. Algunos doctores no pensaban que pudiera volver a jugar, pero yo soy una persona de retos y me apetecía luchar por aquello improbable. Quería que mi hija me viera jugar. Si mi carrera hubiera acabado, me sentía en paz, pero quería conseguir una cosa más excepcional. Se me presentó la oportunidad de jugar en el Barça, un hecho que no preveía. Fueron unos meses muy especiales, de las etapas más bonitas de mi carrera. Después pude jugar con la selección española y eso fue un gran éxito", ha dicho.

Pau Gasol, con la selección catalana

Una explosión meteórica

El padre de Pau Gasol, Agustí, jugaba a baloncesto en el Gaudí y por eso él se empezó a interesar. Era delgado y blando, pero tenía ganas y ambición. “Cuando tenía 8 años era muy malo jugando a baloncesto, pero el deporte me enseñó a tener constancia, a trabajar en equipo, a liderar y a adaptarme a diferentes roles", recuerda. Aquel proyecto de jugador fue madurando a fuego lento en las categorías inferiores del Barça. El estallido definitivo se produjo en 2001, cuando selló con una gran actuación la final de la Copa del Rey de Málaga; fue su carta de presentación. Unos meses más tarde el conjunto culé se impuso al Real Madrid en un tercer partido de la final de la Liga Endesa disputado en el pabellón Raimundo Saporta. Una semana después, los Atlanta Hawks lo escogieron en la tercera posición del draft de la NBA y el jugador, que fue traspasado a los Memphis Grizzlies, comenzó una etapa muy exitosa en Estados Unidos. En total, Gasol disputó más de 1.200 partidos en la mejor liga del mundo, donde ganó dos anillos de campeón. HoopsHype cifra en 220 millones de dólares (algo más de 180 millones de euros) el salario que el catalán cobró durante estas dos décadas formando parte de los Grizzlies, los Lakers, los Bulls, los Spurs, los Bucks y los Blazers, franquicia con la cual no llegó a debutar. "Cuando decidí ir a la NBA sentí que era precipitado, que fracasaría. Mi entrenador pensaba que era demasiado pronto y todo el mundo creía que el año siguiente volvería a jugar en Europa, pero yo creía en mí. Se trata de aprovechar la incertidumbre para que te dé fuerza. Supe utilizar mis puntos fuertes. Habría podido tener miedo y esconderme en mis propias limitaciones, pero los éxitos nunca llegan por accidente”, dice Gasol. Una de las imágenes icónicas de su etapa en Estados Unidos es la de compartir salto inicial del All Stars con su hermano Marc.

Marc y Pau Gasol se saludan al final del partido de las estrellas de la NBA

Una lesión estuvo cerca de anticipar la retirada del pívot, pero Gasol no se rindió, trabajó durante meses en solitario y consiguió contradecir muchos informes médicos para jugar el último tramo de la temporada con el Barça. El catalán se quedó a un palmo de la Euroliga, el único título que se le ha resistido, pero completó una carrera capicua con el trofeo de campeón de la Liga Endesa. Veinte años después de despedirse de la ACB pasándole la mano por la cara al Madrid en el Raimundo Saporta, Gasol vivió hace unos meses la noche mágica con la que llevaba meses soñando. Piel de gallina viéndolo correr arriba y abajo. El catalán sumó 11 puntos y 6 rebotes contra el eterno rival y se llevó una de las ovaciones más grandes del Palau Blaugrana. Epílogo indescriptible.

Pau Gasol abandonando el parquet

La trayectoria de Pau Gasol con la selección española absoluta incluye tres medallas olímpicas, una mundial y siete europeas, pero deja un legado todavía más grande, el de haber demostrado que la mítica generación del 80 podía competir contra cualquier equipo del mundo. El mejor jugador catalán de la historia dijo adiós a una etapa irrepetible con una derrota en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokyo contra Estados Unidos que no ensucia una trayectoria impecable. Punto final a un viaje apasionante repleto de éxitos.

stats