Basket - NBA
Deportes  /  Baloncesto 06/01/2022

Kyrie Irving, el inesperado regreso del antivacunas terraplanista

El jugador, que se niega a vacunarse, reaparece con los Nets

3 min
Kyrie Irving

BarcelonaMientras Australia anunciaba su intención de deportar a Novak Djokovic, los Estados Unidos presenciaron el debut de Kyrie Irving. El base, que había sido apartado de la disciplina de los Brooklyn Nets por su negativa a vacunarse, todavía no había jugado ningún partido esta temporada, pero las numerosas bajas causadas por las lesiones y los protocolos del covid-19 empujaron a la franquicia a cambiar de planes. El equipo neoyorquino decidió dar marcha atrás en su posición inicial y recuperar al jugador, que ayudó con 22 puntos y 4 asistencias a remontar 17 puntos contra Indiana Pacers (121-129).

"Parece él mismo", dijo Steve Nash, entrenador de los Nets. Irving tan solo podrá disputar los partidos como visitante porque la normativa del estado de Nueva York no le permite jugar sin tener la pauta completa de vacunación. "He tenido muchos debuts, pero ninguno que se acerque a este. Me he sentido increíble. No quiero dar nada por hecho, puesto que he estado meses sin jugar", dijo Irving, que es uno de los jugadores más carismáticos de la NBA. Dentro de la pista su talento es incuestionable, pero fuera sus opiniones ponen en entredicho muchas de las grandes convenciones científicas. El jugador, por ejemplo, considera que la Tierra es plana. Además, defiende muchas de las paranoias y teorías conspiratorias más inverosímiles, como que John F. Kennedy fue asesinado porque quería acabar con el lobi bancario o que la CIA intentó contratar a unos asesinos jamaicanos para matar a Bob Marley.

Kyrie Irving

En la NBA la vacunación no es obligatoria y los jugadores se tienen que regir por la normativa de cada estado. “El problema es entre Irving y la ciudad de Nueva York. Este no es un problema de la NBA... pero creo que sería mejor que todos los jugadores estuvieran vacunados. La realidad es que se trata de hacer un servicio público, especialmente de cara a los jóvenes que no ven la importancia de vacunarse”, argumentó Adam Silver, el comisionado de la NBA. La mayoría de jugadores están compitiendo con la pauta completa. “Este virus no es justo. Es indiscriminado en términos de la gente a la que impacta. Y creo que es perfectamente apropiado que Nueva York y otras ciudades hayan aprobado leyes que exigen que las personas que trabajan y visitan los pabellones se vacunen. Me parece una decisión responsable de salud pública”, recordó Silver. El comisionado de la NBA también recordó que la proyección de ingresos de la liga, unos 10.000 millones de dólares (unos 8.592 millones de euros), se basa en tener los pabellones completos durante toda la temporada. Las pérdidas de la campaña anterior fueron de un 35% de lo que se había presupuestado.

Aspirantes al título

Sin Irving, que se perdió los 35 primeros partidos de la temporada, los Nets han conseguido ocupar la segunda posición de la Conferencia Este, pero con él son uno de los grandes aspirantes al anillo de campeones. "Estábamos firmando muchos contratos de 10 días cuando teníamos a un jugador que puede jugar para nosotros a tiempo parcial, así que ¿qué diferencia hay?", argumentó Nash.

La NBA está haciendo lo imposible para salvar la temporada. "No hay planes para parar la temporada. Por supuesto, hemos analizado todas las opciones y francamente estamos teniendo problemas para pensar en cuál sería la lógica. Mientras estudiamos estos casos que literalmente están arrasando todo el país y el resto del mundo, creo que nos estamos encontrando en el lugar donde sabíamos que llegaríamos durante los últimos meses. La conclusión es que este virus no será erradicado y tenemos que aprender a convivir con él. Creo que esto es lo que estamos viviendo en la liga en este momento", analizó Silver.

La variante ómicron ya es la más dominante en la NBA. Los positivos en todas las franquicias han obligado a los dirigentes a tener preparados planes de contingencia. "Nos parece que lo que es correcto y responsable, teniendo en cuenta todos los factores, es seguir jugando", opina Silver. El 65% de los jugadores de la NBA han recibido la dosis de refuerzo y el 97% están vacunados. La NBA descarta reducir la capacidad de público en los pabellones, pero la competición tiene que respetar la normativa de cada estado.

stats