Barça
Deportes  /  Barça Femenino 29/03/2022

El Camp Nou: ¿premio o punto de partida?

Este miércoles las futbolistas del Barça romperán un nuevo techo de cristal e iniciarán una nueva era

4 min
Las jugadoras del Barça entrenando en el Camp Nou antes del partido

El Camp Nou no contaba con ellas. Su césped, sus pasillos y sus banquillos no las tenían presentes. No tenían cabida en un templo que cada fin de semana aglutinaba a miles de aficionados. Sus nombres nunca sonaban por megafonía ni aparecían en la espalda de las camisetas azulgranas que allí se congregaban. Como aficionadas, desde pequeñas, muchas de ellas habían ido a ver a sus ídolos, sus referentes, siempre masculinos. Pensaban que nunca pisarían ese césped, que nunca ocuparían aquellos vestuarios, hasta que se conjuraron para hacer historia y fueron rompiendo cada muro que se encontraban en el camino.

Con la bufanda bien abrochada, la camiseta puesta y de la mano de su padre, Alexia Putellas venía desde la peña de Mollet del Vallès a ocupar su asiento. No levantaba medio palmo de tierra y atravesaba ya los grandes portales del Camp Nou para ver y disfrutar el mejor fútbol. Como ella, Aitana, Melanie, Marta y otras muchas eran asiduas del feudo culé. Sin embargo, este miércoles no lo harán como ninguna otra vez. Ahora serán las protagonistas: las gradas cantarán sus nombres y el himno sonará mientras pisan el césped. Con un sold-out inédito, el Camp Nou abre sus puertas a la historia en el partido de vuelta contra el Real Madrid (18.45 h, DAZN).

"Durante dieciocho años viví junto al Camp Nou y cada fin de semana veníamos en las eras de Guardiola, Luis Enrique y Rijkaard. Toda la época buena la pude vivir como forofa, animando, y ahora lo podré vivir sobre el césped. Nunca olvidaré este día", confiesa Melanie Serrano, la jugadora más veterana del equipo. "Soh muy afortunada de lo que me ofrece la vida. Yo solo trabajo cada día y doy mi máximo. Son muchos años, muchas temporadas, muchos momentos. Lo que sucederá será histórico y lo quiero grabar en mi memoria porque sea inolvidable", explica, emocionada, haciendo memoria de todo lo que ha vivido hasta llegar hasta aquí. La suya es una historia de amor por el club que empezó en el parking de la ciudad deportiva enganchada a un balón y ahora revivirá la misma escena sobre el césped del Camp Nou.

"Esto era impensable"

El viaje hasta llegar al templo culé ha sido largo y pesado. La labor ha sido conjunta, de todas las generaciones de futbolistas que han vestido la camiseta azulgrana. Cada una de ellas ha luchado por superar el obstáculo más próximo: encontrar un campo fijo, tener equipaciones propias, jugar en el Mini Estadi, profesionalizar el equipo, dar el salto al Johan Cruyff... Han sido muchas batallas y la recompensa a todas ellas es pisar el césped del Camp Nou en una cita inolvidable. "Después de tantos años, lo que hemos vivido, lo que vivimos y lo que nos viene en el futuro es una recompensa al trabajo que hay detrás. También de las jugadoras que han pasado por el club y que ahora no pueden disfrutar de este momento. Me siento muy afortunada por todo lo que he vivido. Es una recompensa merecida. Hay muchos años, mucha gente detrás, mucho trabajo y que, por fin, se vea nuestro fútbol así es un gran mérito", recalca Marta Torrejón.

Caroline Graham Hansen y Mapi Leon en el entrenamiento previo en el Camp Nou

Sin embargo, ninguna de las jugadoras había pensado que llegaría ese momento. No era un objetivo viable: nunca un equipo de jugadoras había disputado un partido sobre el césped del Camp Nou hasta el pasado año y por culpa de la pandemia se produjo en estricto silencio, sin aficionados en las gradas. "De pequeña nunca me imaginé jugando en el Camp Nou. Solo veía a hombres. Este miércoles puede abrir muchas puertas a muchísimas niñas y estoy muy orgullosa de que el Barça haga esta apuesta", reconoce Alexia Putellas horas antes del encuentro. "El partido llega en el momento adecuado, todo el mundo ha creído que era el momento y las jugadoras creemos que estamos capacitadas para jugar delante de tanta gente. El objetivo es ganar", añade la capitana culé. "Jugar en un Camp Nou prácticamente lleno, con mucha familia y amigos, y contra un gran rival en unos cuartos de la Champions es algo que hacía muchos años ni te lo hubieras imaginado", remarca Torrejón, que se acordará de todos aquellos que le decían que no podría conseguirlo cuando salte al terreno de juego este miércoles.

Ahora, sin embargo, este no es el final. La lucha por conseguir más y más continúa y el partido en el Camp Nou no solo es un premio a todo lo logrado, sino que servirá como punto de partida. El futuro del fútbol femenino comienza este miércoles, con una de las últimas barreras derribada. "Es la guinda del pastel de todo lo que hemos trabajado; de lo que estamos ganando y cómo lo estamos ganando. Este miércoles será el inicio de una nueva era. El partido inspirará a muchas personas, en concreto a muchas niñas, que vendrán al estadio o nos verán por la tele. Verán que hay mujeres en el Camp Nou y ellas podrán soñar con ser estas en cinco, diez o quince años", anuncia la capitana, acostumbrada a romper récords y estadísticas.

Las jugadoras del Barça en el entrenamiento previo al partido

"Debemos aprovechar el momento para dar visibilidad al deporte femenino, para poder crecer más rápido. Estamos demostrando que somos valiosas, que merecemos las mismas condiciones y podemos llegar igual de lejos si detrás hay una buena base. Lo que sucederá en el Camp Nou es un punto de inflexión para el futuro del fútbol femenino. Se puede y debe llegar a una paridad. Lo estamos demostrando. Estamos llenando el Camp Nou y no sé yo si todos los equipos de chicos podrían llenarlo", refuerza Serrano con lágrimas en los ojos. A pesar de acercarse el momento de colgar las botas, días como estos siempre quedarán en la memoria, y ver cómo sus compañeras más jóvenes afrontan el futuro con ambición y compromiso es una brizna de esperanza. El Camp Nou es el primer paso en la nueva historia del fútbol femenino y ellas están preparadas para darlo.

stats