Olimpismo
Deportes 24/05/2022

El COE saca de quicio a Lambán y satisface al gobierno de la Generalitat

El gobierno aragonés pide la mediación de Pedro Sánchez al ver que pierde peso dentro de la candidatura olímpica

4 min
Alejandro Blanco (COI) y el presidente del Aragón, Javier Lambán.

BarcelonaEl serial de la candidatura olímpica para traer unos Juegos Olímpicos al Pirineo en 2030 entra en una nueva fase. El lunes el Comité Olímpico español (COE) decidió dar por acabadas las negociaciones con los gobiernos de Catalunya y Aragón sobre cómo se tendrían que repartir las sedes de las disciplinas deportivas, viendo que el gobierno aragonés no aceptaba ninguna de las propuestas planteadas hasta ahora. El presidente del COE, Alejandro Blanco, hablará esta semana para explicar que ha decidido diseñar él solo la candidatura que cree que tendría más opciones de gustar al Comité Olímpico Internacional. Una propuesta que gusta más al Govern, porque la propuesta del COE apostaría sobre todo por el territorio catalán, cosa que ha sacado de quicio al presidente aragonés Javier Lambán.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha dejado claro que Catalunya "quiere" los Juegos Olímpicos de Invierno del 2030 y "continúa determinada" a conseguir la candidatura. Después de que se acabara sin acuerdo la undécima reunión entre representantes del COE, el gobierno español, la Generalitat de Catalunya y el gobierno de Aragón, Aragonès ha defendido que su ejecutivo “ha optado desde el primer día por fortalecer una candidatura que sea claramente competitiva desde el punto de vista técnico y que genere un modelo de Juegos cuanto más sostenible mejor". "Queremos los Juegos y queremos llegar a consensos", ha dicho Aragonès, que ha recalcado que Catalunya "continúa determinada y está dispuesta a hacer los pasos que hagan falta" para conseguir que la candidatura vea la luz, y por eso su gobierno "estará muy atento a la propuesta del COE", con quién la Generalitat ha trabajado en todo momento "de manera coordinada". Aragonès ha evitado polemizar respecto a "otros territorios con una determinada posición", ha apuntado en alusión a Aragón y a su presidente, Javier Lambán.

Aragonés, pues, no ha escondido que no hay ninguna queja respecto al Comité Olímpico Español. "Hemos llegado a acuerdos, nosotros los respetamos y estaremos muy atentos a la propuesta que Alejandro Blanco formule esta semana, con voluntad de trabajar con máximo rigor y profesionalidad en un proyecto que es un buen proyecto". En cambio, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado este martes que solicitará una entrevista con el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, para pedirle que cumpla el compromiso de elaborar una candidatura conjunta a los Juegos Olímpicos de Invierno del 2030 "en pie de igualdad" con Catalunya. "Mucho nos tememos que la candidatura técnica con que ha amenazado el COE será muy parecida a la que ha defendido siempre el gobierno de Catalunya", ha subrayado Lambán, que ha recordado que el septiembre del 2021 recibió una visita de Pedro Sánchez y del presidente del COE en que expresó el compromiso de una candidatura igualitaria en el reparto de las pruebas, tanto en calidad como en cantidad. "La Generalitat ha impuesto su modelo y su manera de entender la candidatura y el COE lo ha aceptado, pero nosotros no, porque el Pirineo aragonés es la joya de la corona y estamos invirtiendo mucho para ampliar los dominios esquiables y mejorar las instalaciones en los tres valles".

El COE quiere enviar al Comité Olímpico Internacional su propuesta antes del 1 de junio, fecha en que el presidente del COI Thomas Bach visitará Madrid. Una vez que se entregue la propuesta, el COE enviará un equipo suyo para analizar sobre el terreno la propuesta y debatirá de manera interna cuál de las candidaturas recibidas encaja más en su modelo de Juegos. El COI ha cambiado la manera de escoger las sedes olímpicas. Ahora ya no hay una votación y la decisión queda en manos de una comisión técnica de expertos que se tiene que decidir, a lo sumo, el febrero del 2023.

Dos propuestas rechazadas

El gobierno aragonés no validó una primera propuesta de reparto de sedes en febrero, a pesar de que tres representantes suyos fueron a las reuniones. En el documento del COE se proponía que en el Pirineo catalán se organicen las pruebas de más prestigio de esquí alpino en la Molina-Masella, así como las de snowboard y esquí acrobático en Baqueira-Beret, y las de esquí de montaña en Boí Taüll. Además, el Palau Sant Jordi de Barcelona y una segunda instalación en la ciudad, seguramente el futuro Palau de Gel del Barça, serían el escenario del hockey sobre hielo. En el Pirineo aragonés se harían el biatlón y el esquí de fondo en la estación de Candanchú, con Zaragoza como sede del patinaje artístico y el patinaje de velocidad en pista larga y pista corta, mientras que Jaca acogería el curling. Ante la negativa aragonesa, los últimos días se ofreció a Aragón hacer pruebas en los tres valles del Pirineo aragonés: el esquí de fondo y el biatlón en Candanchú y Formigal y el freestyle pasaría de Baqueira-Beret (Vall d'Aran) al Valle de Benasque. Catalunya cedía pruebas de nieve, así que el acuerdo preveía que el Aragón cediera pruebas de hielo a Catalunya, en este caso el patinaje artístico, previsto inicialmente en Zaragoza. Lambán también se negó y esto hizo que el COE haya decidido ir por el derecho, acercándose a las posiciones del Govern. Justo hoy el gobierno de la Generalitat ha emitido los primeros anuncios promocionando los juegos, que todavía tienen que superar el referéndum en el Alto Pirineo.

En este sentido, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha supeditado el apoyo de Barcelona a la candidatura técnica del Comité Olímpico Español al hecho de que los Juegos sean sostenibles, tengan el consenso necesario y consigan el aval de la ciudadanía de los territorios afectados en la consulta prevista para el 24 de julio.

stats