BARÇA
Deportes 17/12/2020

Jordi Farré: "Quien diga que será fácil recoger las firmas es que no sabe cómo va"

Entrevista al precandidato a la presidencia del Barça

Martí Molina
5 min
Jordi Farré, a la seva seu electoral del carrer Numància, 63 de Barcelona

BarcelonaA Jordi Farré (L'Hospitalet de Llobregat, 1975) le gusta recordar que es el precandidato más joven de los que optan a presidir el Barça. Aspirante en 2015 e impulsor de la moción de censura que acabó derribando a Bartomeu, ahora centra su energía en recoger las 2.257 firmas para convertirse en candidato de pleno derecho. Para conseguirlo regalará durante tres días pizzas y tatuajes con el escudo del Barça en su sede electoral.

¿De quién fue idea eso de las pizzas y los tatuajes?

[Ríe.] Estábamos reunidos con el equipo de campaña y, como tenemos con nosotros al mejor pizzero del mundo [Fabián Martín], pensamos que era una buena idea. Y los tattoos, porque es una manera de decir que llevamos el Barça en el corazón. En el fondo, lo que quisimos hacer era actualizar el merchandising que se ha hecho toda la vida en las elecciones. Se ha regalado chocolate con melindres, aparatos de TDT, pelotas, camisetas, bolígrafos de calidad... Son acciones de marketing. Igual de brillantes me parecen las pizzas y los tatuajes como la acción de Laporta con la lona. La diferencia es que él solo se vende a él y nosotros hablamos de todo el equipo. Son opciones de marketing muy buenas y muy actuales.

Pues algunos candidatos consideran que no es serio.

¿Por qué? Si es el merchandising más barato del mundo. Incluso ha habido dos escuelas de negocios que me han pedido si puedo participar en una conferencia, porque esta campaña de marketing les ha parecido brillante. Todo es criticar. Este entorno es así. El país y la entidad está triste y necesitamos acciones divertidas. Al final, a quien no le guste que no lo haga.

Pero todo suma dinero. ¿Cuánto cuesta hacer una campaña electoral?

Me permitiréis que no diga cuánto. Vale mucho dinero y muchos esfuerzos. Yo tengo una empresa y 800 trabajadores. Algunos se lo gastan con Ferraris. Yo me lo gasto con el Barça. Es un esfuerzo importante pero tengo las ganas y los recursos. Al final no hay tanta diferencia entre mi campaña y la de los otros. Por ejemplo, ¿cuánto cuesta la lona que colgó Laporta?

Poco a poco vamos conociendo a su equipo directivo. ¿Le ha sido fácil confeccionarlo?

Pues no. Llevo mucho tiempo trabajando en ello. No quería que ninguno de los miembros hubiera estado en una candidatura anteriormente ni en ninguna junta directiva. No me ha sido fácil encontrar a gente que tenga el tiempo y los recursos. Pero al final creo que tenemos un equipo ganador.

Estas son sus segundas elecciones. En 2015 no pasó el corte de firmas. ¿Qué aprendió?

En 2015 aprendí que las firmas no te las traen, las vas a buscar. No he querido hacer campaña durante estos años, pero he seguido trabajando pensando en el club. He viajado mucho con el equipo, viendo fútbol y todas las secciones, he estado en más de 150 peñas... he conocido más el Barça.

Todos los precandidatos aseguran que pasarán bien el corte de firmas. Supongo que es lo que toca decir. Pero a mí me sorprende. Creo que será muy difícil.

Por supuesto, que será muy difícil! Quien diga que no es porque no conoce cómo va. Sufriremos mucho. Todos. No hay partidos, el coronavirus, las fechas... Yo estoy dedicando el 90% del tiempo y los recursos a las firmas. Y el 10% restante trabajo para el día 25, para poder gobernar el club.

¿Sería un fracaso no pasar el corte?

No. Con esta situación no se puede hablar de fracaso.

¿Cree que ha habido mala fe en la fecha escogida?

Mala fe, no lo sé. Inconsciencia, seguro. El presidente de la junta gestora tendría que haber convocado elecciones el primer día. Y, así, este fin de semana ya tendríamos presidente y podríamos trabajar el mercado de invierno. Él debe de tener sus motivos, yo no lo entiendo.

Viendo el trabajo de la gestora, interpreto que ha querido arreglar la parte económica.

Pero no lo entiendo. Cada candidato tenía su plan para revertir la situación. Al final, todo lo que ha hecho el presidente de la gestora lo tendrá que reafirmar el nuevo presidente. Insisto en que no lo entiendo.

¿A usted, que inició el voto de censura, lo perjudica que se haya dilatado el proceso electoral?

No lo creo. Al final las reglas son estas y son para todos igual.

¿Hará campaña por España?

Si tengo que decir la verdad, no conozco muy bien cómo será la campaña. Estoy totalmente focalizado en las firmas. Ya tengo un equipo lo bastante extenso y lo bastante bueno pensando en la campaña. Hoy por hoy, firmas, firmas y firmas.

¿Le parece bien que Messi centre esta campaña?

Por supuesto. Es un tema básico para nuestro club. Es el más grande que ha estado en el Barça. Para mí, el mejor de la historia. Me parece muy normal que sea así.

¿Qué haría usted si fuera presidente?

El día después de ganar, cogería el teléfono y lo renovaría. Pienso que el equipo no tiene que girar a su alrededor, sino que él tiene que ser la guinda. Todo el proyecto que le tenemos que ofrecer va más allá del Leo futbolista. A él le pueden quedar dos, tres o cuatro años como jugador. Pero lo que tengo claro es que tiene que estar vinculado toda la vida al Barça.

¿A pesar de haber enviado un burofax para marcharse?

Todas las historias de amor tienen altibajos. ¿Quién no ha discutido con su pareja?

¿Con Koeman de entrenador?

Koeman es una leyenda y a mí me gusta que sea valiente con los jóvenes. A partir de aquí, mi secretario técnico hablará el día después de entrar en el club. Escuchará a Koeman. Nosotros tenemos un proyecto deportivo muy claro. Si creemos que nosotros y él podemos ir de la mano, Koeman seguirá. De todos modos, el fútbol es muy caprichoso y todo acaba dependiendo de los resultados.

¿Cuándo sabremos quién será su secretario técnico?

Antes de las elecciones lo conoceréis. Se está desvinculando de una entidad ahora mismo. Espero que en breve pueda venir aquí a la sede. Os gustará. Seguro.

La economía es otro de los temas clave de esta campaña. Y, sobre todo, la gestión de la junta de Bartomeu. ¿Qué hará usted, en este punto, si es presidente?

El primer día haremos una auditoría y esperamos que no haya nada punible. No me gusta levantar las alfombras porque solo encuentras porquería. Pero si se evidencia que alguien ha cometido delitos o malversación, evidentemente emprenderemos acciones.

¿Le da miedo la situación económica con la que se encontrará?

El Barça tiene 3.033 millones de neto patrimonial. ¿Qué empresa querría este balance? Tenemos un valor de 2.000 millones de fondos propios. Es una entidad con una situación económica delicada, pero no está en riesgo de quiebra, como algunos insinúan. Está mal financiada y hace falta refinanciación, y nosotros ya estamos trabajando para ver qué opciones tenemos. Y hay otro tema, el Espai Barça, del cual pienso que hay que modificar el modelo de crédito por el de concesión. Ahora bien, se tiene que hacer. Porque es de las cosas que nos ayudarán a recuperar ingresos.

¿Cuánto tiempo cree que tendrá que pasar para que el Barça vuelva a aspirar a todo?

Se ha hecho una renovación a medias. Hay jugadores interesantes y jóvenes, como Pedri, De Jong, Dest, Trincao, y falta alguna pieza más como un delantero, un central o un lateral. Creo que entre estes mercado de invierno y el de verano podemos hacer un buen equipo. La temporada 2021-22 tenemos que optar a todo.

¿Piensa que es importante que el presidente entienda de fútbol?

Como mínimo te tiene que gustar. La parte deportiva corresponde al secretario técnico, pero pienso que un presidente tiene que tener autoridad para evitar que te cuelen un gol con determinados fichajes que claramente no sirven para el Barça. Lo que sí hace falta es conocer la entidad, el entorno... Creo que soy de los que mejor lo conocen. Al final nosotros vendemos ilusión, fútbol y religión. Porque, para mí, el Barça es mi religión.

stats