Apuntes en caliente
Deportes 20/09/2021

¿Hasta cuándo aguantará Laporta este dolor de ojos?: los apuntes en caliente del Barça-Bayern

Ver a los pobres Pedri o Frenkie de Jong persiguiendo sombras es mucho más doloroso que perder tres puntos

3 min
Ronald Koeman, al partido contra Bayern.

BarcelonaEl Barça cayó con estrépito en la Champions League y de manera merecida ante el Bayern Múnich (0-3). A continuación, cuatro apuntes de una derrota cargada de contenido que vuelve a señalar los métodos del entrenador barcelonista.

Cruyffismo con cinco defensas. A pesar de que el partido contra el temible equipo bávaro no era ni mucho menos definitivo a efectos clasificatorios, Koeman optó solo por protegerse. Y es una lástima. Salir a no hacerse daño, por mucho que el rival fuera superior, no conecta con la historia del Barça. Y, encima, en el Camp Nou, en el reencuentro del socio con la Champions casi dos años después. El "cruyffismo" del entrenador, en el estreno en la máxima competición del primer proyecto bajo plena responsabilidad de Laporta, pasó por poner cinco defensas y entregar la posesión desde el inicio. Sin duda, ver a los pobres Pedri o Frenkie de Jong persiguiendo sombras es mucho más doloroso que perder tres puntos. ¿Hasta cuándo aguantará el presidente este dolor de ojos?

Araujo contra Eric. En un contexto sin pelota, de poca atención a la hora de encontrar soluciones para salir jugando desde detrás y con el equipo clavado en campo propio, es lógico que destaquen especialistas como Araujo. El mejor hombre del Barça en la derrota con Bayern fue el uruguayo, un central formidable si la prioridad colectiva pasa por no tener iniciativa. El jugador fue el único que igualó los duelos con Lewandowski o Sané. A Müller, en cambio, le costó más detectarlo. El veterano alemán inauguró el marcador en el Camp Nou aprovechándose de un rebote en Eric Garcia, un perfil de marcador más propositivo (y menos expeditivo) que Araujo. El de Martorell saldrá en las fotos porque le falta contundencia, pero sobre todo por los planteamientos propios que no potencian precisamente sus virtudes.

Eric García pugnando con Musiala en el partido contra el Bayern.

Superación absoluta. Volviendo al cruyffismo de dudosa etiqueta, el Barça acabó su primera participación en la Champions 21-22 sin probar los guantes de Neuer. Ningún chut a portería en 90 minutos de los azulgranas, que además ya llevan tres derrotas grandes seguidas en su campo en la máxima competición (0-3, 1-4 y 0-3) contra rivales de primer nivel (Juventus, PSG y Bayern). Para encontrar un dato de inoperancia ofensiva equiparable en la Copa de Europa hay que remontarse a la temporada 03-04, la primera del primer mandato de Laporta. Si lo que vino años después vuelve a repetirse, recordaremos esta nueva derrota contra el Bayern como un disgusto necesario.

Poca broma con Jordi Alba. En defensa, Araujo evitó un agujero más grande para Ter Stegen. Y en ataque, con el debutante Luuk de Jong y con Memphis lejos de cualquier incidencia, fue Jordi Alba el principal motor de peligro, por pequeño que fuera, para la portería de Neuer. Y eso que el lateral del Hospitalet llegaba justo de fuerzas por culpa, según el diario Sport, de unos dolores de estómago en la vigilia del partido. A pesar del contratiempo, Koeman lo forzó de inicio y lamentó que se lesionara en la segunda parte. Poca broma, porque Alba no tiene relevo en el primer equipo, y en Lisboa, a finales de mes, el margen de error para conseguir el paso a los octavos de la Champions será más bien pequeño.

stats