FC Barcelona
Deportes  /  Barça 14/07/2022

Dembélé rompe (un poco) su silencio: "Mi primera opción siempre ha sido el Barça"

El club hace oficial que el futbolista francés seguirá de azulgrana dos temporadas más, hasta el 2024

5 min
Joan Laporta y Ousmane Dembélé, que ha estrenado carné de socio

BarcelonaOusmane Dembélé aterrizó el domingo por la noche en Barcelona y este mediodía firmará su nuevo contrato, que lo vinculará con el Barça dos temporadas más y con el cual cobrará alrededor de un 40% menos de lo que había percibido en los últimos cinco cursos, a pesar de que tendrá incentivos vinculados a su rendimiento. Este martes, incluso, ya se presentó a entrenar (a pesar de que al margen), en la Ciutat Esportiva.

"Ousmane siempre ha querido quedarse. Ha hecho un esfuerzo para quedarse dentro de la nueva estructura salarial que tenemos en el Barça", ha explicado Joan Laporta. "Tiene un talento incomparable. Xavi lo ha querido desde el primer momento. Es un entrenador que sabe sacarte todo el talento que llevas dentro y, estoy convencido, que todavía nos puedes dar más. Es un año en el que tenemos que ganar títulos. Estoy convencido de que lo conseguiremos", ha continuado el presidente azulgrana, dirigiéndose al jugador. "El entrenador te quiere aquí. Pero el club también. Te queríamos todos. Es un día emotivo".

Por su parte, Dembélé también ha cogido el micrófono, pero no para atender una rueda de prensa con los medios presentes, sino para responder a las preguntas de la presentadora del acto. "El Barça es el club con el cual soñaba jugar desde pequeño. Estoy muy contento. Tengo ganas que empiece la temporada para darlo todo por este equipo", se ha arrancado el francés, que no hablaba como azulgrana desde hacía cinco años, cuando fue fichado y presentado. "Los tres primeros años tuve muchas lesiones. Pero ahora me siento bien, con el equipo y con la ciudad también. Siento que tengo la confianza del club y del entrenador", ha continuado el francés. Respecto a por qué ha tardado tanto en renovar, Dembélé ha echado balones fuera: "El Barça siempre ha sido mi primera opción. Sé que ha sido un proceso muy largo, pero ahora todo el mundo está contento. Lo daré todo en el campo. Quiero ganar títulos. Sueño con ganar la Champions con el Barça".

Un serial surrealista

Con la continuidad de Dembélé, se acaba un serial que ha tenido de todo. Desde las alabanzas de Xavi, pasando por el castigo del club, continuando con una amnistía promovida por el técnico, hasta un desenlace que parecía poco probable: agotar su contrato como azulgrana para firmar uno nuevo. El delantero francés puede dar las gracias a Xavi Hernández , su principal valedor, de poder seguir vistiendo la camiseta del Barça. También puede estar agradecido a Moussa Sissoko, pero, en este sentido, por la inoperancia negociadora de su agente: ha quedado claro que si Dembélé continúa vinculado a él es por una relación de amistad más que por un vínculo profesional.

Sissoko se perfila como el gran perdedor del pulso que ha mantenido durante casi un año con el club. A Dembélé nunca le ha disgustado la idea de seguir en el Barça –así lo ha ido transmitiendo de puertas adentro al vestidor–, a pesar de que lo hace aceptando las condiciones económicas del club y se queda sin ningún tipo de prima ni de renovación –una opción que nunca ha aceptado la entidad azulgrana y que el representante del francés quería cifrar en 40 millones–, ni tampoco de fichaje por ninguno otro club, a pesar de los intentos del agente de colocarlo en el PSG –que ha conseguido retener a Kylian Mbappé– o en la Premier League. Sissoko buscaba un equipo dispuesto a pagar una suculenta prima de fichaje si el extremo agotaba su contrato como azulgrana. Desde el 30 de junio que el futbolista francés es agente libre, pero ningún equipo ha mostrado mucho interés en desembolsar la lluvia de millones con la cual soñaba el representante.

Quien también sale salpicado del serial Dembélé es Mateu Alemany, a pesar de que en menor grado, porque finalmente el jugador ha aceptado las condiciones impuestas por el director de fútbol azulgrana. La losa que carga el principal brazo negociador de la entidad en la parcela de fichajes es haber sido el encargado de verbalizar el castigo al cual se sometió el francés en el mes de enero. La cúpula azulgrana tenía la mosca detrás de la oreja con las idas y venidas de Sissoko, porque la entidad quería, a mucho tardar, que el jugador hubiera renovado antes de que se comenzara el pasado mercado de invierno. A partir del 1 de enero, con la ventana invernal abierta, y ante las negativas del representante de Dembélé a firmar la renovación, enrocándose en peticiones inalcanzables para la realidad económica del club, el Barça presentó un ultimátum al jugador: tenía que dejar el club.

"Hace seis meses que estamos en contacto con sus agentes. Se le han hecho varias ofertas para que continuara y hemos estado muy encima de este tema. Estamos a once días de que se acabe el mercado de invierno y entendemos que después de todo este proceso el jugador ha decidido no continuar y esto se le ha comunicado. Nosotros queremos jugadores comprometidos. Él tiene que salir, por su bien y por el bien del club, cuanto antes mejor", explicó Alemany, con rotundidad, el pasado 20 de enero, justo después de que Xavi dejara al jugador fuera de la convocatoria para el partido de octavos de final de la Copa del Rey contra el Athletic Club. El entrenador egarense acató la decisión del club, pero Dembélé aguantó la presión hasta el 31 de enero, se quedó y consiguió que el técnico lo amnistiara y volviera a contar con él hasta el final de temporada. 

Laporta y la sospecha de un acuerdo con otro club

La insistencia y el aval de Xavi han sido cruciales en todo este proceso, que concluye con el extremo francés siguiendo de azulgrana. Justo antes de que la entidad accediera a la petición del técnico de levantar el castigo al futbolista y al poco del cierre del mercado invernal, el presidente Joan Laporta expuso públicamente cuál era el sentir en la cúpula viendo que, medio año después de los primeros contactos, Dembélé seguía sin aceptar la renovación. "Creemos que tiene algún acuerdo con algún otro club. Porque no ha querido renovar ni se ha querido ir, a pesar de que le hemos presentado una oferta para ir a jugar a un club inglés. Su renovación nos daba margen salarial y tranquilidad. Esto de Dembélé es difícil de entender, su posición. Ahora lo tenemos en la plantilla, pero no lo tendremos la temporada que viene", diría el máximo dirigente azulgrana.

Al final, si hay alguna declaración que puede acabar salvándose, es la que pronunció Xavi el día de su presentación, el 8 de noviembre. "Para mí es todo uno reto ayudarle a entender mejor el juego. Bien entrenado, Ousmane puede ser el mejor del mundo en su posición". Demostrarlo queda en manos del jugador y del técnico.

stats