Barça
Deportes  /  Barça 07/08/2022

Un Gamper que no hace mucho por Laporta

El Barça recibe al Pumas, rival de emergencia después de que el Roma dejara tirado al club azulgrana

4 min
Los cinco fichajes de esta temporada del Barça que se estrenarán al Gamper

BarcelonaUno de los primeros objetivos de Joan Laporta, cuando accedió por primera vez a la presidencia del Barça, fue el de revalorizar el trofeo Joan Gamper. La competición que organiza el Barça en honor a su fundador había tenido bastante prestigio en los 70 y 80, pero había caído en decadencia en los 90, sobre todo por la entidad de los rivales que invitaba, que no se podían comparar al Bayern, Milán o Ajax que habían venido en otras ediciones.

Aquel 2003 el rival fue el Boca Juniors, un equipo más mediático que competitivo, teniendo en cuenta la diferencia de nivel entre las ligas europeas y sudamericanas. En cualquier caso, era un equipo que ya estaba apalabrado antes de que Laporta accediera al cargo. Pero de 2004 en adelante los oponentes eran mucho más jugosos como el Juventus. Rival, por ejemplo, que vio en directo en 2005 la exhibición de un jovencísimo Leo Messi. "Lo más importante del Gamper es ofrecer un partido de primer nivel que sirva de reclamo para el socio y permita llenar el Camp Nou", decía por aquellas fechas Ferran Soriano, cuando era el vicepresidente económico del Barça. La política de buscar siempre a los mejores se acabó –rasgo de algunas excepciones como el Arsenal, en 2019, en el que se batió récord de asistencia y de facturación– con el cambio de presidencia. Laporta lo volvió a instaurar cuando ganó nuevamente las elecciones en 2021.

El Roma se borró del Gamper a última hora

Por eso, el Barça-Pumas de esta temporada supone un cambio radical en la filosofía de la junta. Pero es que el rival mexicano no tenía que ser el invitado de este Gamper. El club ya había pactado con el Roma la participación en el trofeo azulgrana... hasta que se tiró para atrás a última hora. Y así, deprisa y corriendo, fue necesario encontrar una alternativa. Como los grandes de Europa ya tenían definida la pretemporada, fue necesario mirar hacia Centroamérica. "Ha sido un problema porque uno de los objetivos del Gamper era el de llenar el estadio y conseguir una buena facturación, haciendo jugar al equipo masculino y al femenino. Hemos tenido que cambiar de planes. Respetamos mucho al Pumas y les agradecemos que vengan, pero es evidente que no es lo mismo a nivel mediático", admite al ARA un miembro de la junta.

De todos modos, el Pumas tiene un aliciente: Dani Alves. El defensa brasileño, que cerró en junio su segunda etapa en el Barça, se enroló en el equipo mexicano para poder ponerse en forma para el Mundial de Catar, donde aspira a ser uno de los laterales seleccionados por la canarinha. Además, servirá para que Alves se pueda despedir del Camp Nou, lo que no pudo hacer cuando se acabó la temporada porque todavía no sabía si renovaría o no.

Por otro lado, el aliciente principal del Gamper es la presentación del primer equipo masculino. Después de que Lewandowski ya fuera recibido en el Camp Nou con todos los honores el viernes, esta vez pisarán por primera vez su nuevo estadio –las otras presentaciones se habían hecho en la Ciudad Deportiva– Kessie, Christensen, Raphinha y Kounde. No estarán, en cambio, los descartados Braithwaite y Neto, con quienes el club está negociando la salida.

El boicot de Nasser al-Khelaifi al Gamper

El Barça decidió, la temporada pasada, que el equipo femenino se añadiera al Gamper y se disputaran dos partidos en el Camp Nou. Entonces se tuvo que cancelar por la pandemia y esta vez ha pasado lo mismo por la marcha atrás del Roma. "No es fácil encontrar a un equipo de primer nivel europeo, con equipo masculino y femenino, que puedan venir los dos el mismo día. Esperamos que a la tercera vaya la vencida", añaden desde el palco, donde se hace hincapié en dar al equipo femenino, que este año volverá a jugar el Gamper en el Johan Cruyff, más oportunidades de jugar en un Camp Nou lleno a rebosar. Todo dependerá del poder de seducción del Barça y también de las interferencias exteriores. Y es que, según publicó el diario italiano La Repubblica, el Gamper de esta temporada se fue a pique por culpa de un boicot organizado por el presidente del París Saint-Germain, Nasser al-Khelaifi, que utilizó su influencia como máximo dirigente de la Asociación Europea de Clubes (ECA) para poner trabas al Barça, uno de los tres equipos que mantiene viva la llama de la Superliga.

Según el rotativo italiano, Al-Khelaifi presionó a Dan Friedkin, propietario del Roma, para que anulara su compromiso de ir a jugar el trofeo amistoso contra el conjunto azulgrana. El máximo dirigente del club italiano mantiene una buena relación con el presidente catarí del PSG y, desde hace un año, forma parte de la junta directiva de la ECA, liderada por Al-Khelaifi. Por eso Friedkin accedió a las peticiones de renunciar al Gamper y posicionarse junto al dirigente catarí en su oposición activa contra los defensores de la Superliga. El Roma, pues, en vez de jugar en el Camp Nou, juega este domingo en su estadio un amistoso contra el Shajtar Donetsk.

stats