Barça
Deportes  /  Barça 19/03/2022

Pedri rompe los esquemas incluso del propio Barça

El club blindó al canario hasta 2026, pero ya asume que recibirá ofertas si continúa progresando tan deprisa

4 min
Pedri marcando el 1-1 en Estambul contra el Galatasaray.

BarcelonaMás que por lo que está en juego en la Liga, con el Real Madrid muy destacado en la lucha, el clásico de este domingo en el Santiago Bernabéu tiene el aliciente de ver en qué punto se encuentra la resurrección del Barça. Con los de Xavi Hernández clasificados para los cuartos de final en la Europa League e instalados en las cuatro primeras posiciones de la competición estatal, la visita a Concha Espina aparece en el calendario como una prueba que evaluará las evoluciones de los culés desde el último precedente en la Supercopa, en la que los blancos se impusieron en la prórroga (2-3). Aquel partido en Arabia Saudí fue el primero que Pedri González jugó a las órdenes del nuevo entrenador después de una larga baja debido a una lesión muscular. Tanto el interior canario como Ansu Fati, que también venía de no competir, no fallaron como revulsivos y aportaron, a pesar de la derrota final, el punto de atrevimiento necesario para inquietar a los de Ancelotti. Ahora bien, fue el delantero hispanoguineano, que reapareció con gol, el principal rostro de aquella victoria moral, de aquella sensación de salir reforzado a pesar de volver a casa con las manos vacías.

Dos meses y siete días después de aquel precedente, es Pedri y no Ansu el referente de un Barça mejorado por los fichajes y la mano de Xavi. Mientras el atacante se esfuerza para ser fiable físicamente después de recaer –él quiere volver a competir en dos semanas–, el ex del Las Palmas se consolida en la élite con todavía más virtudes de las que exhibió el año pasado, la de su irrupción en el Camp Nou. Una de las explicaciones de tan rica evolución tiene que ver con lo que los técnicos piden a los centrocampistas que no son Busquets. A diferencia de Ronald Koeman, que apostaba por laterales largos y centrocampistas contenidos, a Xavi le obsesiona que su conjunto se instale en campo contrario y que los interiores pisen el área con frecuencia, lo que Luis Aragonés le recomendó a él mismo cuando era futbolista. Con este matiz, aseguran desde Sant Joan Despí, Pedri puede enfocar su juego hacia la portería oponente, asumir riesgos en el último pase y llegar más a menudo a posiciones de remate, donde este año no está Leo Messi como opción de cabecera. De resultado de este clic, Pedri ya suma tres goles, solo un menos de los que hizo la campaña pasada en más de 70 apariciones entre el Barça y la selección. El último, en Turquía contra el Galatasaray, de una factura bellísima.

Un contrato que puede quedar caducado

"Es capaz de esto y de mucho más. Pero yo prefiero que tenga su propia personalidad", dijo Xavi después del compromiso en Estambul sobre Pedri, a quien quiere restar presión ante las cada vez más habituales –y más fundamentadas– comparaciones con Andrés Iniesta. Incluso después del golazo al Galatasaray, en el que el canario paró el tiempo en el área con dos fintas y una definición excelente, se pudieron escuchar paralelismos con Messi que el propio protagonista, humilde por naturaleza, se encargó de aplastar: "Compararme con Leo es una locura". Pedri seguramente tiene razón, pero no puede negar su impacto en este Barça creciente ni tampoco la fiabilidad física que, en contraposición a la debilidad de Messi de 19 años, exhibe en su segundo curso de culé.

En este sentido, el freno de mano que Ricard Pruna puso en los plazos de recuperación del jugador, junto con el papel de los fisios para aumentar la musculatura, fueron fundamentales. Con un nuevo chasis después de la lesión, Pedri puede explorar nuevos registros que, aun así, no necesitó para recibir ofertas de grandes de Europa como Bayern de Múnich y para firmar una renovación estratégica para el Barça hasta el 30 de junio de 2026. Laporta y Alemany le pusieron una cláusula de 1.000 millones para asustar a otros clubes con más dinero. Meses después, ya asumen que el joven interior recibirá ofertas y que habrá que actualizar condiciones. Su rendimiento lo ha convertido en el jugador azulgrana más valorado. Ya supera a Frenkie de Jong en el portal especializado Transfermarkt.

En virtud del acuerdo de ampliación reciente, el canario pasó a cobrar entre 7 y 8 millones brutos anuales, unas cantidades que, debido a los contratos heredados del anterior mandato, todavía no lo colocan en la parte alta de la escala salarial. Por eso en el Barça ya hay voces que empiezan a ver que el compromiso caducará pronto si el futbolista continúa rindiendo como rinde. En cualquier caso, tanto el club como el entorno del futbolista son conscientes de que ahora hay otras prioridades, como Gavi y Araujo. Aun así, el vestuario azulgrana ve como el área deportiva también dedica esfuerzos generosos a adquirir nuevos jugadores a coste cero. Uno de ellos, Franck Kessié, cobrará unos 6,5 millones netos anuales –13 brutos– entre salario fijo, salario variable y prima de fichaje. Kessié, por cierto, juega de centrocampista. Como Pedri.

stats