Barça
Deportes  /  Barça 13/08/2022

El relevo imposible de Sergio Busquets

La cesión de Nico y la intención de no renovar del capitán hacen evidente la dificultad de sustituir a un jugador diferencial

4 min
Sergio Busquets, capitán del Barça

BarcelonaLa idea de Xavi Hernández para esta temporada era poder dar oportunidades a Nico González como pivote. Hoy en día, no hay ningún futbolista joven en el Barça con más opciones de relevar a Sergio Busquets que el centrocampista gallego. Pero viendo que Miralem Pjanic se quedará en la plantilla y decidido a tener minutos, Nico se buscará la vida este curso en una plaza muy diferente: en el Valencia de Gennaro Gattuso. La marcha del futbolista de 20 años, sumada a la intención de no renovar del capitán azulgrana, que acaba su contrato al finalizar este curso, plantean un gran interrogante que pronto el Barça tendrá que afrontar: quién sustituirá a Busquets, un futbolista que lleva casi 15 años al máximo nivel y que ha sido insustituible para cada uno de los entrenadores que ha tenido, tanto en el Barça cómo con la selección española.

La excelencia y la fiabilidad que ha demostrado el de Badia del Vallès durante todo este tiempo, más allá de actuaciones puntuales en las que, como todo el equipo, él también ha sufrido, es el primer motivo que explica la dificultad de relevarlo. "No se lesiona, tiene un rendimiento muy regular, casi nunca baja del 7, y esto para un entrenador es vital: es un jugador que no te dará sorpresas. Es tan bueno porque tiene un balance ofensivo-defensivo muy equilibrado. Es difícil encontrar un pivote que te pueda dar tanto en esta posición: siempre está atento a las pérdidas rivales, organiza la presión, apoya a los compañeros y hace rodar al equipo", resuelve Franc Artiga, entrenador que trabajó durante más de una década en La Masía.

"Busquets tiene una inteligencia máxima y juega en una posición crucial para un equipo con una idea de juego como la nuestra. No sé si es la posición más complicada del Barça, pero estoy convencido que es la más determinante", añade Joan Vilà, que estuvo vinculado durante cuarenta años al Barça. "No hace falta que sea el más rápido, no hay que correr mucho, sino correr bien. Y cuando el Barça juega junto y ordenado, es cuando más brilla Busquets, tanto en defensa como en ataque", amplía uno de los padres futbolísticos del actual técnico culé, Xavi Hernández.

La fiabilidad del capitán azulgrana explica, en buena parte, por qué Nico ha decidido marchar cedido. "En el Barça ya han ido saliendo buenos mediocentros, pero los jugadores ven que es casi imposible competir por un lugar con Busquets y deciden buscarse la vida", valora Artiga. Además de Nico, los últimos casos que lo ejemplifican son Jandro Orellana –ha marchado al Andorra de Gerard Piqué y Eder Sarabia después de no renovar con el Barça–, Oriol Busquets –al Arouca de la Liga portuguesa– o, si vamos algo más atrás, Sergi Samper –al Vissel Kobe japonés–. En la lista también podemos incluir a Ferran Sarsanedas, que jugaba de pivote en las categorías inferiores del Barça desde los 14 años –antes lo había hecho de interior–, pero que ha quedado fuera de combate tras una grave lesión en la rodilla izquierda en enero del 2020, cuando militaba en el filial. "Busquets es uno de los mejores. Jugar de pivote en un esquema 4-3-3, que implica estar solo, es difícil. Tienes mucho terreno que ocupar y si él es insustituible es por su inteligencia táctica y posicional", explica el mismo Sarsanedas, que está a la espera de encontrar equipo y poder volver a jugar después de superar el calvario de las lesiones.

Como Artiga y Vilà, Sarsanedas también cree que el mejor posicionado en la casa para relevar a Busquets a partir del curso que viene es Nico, a pesar de que es un futbolista diferente del de Badia y que también puede jugar de interior. "Nico también es muy inteligente, pero, una vez más, vemos como un jugador prefiere salir para tener minutos y no estar a la sombra de Busi", detalla Artiga. Vilà añadiría a Orellana en esta ocasión, pero tiene contrato con el Andorra hasta el 2025. Con Pjanic como recurso puntual esta temporada –Xavi también contempla a Kessié, De Jong e, incluso, Sergi Roberto o Christensen–, los tres también coinciden en que De Jong no tiene las características para jugar de pivote en el Barça. "Es un gran jugador, pero es la antítesis de Busi. El juego de posición del Ajax no tiene nada que ver con el nuestro. Frenkie persigue la bola por todas partes, se acerca. No ocupa los espacios en función de los compañeros, sino que tiene un juego más individualista. Es todo lo contrario de lo que hace el Sergio", apunta Artiga. "De Jong no es un mediocentro para el Barça. Es un jugador de recorrido, con llegada, pero no de posición", añade Villano.

Con todo, Nico es el mejor situado para ser el pivote del Barça cuando se acabe la era de Busquets. En el mercado hay pocos futbolistas que puedan relevarlo. "Puedes encontrar muy buenos mediocentros defensivos, pero que te den tanto en ataque y en defensa como Busquets no se me ocurren muchos, solo Rodri Hernández", dice Sarsanedas, citando la niña de los ojos de Pep Guardiola. "El caso de Messi es irrepetible, pero el relevo de Busquets sí que tendría que salir de la casa", sentencia Vilà. "No será un jugador como él. Será muy difícil encontrar alguien con unas características tan buenas para jugar solo como pivote y que te aporte tanto en la construcción del juego ofensivo", resuelve Artiga.

stats