Barça
Deportes  /  Barça 02/09/2022

El salto adelante de Eric Garcia, el central calculador

En su segunda temporada como azulgrana, el central de Martorell ha dado un paso adelante acompañado por Xavi

3 min
Eric Garcia contra el City

BarcelonaCuando todavía no había debutado con el primer equipo del Manchester City, Eric Garcia ya se formaba para ser entrenador, ayudante y aprendiz con los técnicos de la academia del club citizen. Su inquietud por el fútbol va mucho más allá de su rol como jugador. Antes de abandonar el plantel del Barça para ir a la ciudad inglesa en un viaje de ida y vuelta, había sido capitán de todos los equipos de la base en la que había participado. Sus formadores hablan muy bien, así como los entrenadores que ha tenido últimamente. Pep Guardiola dedicaba todo tipo de elogios a Eric y quería que se quedara en Manchester, pero el central de Martorell siempre ha sido del Barça y su deseo fue firme: no renovar con el conjunto inglés, agotar el contrato, no hacer caso de los cantos de sirena del PSG –que tal como informó el ARA existieron– y volver a casa.

Su primera temporada estuvo marcada por un rendimiento irregular, como todo el equipo en general en un año de transición que empezó con Ronald Koeman y acabó con Xavi Hernández intentando reconducir un conjunto lleno de carencias. Esto ya es agua pasada, el equipo se ha reforzado y Eric ha arrancado la temporada a un gran nivel. Ha jugado todos los minutos posibles en la Liga a pesar de tener más competencia. En la pretemporada dejó muy buenas sensaciones haciendo, sobre todo, tándem con el recién llegado Andreas Christensen. Una tónica que ha continuado en el inicio de la competición oficial. El defensor de Martorell es el azulgrana que más pasadas ha servido (189, con un porcentaje de acierto del 92%), dos más que Pedri, y el segundo jugador del Barça que más pelotas ha recuperado (17), solo superado por Busquets (18).

Con solo 21 años, Eric se ha ganado de momento la titularidad, si bien es cierto que Jules Kounde no fue inscrito hasta la tercera jornada y que las urgencias al lateral derecho han hecho moverse al jugador francés a la banda, así como Ronald Araujo. El hecho de que sea tan joven hace que desde el cuerpo técnico se insista en que "está en formación", a la vez que destacan la "madurez" y una condición imprescindible en cualquier futbolista: "Ha ganado confianza". La madurez no es un término fútil, porque desde la Ciutat Deportiva de Sant Joan Despí consideran a Eric Garcia un futbolista mucho más maduro para la edad que tiene, como también pasa con Pedri. De la nueva generación de jóvenes azulgranas, son los dos jugadores con una mentalidad más veterana en cuanto a la lectura y la comprensión del juego.

De hecho, ya cuando jugaba en el City al central le gustaba analizar antes de los partidos el calentamiento de los rivales, para tener pistas de cómo sería el planteamiento del equipo al cual se enfrentaría. A la vez, es un jugador a quien le gusta hablar con los compañeros y ordenar al equipo dentro del terreno de juego, tal como confesaba él mismo en una entrevista en The Athletic. "Cuando era pequeño, ya iba a ver los equipos rivales para analizar al delantero que se encontraría la semana siguiente", recordaba en conversación con el ARA Franco Artiga, que lo entrenó cuando los dos militaban en el plantel azulgrana. “Cuando se critica a Eric no se tiene en cuenta su juventud. La gestión del aspecto defensivo también depende de la experiencia. A medida que vaya adquiriendo contrarrestará con la anticipación la falta de contundencia en las disputas”, argumentaba el entrador de Cambrils.

Trabajo físico específico

Además, Eric Garcia es un futbolista que se cuida con cuidado y gran profesionalidad, a pesar de la juventud, explican fuentes del club al ARA. Mientras que a otros compañeros las rutinas recomendadas de gimnasio les pueden dar más pereza, él se aplica y no negocia esta parte que la ayuda a complementar su fortaleza física. También es un jugador que conoce muy bien su cuerpo y cuando nota que puede tener alguna molestia o problema físico lo sabe detectar a tiempo y comunicarlo a los responsables médicos pertinentes. Madurez, ganar confianza, una lectura del juego privilegiada, haberse formado en el Barça y en el Manchester City, trabajo y rutinas saludables son las principales claves con las que, a sus 21 años, Eric ha convencido a Xavi para tener un rol importante en la plantilla y empezar a olvidar a Gerard Piqué, que ha pasado de jugarlo todo a ver al equipo desde el banquillo.

stats