Deportes 14/05/2021

La gran decisión de Sergi Roberto

El jugador de Reus, que se ha vuelto a romper el mismo músculo, acaba contrato en 2022 y se huele que el Barça le quiere renovar a la baja

3 min
Sergi Roberto con delanter colombiano del Granada Luis Suárez
Disponible en:

BarcelonaSalió en la foto de la remontada en contra en el estadio del Levante, un resultado que sirvió para que el Barça se despidiera virtualmente de la Liga. Ronald Koeman lo puso de central en el lugar de Ronald Araujo y sufrió en primera persona los goles de Melero, Morales y Sergio León en una posición que no le va bien a pesar de su reconocida polivalencia. Después del tercer gol granota, con los ánimos por los suelos, encima volvió a notar molestias en el recto femoral de la pierna derecha, el músculo que le ha obligado a perderse más de veinte partidos esta temporada, y tuvo que abandonar el campo decepcionado. Diez años después de su debut en el primer equipo, Sergi Roberto ha vivido su peor temporada como azulgrana.

El de Reus se ha vuelto a romper, se perderá los dos partidos que quedan en la Liga contra el Celta y el Eibar, y muy probablemente también la convocatoria de Luis Enrique, uno de sus máximos valedores, para la próxima Eurocopa. Y es que a pesar de que el Barça comunicara miércoles que el jugador tenía "molestias tendinosas" en el recto femoral, el ARA ha podido confirmar que ha sufrido otra vez una rotura de fibras. Es decir, un problema que lo mantendrá unas cuántas semanas de baja y que vuelve a evidenciar la falta de transparencia de los servicios médicos y la escasa suerte en el diseño de pautas de recuperación. Por eso Roberto usó su Instagram como vía para buscar el afecto de sus fans. "Estoy pasando por momentos difíciles físicamente y mentalmente, pero estoy convencido de que las cosas mejorarán con trabajo y positividad, porque quiero disfrutar de lo que más me gusta", escribió el cuarto capitán del Barça.

Negociación con mano izquierda

El calvario de lesiones que ha vivido Roberto azuza su futuro incierto en el club. Después de empezar la temporada como titular indiscutible en el lateral derecho, por delante del joven Sergiño Dest, el hecho de cortar la continuidad le ha hecho perder argumentos de cara a una posible renovación. Su contrato se acaba el 30 de junio de 2022 y, a pesar de que la nueva gerencia azulgrana todavía no le ha hecho ninguna oferta formal, se huele que la idea que está sobre la mesa es proponerle un pacto a la baja y de corta duración que se adecúe a las enormes limitaciones que hay en la caja y en la nueva política salarial que Ferran Reverter y Mateu Alemany quieren poner en marcha de cara a los próximos cursos. El acuerdo vigente con el jugador de Reus es progresivo y se ensarta por encima de los nueve millones de euros brutos anuales, unas cifras poco sostenibles teniendo en cuenta la dificultad económica actual. El futbolista y su agente, el veterano Josep Maria Orobitg, de entrada no están de acuerdo con estas condiciones, pero están dispuestos a negociar teniendo mano izquierda.

Porque Roberto, que el año que viene cumple 30 años, está cómodo en Barcelona y está dispuesto a poner de su parte para continuar en el vestuario, pero duda cuando ve que la apuesta sería solo hasta 2023 y se plantea otras opciones de futuro. En el pasado, cuando no se lesionaba y era el amo del lado derecho, tenía muy buen cartel sobre todo en la Premier League. Por lo tanto, además de trabajar duramente para recuperarse de una vez por todas del problema muscular que arrastra, tendrá que tomar una decisión que puede marcar el tramo final de su carrera profesional. O hacerse mayor en el Camp Nou, cobrando menos dinero, o explorar nuevas aventuras con el bolsillo más lleno.

stats