Tenis
Deportes 15/09/2022

Roger Federer y Rafa Nadal, los rivales que se admiraban

Adversarios dentro de la pista durante dos décadas, han forjado una amistad basada en el respeto fuera

2 min
Roger Federer y Rafa Nadal

BarcelonaEra un 28 de marzo de 2004. Roger Federer, entonces el mejor jugador del momento, se encontraba con un jovencito de 17 años en la tercera ronda del torneo de Miami: Rafa Nadal. “Cuando supe que jugaría con Federer me hacía ilusión, pero también me daba miedo perder 6-1 y 6-1”, recordaría el jugador de Manacor. Fue todo lo contrario. Nadal derrotó a Federer en dos sets por 6-3 y 6-3. “No me ha sorprendido el nivel de Nadal, ya lo había visto y es muy bueno”, afirmaría Federer, que un año más tarde le devolvió el golpe en la final del mismo torneo, cuando derrotó a Nadal en tres sets.

No se puede entender a Nadal sin Federer. Ni a Federer sin Nadal. Los dos han protagonizado una de las rivalidades más bonitas de la historia del deporte, a pesar de que en los últimos años un tercer hombre sentó en la misma mesa, Novak Djokovic. Antes de la llegada del serbio, el tenis fue cosa suya. Nadal siempre ganando en Roland Garros, Federer en Wimbledon. Y repartiéndose éxitos sobre pista rápida.

“Ojalá este día no hubiera llegado nunca”, decía ayer Nadal al saber que su rival durante tantos años deja la raqueta. Federer es cinco años más veterano, pero su decisión seguro que removió por dentro a un Nadal que con 36 años también sufre muchos problemas físicos. Los dos jugadores siempre se han deshecho en elogios el uno al otro. Federer fue el rival a batir, el hombre que espoleó a un Nadal que finalmente lo superó en torneos de Grand Slam ganados. El suizo consiguió 20 y Nadal ya lleva 22, a pesar de que el manacorí ha ganado 92 torneos en su carrera, menos que los 103 de Federer. Nadal ha ganado 24 de los 40 duelos que han jugado, incluidas 14 de las 24 finales.

La buena relación entre los dos se ha traducido en gestos como el de 2016, cuando Nadal inauguró su academia en una época en la que los dos estaban lesionados. “Me gustaría enseñar tenis a jugadores jóvenes y me gustaría hacerlo en la academia de Rafa”, ha llegado a declarar en el pasado el jugador de Basilea, que no ha creado una academia propia. “Si alguno de mis hijos quisiera jugar a tenis, seguro que los enviaría ahí”, dijo en 2019 Federer en referencia al proyecto de Nadal. El último partido disputado entre los dos fue en una de las semifinales de Wimbledon de 2019, en el que Federer consiguió la victoria por 7-6, 1-6, 6-3 y 6-4. Fue uno de los últimos grandes partidos de un Federer ya veterano y martirizado por las lesiones. De hecho, perdería la final del torneo ese año contra Djokovic. El suizo ya entendió entonces que sería difícil volver a ganar un torneo grande. Fue su última final. Ahora Nadal estará junto a Federer en la Copa Rod Laver el día de la despedida del suizo. Un torneo eneepepodrán ser compañeros de equipo, jugando juntos. Un final ideal.

stats