Fútbol
Deportes 06/09/2021

¿Quiénes son los jóvenes de la casa llamados a la revolución del Barça?

Franc Artiga, que fue durante más de una década técnico en La Masía, radiografía a los jugadores del presente y el futuro del plantel

7 min
Eric, Ansu, Gavi y Nico: presente y futuro del Barça

BarcelonaEn menos de dos temporadas, el Barça ha pasado de tener un once con la media de edad más alta de la Liga de Campeones, la de la dolorosa barrida del 2-8 en Lisboa, a ver cómo los jóvenes de la casa serán imprescindibles este curso. La delicada situación económica de la entidad, sumada a la convicción de Joan Laporta de que se tiene que contar con los futbolistas del plantel, dibuja un escenario en el que La Masía recuperará el protagonismo que había ido perdiendo en los últimos años. Los debuts de Nico y Gavi, dos brotes verdes, son el ejemplo más reciente. 

Con Franc Artiga, que conoce de primera mano a estos dos talentos del plantel y que trabajó como entrenador en el fútbol formativo azulgrana durante once años, analizamos por dónde pasa el presente y el futuro más inmediato de los jugadores surgidos en la casa. El técnico de Cambrils se despidió del Barça en febrero para emprender una nueva etapa como seleccionador sub-21 de los Emiratos Árabes Unidos, desde donde atiende al ARA. Una frase sintetiza sus aportaciones respecto a los diferentes jugadores de la casa que ha dirigido a lo largo de su paso por La Masia y que ahora meten la cabeza en el primer equipo: “Para que puedan funcionar, el Barça necesita ser fiel a su ADN”. 

Nico, Gavi y Balde

Los últimos en llamar a la puerta del primer equipo

Artiga abre fuego hablando de Nico (19 años), hijo del ex futbolista Fran González, y destaca su inteligencia: “Es un jugador que tenía muy claro que estaba hecho para jugar en el Barça. Es superinteligente y entiende perfectamente nuestro juego. Pero no hablo solo del fútbol, es un chico que ya iba avanzado de cursos en la escuela”. El entrenador catalán resuelve que, teniendo en cuenta los timings en los que se está produciendo su aterrizaje en el primer equipo, puede ser “perfectamente” el sustituto de futuro de Busquets. “Es el futbolista que más se parece a él. Además, su paso de cadete a juvenil fue acompañado de un gran cambio físico. No es un jugador especialmente rápido, como tampoco lo es Busquets, pero tiene un físico privilegiado”. 

Franc Artiga durante su etapa como entrenador del juvenil A

Artiga enlaza la figura de Nico con la de Gavi (17 años) recordando que son futbolistas que llevan muchos años en el plantel y que cuando son “más válidos” es cuando el Barça se mantiene “fiel a su ADN”. Es decir: “El juego posicional que nos hizo más grandes en el mundo del fútbol y que, más allá de ganar, priorizaba la manera en la que ganabas”. El entrenador de Cambrils destaca que, si “se apuesta por mantener el 4-3-3, con sus variantes, y por querer tener la pelota y atacar”, tanto Nico como Gavi encajarán en el primer equipo. 

El interior andaluz fue el último en debutar en partido oficial estrenándose contra el Getafe en el Camp Nou. “Es talento puro. Un futbolista de calle: improvisa, tiene una ejecución rapidísima, tiene un juego que encandila verlo. Pero, además, tiene una competitividad muy grande”, recuerda el actual seleccionador de los Emiratos. “Los entrenadores del plantel lo ayudamos a ordenar todo este talento propio de la calle. Lo tuve unos meses, cuando hizo la transición del cadete al juvenil, pero rápidamente fue llamado por el Barça B. Considero que lo ayudamos, también mentalmente, porque es muy impulsivo. Es un jugador con muchas emociones y había que ayudarlo a gestionarlas. No solo en la victoria y en la derrota, sino también en situaciones de los partidos cuando, por ejemplo, perdía una pelota”. Con todo, Artiga sintetiza que tanto Nico como Gavi necesitan jugar: “No son futbolistas que llegan al primer equipo con 20 y 21 años ya formados. Gavi hasta no hace mucho jugaba en el cadete. Si están en el primer equipo es para tener minutos; si no, que sigan formándose en el filial porque necesitan tener minutos”. 

De la nueva hornada a las órdenes de Koeman el que todavía no ha debutado en partido oficial es Alejandro Balde (17 años). Renovado este verano hasta el 2024, Artiga considera que es “un lateral con todas las características para estar en el Barça: rápido, ofensivo, potente y técnicamente dotado. Con capacidad tanto para presionar arriba como para replegarse rápidamente”. Eso sí, el extécnico del plantel recuerda: “Es muy joven y también creo que mentalmente todavía no tiene la madurez que pueden tener Nico o Gavi. Pero se tendrían que hacer las cosas muy mal para que no se acabe convirtiendo en el sustituto de Alba en los próximos dos o tres años”. 

Ansu, Riqui Puig y Mingueza

Son jugadores de pleno derecho del primer equipo y buscan consolidarse

Entre los jugadores del plantel que ya son futbolistas del primer equipo con todos las de la ley hay un nombre que sobresale, el de Ansu Fati (18 años). “Tiene una personalidad brutal y un talento diferencial. Que lleve el 10 no significa que tenga que sustituir a Messi, porque esto es imposible, pero sí significa que acepta la responsabilidad de ser un jugador surgido del plantel que tiene que ser referente. Que quiere salir al Camp Nou y decir: «Quiero jugar muchos años en el Barça»”, dice Artiga sobre el delantero, al que entrenó durante más de tres temporadas. Se espera que Ansu pueda volver a jugar contra el Granada una vez superada la lesión del noviembre pasado y después de cuatro operaciones en la rodilla. “Ojalá esté recuperado al 100%, físicamente y mentalmente. Lo que no se tiene que tener es prisa. Que poco a poco vaya entrando en el equipo y vaya cogiendo confianza”, valora el técnico, que recuerda que el delantero ha sufrido dos lesiones muy graves, una cuando era cadete y esta última. “No creo que en el primer partido ya veamos al mejor Ansu, pero tengo claro que veremos una mejora bien pronto. Sé que ha trabajado muchísimo para fortalecer su condición física, y esto, en el fútbol actual, se tiene que tener en cuenta”. 

Si bien Koeman espera con los brazos abiertos el regreso de Ansu, quien tendrá que trabajar de lo lindo para conseguir que el neerlandés le dé minutos es Riqui Puig (22 años). “Tanto él como Collado son jugadores hechos para jugar en el Barça. Yo no sé qué pasa de puertas adentro en el vestuario, pero lo que hemos podido ver de Riqui siempre que ha jugado, ya sea más o menos rato, es que ha intentado dar el máximo. Es un tipo de jugador que tiene intrínseca la idea de juego del Barça”, apunta Artiga. “No sé si quedarse este curso es la mejor opción a sabiendas de que sabe que el míster no contará con él, pero estoy convencido de que tarde o temprano será importante, porque el Barça necesita jugadores que amen la pelota como él y que tengan su capacidad en el pase”, añade el entrenador. 

Artiga también lamenta la situación de Collado (22 años), sin ficha después de que se frustrara a última hora su cesión al Sheffield United de la Segunda División inglesa, y recuerda, por ejemplo, que “la temporada pasada Collado habría podido hacer diez veces mejor lo que hizo Trincão, que tuvo las oportunidades que a él no le dieron”.

El último de los jugadores de la casa en tener ficha del primer equipo es Óscar Mingueza, que hasta hace apenas unos días jugaba con licencia del filial. Para hablar de él, Artiga recuerda que fue el exentrenador del filial, García Pimienta, quien lo recomendó para el primer equipo cuando Koeman tuvo una plaga de lesiones en la defensa. “Con su trabajo, Óscar ha demostrado que puede ser jugador del primer equipo. Ahora bien, este año la exigencia será más alta que la que tenía hasta ahora: cuando un joven llega al primer equipo, por poquitas cosas que haga bien la gente ya se ilusiona, pero con poco tiempo ya se lo considera como un jugador más del equipo. Y esto significa que si comete errores se lo criticará y empezarán las dudas. Se tendrá que esforzar mucho, pero confío en que seguirá con su progresión”.

Eric García

Pasarse casi un curso en blanco para poder volver al Barça

Quien ya ha visto que la crítica que rodea al Barça puede ser feroz es Eric García (20 años). El central de Martorell, que jugó contra el Athletic Club poco después de saber que había perdido a su abuelo, no hizo un partido muy bueno en San Mamés -como buena parte del conjunto azulgrana - y fue el foco de algunas críticas contundentes después de acabar el enfrentamiento expulsado. “A pesar de ser un jugador hecho en casa, tuvo un error individual y mira las críticas que recibió. Es un jugador que habría podido tener protagonismo con Pep Guardiola en el Manchester City, pero decidió perderse casi un año para poder volver al Barça. Aún así, a las primeras de cambio ya le caen críticas”, lamenta Artiga. 

“Mi opinión es que cuando los centrales y el pívot sufren, no es por errores individuales. Depende mucho del juego colectivo del equipo: la presión postpérdida, el juego posicional, el espacio entre líneas… En definitiva, el modelo de juego. Más allá de que un jugador, claro, puede tener algún error puntual”. En este sentido, el técnico no duda de que el futbolista se rehará, y destaca la “inteligencia” como una de las grandes virtudes de Eric.  

Ilaix Moriba

A pesar de los esfuerzos del club durante su formación, ha decidido marcharse

Este año también habría podido ser el de Ilaix Moriba (18 años) en el primer equipo del Barça, pero el centrocampista, condicionado en buena parte por su entorno más directo, ha hecho las maletas hacia el RB Leipzig. “Que se haya marchado me ha sorprendido mucho y, personalmente, me ha dado mucha pena. Lo conozco mucho porque lo entrené durante unos cuantos años. En La Masia destacaba por su trabajo y su ambición. Tenía muy claro que su objetivo era llegar al Camp Nou y, a pesar de tener la confianza del entrenador, ha decidido marcharse”, afirma Artiga.

“Se me hace muy difícil de entender que jugadores jóvenes, que ya tienen un buen sueldo y que están bien considerados por el club, decidan marcharse por un tema contractual. Ya tendrán tiempo de ganar más dinero. Quizás algún día sabremos más razones de su marcha, pero espero que le vaya bien porque es un jugador que en el plantel decidió muchos partidos y nos lo hizo pasar muy bien”, concluye el técnico catalán.

stats