Turismo
Economía 06/08/2021

Airbnb habilita un registro para el alquiler de habitaciones a turistas en Catalunya

La plataforma celebra el decreto catalán y critica "la ausencia de normas en Barcelona" por la reticencia del Ayuntamiento al modelo

2 min
Un grupo de turistas llegando a un piso turístico en Barcelona.

BarcelonaDespués de años en una nebulosa legal, este viernes entra en vigor en Catalunya el decreto que regula los hogares compartidos, es decir, los alojamientos turísticos en los que los propietarios alquilan habitaciones de su casa a los visitantes. Por eso, la plataforma californiana Airbnb (que opera con este modelo en el Principat) ha anunciado que habilitará un registro para que sus anfitriones inscriban el número que acredita su hogar compartido. Este dato será necesario para que un anuncio sea visible en el portal, donde también se ofrecen alquileres de inmuebles enteros (que tienen que tener la licencia de vivienda turística).

"Celebramos que Catalunya haya reconocido el home sharing y que la nueva normativa de turismo permita registrar una habitación en el l hogar para anunciarla para aposentos cortos", ha afirmado Mónica Casañas, directora general de la filial española de Airbnb. Aún así, la compañía está preocupada porque todavía no hay una normativa definitiva para este modelo en la ciudad de Barcelona y pide a las autoridades que acepten su colaboración para encontrar una solución. "La ausencia de normas claras perjudica a las familias que más lo necesitan, a pesar de que no tiene prácticamente impacto en el negocio global de la plataforma. Compartir el propio hogar es un salvavidas económico para muchos, y cerca de la mitad de los anfitriones en Barcelona afirman que los ingresos adicionales del alojamiento los ayudan a mantener su casa", ha añadido la directiva.

Los criterios para alquilar habitaciones a turistas

El decreto de la Generalitat, que se aprobó en agosto del año pasado, pasó por un largo periodo de tramitación. La normativa fijaba que para considerarse un hogar compartido el propietario de la vivienda tiene que residir ahí mientras dura la estancia y alquilarlo por un periodo inferior a 31 días. Entonces Turismo calculaba que en Barcelona había entre 9.000 y 10.000 plazas turísticas de este tipo y en Catalunya unas 14.000 en total. El Ayuntamiento de la capital catalana, sin embargo, criticó que la regulación del Govern ponía una "alfombra roja" a Airbnb y suspendió la concesión de licencias para habitaciones turísticas. El consistorio todavía tiene que concretar cómo implementará el decreto en la ciudad.

stats