Macroeconomía
Economía 01/07/2022

Aviso de las Cámaras: Catalunya no recuperará el PIB de 2019 este año

El aumento de la inflación y la guerra de Ucrania desaceleran las previsiones de crecimiento

3 min
Contenidors a los muelles del puerto de Barcelona.

BarcelonaLa economía catalana crece a un buen ritmo, pero no se prevé que llegue a los niveles prepandemia este 2022, según se extrae de la Memoria Económica de Catalunya presentada este viernes por las cámaras catalanas. Según el informe, la previsión es que la economía catalana crezca este 2022 un 4,8%. En 2021 el PIB de Catalunya creció un 5,8%, por encima del 5,1% de la economía española y del 5,4% de la zona euro. Aun así, recuerda el informe, en 2020 Catalunya sufrió en mayor mide las consecuencias del covid, con una caída del PIB catalán del 11,7%, a causa principalmente del descalabro de los servicios vinculados al turismo.

Para 2022, las previsiones actuales apuntan a un crecimiento del 4,8% en Catalunya, siendo uno de los países de la zona euro que registrarán una tasa más elevada, pero no se espera que recupere los niveles prepandemia hasta 2023. Según el informe, elaborado por el Gabinete de Estudios Económicos de la Cámara de comercio de Barcelona y por el AQR-Lab de la UB, hay que destacar dos elementos de este escenario. En primer lugar, el aumento más intenso de lo esperado de las presiones inflacionistas durante el primer trimestre de 2022, situación agravada por la guerra de Ucrania, lo que está provocando una fuerte desaceleración del crecimiento previsto del PIB en Catalunya y a nivel mundial. Por otro lado, el informe asegura que los indicadores económicos y las expectativas de las empresas no anticipan un contexto de estancamiento y todavía menos de recesión económica, y descartan un escenario de estanflación en el corto plazo.

Aun así, el estudio pone en valor "la resiliencia" demostrada por el tejido económico catalán, que cerró el año pasado con un saldo positivo con el extranjero de 13.861 millones de euros y con el resto de España de 17.501 millones, y con una tasa de paro del 11,6%, frente al 12,6% de 2020.

Ocupación y exportaciones, en máximos históricos

Los datos de ocupación y exportación están en máximos históricos, lo que, según el informe, "demuestra la competitividad de la industria catalana, que se está beneficiando del acortamiento de las cadenas de suministro globales".

Por un lado, el número de afiliaciones superó el nivel de prepandemia ya en el cuarto trimestre de 2021, pero se ha acelerado todavía más en 2022, hasta lograr un récord histórico de 3,6 millones en mayo (un 4,9% más que en diciembre de 2019). Por el otro, Catalunya está entre el grupo de economías europeas en el que más han crecido las exportaciones entre 2019 y 2021, lo que ha mitigado el impacto de la pandemia, junto con los Países Bajos, Bélgica y Grecia.

En cifras, las exportaciones catalanas de 2021 son un 9% superiores a las registradas en 2019, un porcentaje superior al 8,8% del conjunto de España, al 7,5% de Italia, al 3,7% de Alemania y al -3% de Francia. Además, el número de empresas que exportan más de 50.000 euros de manera regular también ha logrado un máximo histórico de 9.583 empresas, 518 más que en 2020.

Fondos europeos

Durante la presentación de la memoria de este viernes, desde las Cámaras se ha querido recordar "la oportunidad histórica" que suponen los fondos Next Generation, que supondrán un desembolso en España de 140.000 millones de euros, lo que equivale al 11% del PIB. En este sentido, reclaman "una distribución territorial justa para que se garantice un verdadero impacto en el tejido empresarial catalán" y basada en "una selección de proyectos con criterios competitivos y una gestión administrativa más ágil y coordinada" entre las administraciones.

Según la Generalitat, en 2021 en Catalunya solo se asignaron 1.900 millones de euros de los fondos (que representan el 7,8% de los fondos europeos que gestionó el Estado y el 14% de los fondos europeos transferidos a las comunidades autónomas). En 2022, sin embargo, la Generalitat ha previsto una dotación de 2.142 millones de euros de los fondos Next Generation, lo que le permitirá tener el presupuesto de gasto más alto de su historia. Además, el informe asegura que la resolución de la actual crisis dependerá de factores externos como la guerra de Ucrania y de internos, pero también de "la capacidad para evitar que la inflación se vuelva estructural y de la actuación de los poderes públicos para aligerar los costes de la crisis".

stats