Economía 26/03/2021

El Constitucional alemán paraliza temporalmente la ratificación de los fondos europeos antipandemia

La mitad de los países de la UE todavía no han ratificado la decisión de los recursos propios

3 min
El presidente del tribunal constitucional alemán Andreas Vosskuhle

BruselasEl Tribunal Constitucional alemán vuelve a sembrar la semilla de la duda sobre las capacidades de la Unión Europea de dar una respuesta conjunta a las crisis económicas. Hace poco más de un año ya cuestionó las compras de deuda del Banco Central Europeo (BCE) en manos de Mario Draghi. Y este viernes ha paralizado la ratificación de la decisión de los recursos propios en Alemania. Ya lo habían votado el Bundestag y el Bundesrat, pero el TC alemán ha impedido que el presidente germánico, Frank-Walter Steinmeier, firmara la ratificación definitiva.

La decisión del tribunal de Karlsruhe llega después de un recurso presentado este mismo viernes contra el plano europeo de recuperación que firman, entre otros, el expresidente del partido de extrema derecha AfD. El TC germánico ha decidido parar la ratificación a la espera de pronunciarse sobre este recurso. En el comunicado emitido por el tribunal no se da un plazo para responder, cosa que paraliza sine die la ratificación por parte de Alemania de una ley indispensable para que lleguen más de 140.000 millones de euros en España del total de 750.000 millones que implica el plan europeo antipandemia.

Aún así, Alemania no es el único país de los Veintisiete que a estas alturas no ha ratificado todavía la decisión de recursos propios. Lo han hecho España y una docena de países más, pero faltan el resto, es decir, más de la mitad. Bruselas ya sabía que este sería un proceso largo y no se esperaba que se consiguiera el visto bueno de los Veintisiete hasta mayo, pero las decisiones del Tribunal Constitucional alemán siempre hacen temblar a Bruselas porque retan directamente el BCE y también el mismo Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre sus capacidades de legislar o actuar por encima de los marcos legales nacionales.

Como ha explicado el economista del Instituto Delors de Berlín, Lucas Guttenberg, en un hilo de Twitter, hay precedentes similares, cuando en 2012 el mismo tribunal pidió al presidente germánico que no firmara la ratificación de la ley del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Guttenberg ve poco provable que el Karlsruhe frene la ratificación de la ley, porque tendría que elevar la consulta al TJUE, lo que tardaría años. En un tuit, el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, ha dicho que espera que el tribunal dé luz verde: "La experiencia con otros casos similares me permite tener confianza que la ratificación se podrá completar a tiempo".

Esta decisión es fundamental porque es la que la Comisión Europea necesita para poder emitir deuda y conseguir los 750.000 millones de euros que constituyen el fondo de recuperación. De todas maneras, no se esperaba que el dinero llegaran antes del verano y, de hecho, solo está previsto que este año llegue un adelanto del 13% y que el grueso del dinero empiece a llegar en 2022. Ahora mismo, los gobiernos todavía están negociando con Bruselas los planes nacionales de reformas que les tienen que permitir acceder a este dinero. Tienen tiempo a presentarlos hasta mediados de abril. Fuentes del ministerio de Economía español explicaban hace unas semanas que están surgiendo ciertas dificultades que "eran de prever" en las conversaciones con los técnicos de Bruselas y que, de hecho, algunos países han trasladado cierta "frustración" por la complejidad de elaborar estos planes de reformas porque se trata de un instrumento nuevo y de gran magnitud.

Mientras se espera la decisión del Tribunal Constitucional alemán, otros países europeos irán ratificando también en sus respectivos parlamentos la decisión de los recursos propios. Fuentes comunitarias descartaban hace unos meses cualquier posibilidad de bloqueo, aunque esperaban dificultades en ciertos países como Bélgica, los Países Bajos o Dinamarca.

stats