Economía 26/04/2021

Económicas en la UB y MBA en la privada, el camino preferido de los grandes directivos

El 68% de los principales altos ejecutivos catalanes han estudiado la primera carrera en universidades públicas

4 min
Directius catalanes

Isidre Fainé, presidente de la Fundació La Caixa; Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex; Isak Andic, creador de Mango, y Joan Font, propietario de Bon Preu, son algunos de los directivos de las cien empresas más importantes que operan en Catalunya. Pero ¿cuál fue el camino en cuanto a formación que cogieron para llegar adonde están ahora? El ARA ha hecho una selección de una veintena de estos directivos y ha buscado cuál fue la primera diplomatura o licenciatura (el equivalente al actual grado) que cursaron y dónde estudiaron. De los 22 seleccionados, 15 (68%) optaron por universidades públicas, cuatro por privadas y los tres restantes no tienen estudios universitarios.

La UB, la más escogida

La mayoría estudiaron ciencias económicas

Nueve de los 22 directivos analizados cursaron su primera carrera en la Universitat de Barcelona (UB). De hecho, la licenciatura más escogida por siete de los directivos, cosa lógica teniendo en cuenta su camino profesional, es la de ciencias económicas. Se decantaron por estos estudios los banqueros Isidre Fainé, Jordi Gual y Josep Oliu. También la cursaron Albert Esteve, el presidente de la farmacéutica Esteve; Josep Pedrós, del grupo Vall Companys; Pedro Ferrer, de Henkell Freixenet, y Toni Ruiz, consejero delegado de Mango. Los otros dos altos ejecutivos que optaron por la misma universidad pero por otros estudios fueron Raimon Grífols, de la farmacéutica Grifols, que se licenció en derecho; y Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, que entre su extenso currículum formativo tiene la diplomatura de ciencias empresariales y la licenciatura de derecho. “Los resultados no sorprenden porque una parte importante estudiaron en la década de los setenta, cuando la oferta universitaria era muy limitada y no había prácticamente universidades privadas, puesto que la mayoría se fundaron en la década de los ochenta”, explica Sergi Jiménez, profesor de economía de la Universitat Pompeu Fabra (UPF).

Ingeniería, la segunda opción

Cuatro directivos se formaron en la UPC y uno en la UPM

La segunda opción más escogida entre los directivos analizados son las carreras de ingeniería. Cinco optaron por esta formación: cuatro en la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y uno en la Universidad Politècnica de Madrid (UPM). Este último es Joan Molins Amat, el máximo responsable de Ciments Molins, que es ingeniero de caminos, canales y puertos. “Las universidades públicas catalanas tienen buena reputación tanto en ingeniería como en economía, sobre todo la UPC”, afirma Jiménez. Los cuatro que estudiaron en la UPC son Juan José Brugera, de Colonial, que es ingeniero técnico industrial; Marc Puig, consejero delegado del grupo Puig; Eloi Planes, presidente de Fluidra, y Tobías Martínez, que empezó a estudiar telecomunicaciones pero dejó los estudios en tercer curso para adentrarse en su carrera profesional. Posteriormente estudió un programa de alta dirección en el Iese, que sería un equivalente a un posgrado, según portavoces de la misma escuela. Además de Molins Amat, el otro directivo que ha estudiado en una universidad pública pero fuera de Catalunya es el máximo responsable de BonÀrea, Jaume Alsina, que hizo la carrera de veterinaria en la Universidad de Zaragoza.

Pocos en la privada

Dirección de empresas, la carrera más elegida

Los cuatro directivos que optaron por formarse en la universidad privada están también entre los más jóvenes. Dos estudiaron en Catalunya: Víctor Grífols Deu (Grifols) en la Universitat Ramon Llull-IQS, donde cursó administración y dirección de empresas; y la única mujer, Sol Daurella, la máxima responsable de Coca-cola Europacific Partners (empresa que justo este mes estrena nombre), que cursó dirección de empresas en Esade. El tercero, Javier Pujol, de Ficosa, se formó fuera del Principat estudiando la licenciatura de derecho en la Universidad de Navarra. Finalmente, el único alto ejecutivo que optó por hacer la primera carrera en el extranjero, concretamente en los Estados Unidos, fue el presidente ejecutivo de Borges, David Prats, que fue a la Universidad de Devry, en Illinois.

Sin carrera

Un 13% de los directivos analizados no tienen ningún grado universitario

Los tres directivos que no hicieron un grado universitario y apostaron directamente por su carrera profesional son Isak Andic, propietario de Mango; Jaume Roures, del grupo Mediapro, y el propietario de Bon Preu, Joan Font. Este último, sin embargo, sí estudió otras titulaciones universitarias como un MBA en Esade. “Estos casos se acostumbran a dar sobre todo en empresas familiares. Actualmente, sin embargo, sin formación es muy difícil acceder a lugares directivos o puestos de trabajo bien remunerados”, explica el profesor de economía de la UPF.

Los másteres, en la privada

El máster en administración de empresas, el más escogido

Ahora bien, si la mayoría de directivos analizados optaron por estudiar la carrera en una universidad pública y en Catalunya, a la hora de hacer un máster, un doctorado u otros estudios se han decantado por escuelas de negocio privadas o universidad extranjeras. Por ejemplo, Josep Oliu es doctorado en económicas por la Universidad de Minnesota, en los Estados Unidos; Víctor Grífols tiene un posgrado en administración y dirección de empresas por Michael Smurfit Business School de Dublín y Marc Puig tiene un máster en administración de empresas (MBA) por la Universidad de Harvard. Precisamente este máster es la opción más escogida por los directivos cuando deciden ampliar los estudios universitarios. “Este tipo de máster se centraliza en las escuelas de negocio privadas; aquí las más importantes son Esade y la Iese, y están enfocados a personas que ya han acabado otros estudios y quieren seguir con la rama ejecutiva”, puntualiza Jiménez. Es un estudio complementario –añade– que se acostumbran a sacar con el apoyo económico de la empresa donde trabajan. Entre los que han estudiado un MBA están Toni Ruiz, que lo hizo en el Iese, y Juan José Brugera y Pere Viñolas, en Esade.

stats