Vivienda
Economía 07/09/2021

Fuerte repunte de las ejecuciones hipotecarias el segundo trimestre

Los procedimientos vinculados a las viviendas de personas físicas duplican los niveles prepandemia

3 min
Promoción de una hipoteca en una sucursal bancaria.

BarcelonaPrimera mitad del año y Catalunya ya acumula más de 3.100 ejecuciones hipotecarias. Así se denominan los procedimientos que empiezan sobre todo los bancos cuando la persona a quien han prestado el dinero se retrasa en los pagos, entre otros posibles incumplimientos, y más del 50% han sido reclamaciones ligadas a personas físicas. Los procedimientos de este estilo, que pueden acabar o no en desahucio, se han triplicado entre abril y junio de este año en comparación con el año pasado y son más de dos veces superiores a los de 2019, cuando la pandemia todavía no alteraba las estadísticas.

Así, los 851 procedimientos registrados entre abril y junio en Catalunya suponen un incremento del 216% en relación al mismo periodo de un año atrás. Pasa lo mismo, a pesar de que a una escala menor, si se comparan las ejecuciones hipotecarias sobre el total de las fincas, no solo las destinadas a vivienda, en las que la diferencia es del 80%. En los dos casos, sin embargo, el momento con el que se compara es el periodo del año pasado con las medidas en vigor más estrictas para contener la pandemia, que desembocaron en una parálisis casi total de la actividad.

La cuestión es que el repunte es igualmente considerable si se tienen en cuenta los datos del segundo trimestre de 2019, un año antes de que el covid se instalara en España. Entre marzo y junio de ese año Catalunya registró un total de 365 ejecuciones hipotecarias relacionadas con la residencia de personas físicas: el dato de este último segundo trimestre del año es un 133% superior a esta cifra.

Esta tendencia, en cambio, no se replica si se suman las ejecuciones hipotecarias sobre la vivienda que es propiedad de empresas, que caen hasta un 73% este segundo trimestre en comparación con dos años atrás. El fenómeno tampoco se replica si se miran todos los inmuebles, y no solo los destinados a vivir, donde se registran muy bien la mitad de procedimientos que un año antes de la pandemia.

Entre las comunidades con más procedimientos

La dinámica es similar en el conjunto de España, donde las ejecuciones hipotecarias relacionadas con contratos con personas físicas se disparan un 242% el segundo trimestre del año y se duplican respecto a antes de la pandemia. Además, los datos a nivel estatal ofrecen otro indicador de problemas: en la primera mitad de este año se han registrado más ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual que en todo el 2019.

En los datos globales, además, Catalunya es una de las comunidades con más peso: es la segunda que registra más ejecuciones hipotecarias de este tipo en inmuebles destinados a vivienda, después de Andalucía, y la tercera si se observa lo que ha pasado en el total de activos. En este caso el ranking lo lidera también Andalucía, pero está el País Valenciano entremedias.

Adicae, la asociación de consumidores y usuarios de banca y productos financieros en general, se ha agarrado a estos datos para pedir que se apruebe una moratoria legal de dos años a los embargos y ejecuciones hipotecarias. Según esta entidad, hay que establecer plazos lo suficientemente amplios hasta que llegue la recuperación económica, sobre todo porque el covid-19 ha expuesto un volumen añadido de hipotecas de la burbuja inmobiliaria, afirman en un comunicado, "que aguantaron la crisis de la década pasada, pero no han podido con la actual situación económica".

stats