Inmobiliario
Economía 06/09/2021

El mejor trimestre para el mercado de la vivienda en catorce años

El sector esquiva la crisis del covid y cierra más de 22.000 operaciones de compraventa entre abril y junio

3 min
Una mujer pasando por ante un escaparate con ofertas de pisos y viviendas en venta a la ciudad de Barcelona.

Barcelona“No es que hayamos superado el covid, es que no nos ha afectado”. El sector inmobiliario respira tranquilo al confirmar que, por primera vez en mucho tiempo, el mundo vive una crisis económica que no les impacta directamente. Según los datos que publican este lunes la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (AIC) y el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) de Barcelona, el Principat se plantó ante el verano con un récord en las operaciones de compraventa de vivienda: los más de 22.000 inmuebles que se vendieron el segundo trimestre del año no solo superan los niveles prepandemia, sino que suponen la mejor cifra para un trimestre desde 2007.

Si bien los datos de los últimos doce meses todavía no registran el mismo patrón, ya están muy cerca de hacerlo, y todo esto con los precios muy estabilizados, un factor que tradicionalmente incentiva las ventas. En definitiva, ha sintetizado el experto inmobiliario Luis Fabra dirigiéndose a los profesionales del sector: “Cerramos un segundo trimestre fantástico, entendiendo que lo más importante para todos vosotros es que haya actividad”.

En concreto, entre abril y junio de este año se han sellado 22.062 operaciones de compraventa de vivienda, la inmensa mayoría de segunda mano. Esta cifra implica una diferencia del 5,5% respecto al trimestre anterior y de un 70% en comparación con un año atrás, cuando el mercado estaba paralizado por el confinamiento. En total, entre este junio y el del año pasado se han vendido 75.663 viviendas, la mayoría de segunda mano. En este caso, a pesar de que todavía no se logra el máximo más reciente, el dato implica una diferencia de más del 13% respecto al que se observaba el primer trimestre, y de un 5,5% en comparación con el año anterior.

Además, los precios se han acomodado en variaciones muy discretas: una bajada de un 0,02% en comparación con el periodo entre enero y marzo, y un incremento del 0,1% en relación a un año atrás. “Hemos tenido un crecimiento del mercado muy potente desde 2014 en número de compraventa, pero muy estable en cuanto a precios, y esto es un dato muy favorable para la dinámica del mercado”, ha contextualizado Fabra. Según él, que los precios bajen drásticamente frena tanto la demanda como que suban mucho, puesto que los potenciales compradores se esperan un poco para ver si consiguen ofertas todavía más bajas.

Los sectores en recuperación y el peligro de la deuda excesiva

Ahora bien, todo este escenario privilegiado para el sector inmobiliario no se traslada a todos los segmentos de actividad. Según ha explicado el presidente de la AIC, Vicenç Hernández, hay activos todavía lejos de rehacerse, como las oficinas y los hoteles. A esto se suma que el porcentaje de compra de vivienda por parte de extranjeros sigue a mínimos con un peso del 10,2% en el total de operaciones.

Hernández ha avisado también de que hay dos factores macroeconómicos que pueden alterar el mercado a largo plazo: la situación de la deuda pública (“Los indicadores de crac de la deuda cada vez son más altos”, ha advertido) y una mala gestión de los fondos europeos Next Generation. 

Por otro lado, el informe destaca una pequeña reducción en el número de hipotecas firmadas (unas 56.000, que suponen un 0,4% menos que el año pasado), pero incluso aquí hay buenas noticias: significa que buena parte del alto nivel de ahorro de las familias se está destinando a vivienda.

stats