Economía 29/03/2021

La Generalitat cierra el año de la pandemia con el déficit más bajo en 14 años

Nueve comunidades cierran el ejercicio con superávit debido a los fondos extraordinarios recibidos del Estado

2 min
Pere Aragonès y Albert Castellanos visitan las nuevas instalaciones del Distrito Administrativo de Barcelona

BarcelonaSorpresa en las cuentas públicas catalanas: la Generalitat consiguió cerrar el 2020 con una reducción del déficit hasta situarlo en la cifra más baja desde el 2007 a pesar de la pandemia y de que la economía vivió la peor caída desde la Guerra Civil. De hecho, nueve comunidades cerraron el año con superávit debido a los fondos extraordinarios que el Estado transfirió a las autonomías para combatir el covid.

En concreto, la Generalitat cerró el ejercicio con un déficit del 0,35%, casi tres décimas menos que en 2019 (cuando fue del 0,62%) y un dato casi idéntico al del 2018, cuando tuvo el déficit más bajo en más de una década. En cifras absolutas, esto significa que el gobierno catalán gastó 768 millones más de lo que ingresó.

Aún así, el departamento de Economía explicó que esta reducción del déficit en realidad tiene un punto "ficticio" porque responde a dos apuntes contables por exigencia de la Intervención General del Estado (IGAE). Sin estos ajustes, el déficit habría sido del 0,9%, según ha explicado Albert Castellanos, secretario de Economía del Govern.

Los apuntes contables que exigió la IGAE, en concreto, implicaron que la Generalitat imputara en 2020 toda una partida de fondos europeos que, en realidad, no se recibieron íntegramente el año pasado, sino que se acabarán de recibir este 2021. En segundo lugar, también obligó al Govern a contar como gasto suyo 225 millones de euros en inversiones y rebajas de peajes en las autopistas.

A pesar de estas cifras, Castellanos ha explicado que el gasto de la Generalitat ha aumentado en 5.000 millones durante el 2020 hasta situarse en 32.151 millones, la cifra más alta de la historia si se excluye el gasto financiero (la partida destinada al pago de intereses por la deuda).

De estos 5.000 millones, la inmensa mayoría (3.638 millones) fueron destinados a hacer frente al covid-19. Y dentro de esta partida el gasto sanitario (2.000 millones) y las ayudas directas a los sectores afectados (880 millones) fue donde más se aumentó el gasto.

Al mismo tiempo, el covid-19 hizo caer la recaudación de impuestos de la Generalitat en 621 millones e hizo bajar en 502 millones varios cánones y pagos que hacen múltiples entidades.

Así pues, entre el aumento del gasto y la reducción de los ingresos, la pandemia tuvo un impacto de 4.761 millones de euros en las cuentas de la Generalitat.

Déficit autonómico

En total hay nueve comunidades que cerraron el año con superávit (entre ellas, Baleares) y ocho que lo hicieron con déficit. La que más números rojos tuvo fue el País Valenciano (-1,16%), seguida del País Vasco (-1,12%) y Murcia (-0,95%).

En el caso de Madrid, la comunidad gobernada por Isabel Díaz Ayuso cerró con déficit casi imperceptible del -0,05%, el equivalente a 117 millones.

stats