Economía 04/05/2021

Girona permitirá que las mujeres se cojan un permiso de 8 horas si la regla les provoca dolores

El pleno lo ratificará en el mes de junio y se podría empezar a aplicar antes de que acabe el verano

2 min
Moltes mujeres sufren dolores menstruales y enfermedades como la endometriosis

GironaA finales de verano, las trabajadoras del Ayuntamiento de Girona podrán solicitar un permiso de máximo 8 horas al mes si se encuentran mal por la regla, y que después recuperarán a lo largo de los tres meses siguientes. Es la propuesta que presentó la Intersindical a la Mesa General de Negociación, que aprobó con un amplio apoyo sacar adelante este nuevo permiso de flexibilización menstrual.

“Vimos que había mujeres que se cogían días de indisposición o de vacaciones cuando tenían la menstruación; pero que, en cambio, otras sí podían cogerse unas horas o un día de manera informal y después recuperar las horas. Ahora lo que hacemos es regularizarlo y que todo el mundo se pueda beneficiar de ello de manera igualitaria, sin que dependa del jefe que tengas”, expone la delegada de la Intersindical en el Ayuntamiento de Girona, Èrica Andreu.

Ahora el próximo paso es llevar la propuesta al pleno municipal del mes de junio, que lo avalará con los votos a favor de como mínimo tres partidos: JxCat, ERC y Guanyem, que suman 19 de los 25 concejales.

Normalizar los dolores menstruales

El funcionamiento será el mismo que para solicitar cualquier otro permiso: en la aplicación interna del Ayuntamiento, dentro de los diferentes tipos de permisos, aparecerá el de flexibilización menstrual. Y la persona podrá escoger si pide dos, cuatro o un máximo de ocho horas al mes, repartidas en una o más jornadas laborales. “Está pensado para los días que justo te ha bajado la regla por la noche o en medio de la jornada laboral. Hay mujeres que tienen muchos dolores y no hay que estar en el trabajo sufriendo. Vete a casa y ya recuperarás las horas cuando te encuentres mejor”, señala Andreu, que lamenta que la menstruación siga siendo un tema muy tabú. 

“Parece mentira porque todo el mundo o tiene madre, o amiga o hija que tiene muchas molestias y lo pasa mal, pero no está normalizado. Todavía hoy en día, cuando vas al baño a cambiarte, llevas el tampón o la compresa escondidos como si fueran un paquete de cocaína”, compara Andreu con una metáfora. De hecho, la delegada de la Intersindical cree que el permiso también servirá para normalizar y dar visibilidad a los dolores menstruales. “Las hay que sufren dismenorrea o endometriosis, o que lo pasan muy mal. Y a veces hay estigmatización incluso entre las propias mujeres, que critican a otras porque siempre tienen dolor de regla, como si fuera despectivo”. 

En este sentido, la concejala de Hacienda, Maria Àngels Planas, ha añadido que la iniciativa supone un “adelanto” en los derechos de las trabajadoras porque “permite flexibilizar la jornada laboral, y conciliar el derecho a la salud con el bienestar en el trabajo”. 

La Intersindical calcula que las trabajadoras municipales podrán empezar a solicitar el nuevo permiso a finales de verano, cuando se completen los trámites que faltarán, después de que lo ratifique el pleno municipal. Cuando entre en vigor, Girona se convertirá, pues, en uno de los primeros ayuntamientos del Estado –si no el primero– que regula un permiso por los dolores de regla. Actualmente en el consistorio trabajan 1.047 personas, de las que 533 son mujeres.

stats