Plan de choque
Economía 25/06/2022

El plan Sánchez: recorte del precio del transporte público y cheque de 200 euros a trabajadores con pocos ingresos

El Gobierno español implantará un nuevo impuesto a las eléctricas en enero de 2023

3 min

MadridImportante paquete de medidas del Gobierno español contra la inflación derivada de la guerra de Ucrania por valor de 9.000 millones de euros. El presidente, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado que se ofrecerá un cheque de 200 euros para los trabajadores y autónomos que tengan bajos ingresos, así como una rebaja del 50% del precio de los títulos multiviaje del transporte público. En aquellos servicios que prestan comunidades autónomas y ayuntamientos, el ejecutivo del Estado financiará un 30% del descuento y las administraciones autonómicas y locales podrán contribuir en el 20% restante con recursos propios. Esta medida en concreto se aplicará a partir del 1 de septiembre.

En total, el esfuerzo presupuestario hasta final de año será de 5.500 millones en gasto y 3.600 millones en ingresos que se dejarán de percibir. Pero, si se tiene en cuenta el trimestre en el que ya han sido implementadas algunas medidas que ahora se prorrogan, el impacto sería de casi 15.000 millones, ha anotado Sánchez. Para 2023 entrará en vigor una nueva medida: un nuevo impuesto que grabe los beneficios extraordinarios de las eléctricas a partir del 1 de enero del año que viene. El jefe del ejecutivo del Estado ha explicado que se entrará una proposición de ley en el Congreso porque no se puede hacer a través de un real decreto. Sánchez no ha concretado los detalles del impuesto, pero ha admitido que uno de los ejemplos que se está estudiando es el de Italia.

PSOE y Unidas Podemos han negociado hasta última hora los detalles del real decreto, que se extenderá hasta el 31 de diciembre, tal como anunció Sánchez este viernes desde Bruselas. En una comparecencia durante la celebración del Consejo Europeo, no quiso avanzar qué se aprobaría porque todavía había flequillos por cerrar. De hecho, en paralelo, el socio minoritario de la coalición reclamaba una reunión este viernes por la tarde para acabar de cerrar el plan de choque y exigía al PSOE ser "más ambicioso". La negociación entre los dos sectores del ejecutivo se ha alargado en la Moncloa hasta la noche y se ha acabado de terminar este mismo sábado.

El nuevo real decreto también implica una prórroga de las medidas que ya se aprobaron a finales de marzo y que vencían el 30 de junio. Incorporaban un plan de choque por el auge de los precios de la energía: un descuento de veinte céntimos el litro de combustible, la rebaja del impuesto especial de la electricidad al 0,5% y la suspensión del impuesto de producción eléctrica. Ahora se añade una nueva reducción fiscal que Sánchez ya anunció el miércoles durante la sesión de control del Congreso: el IVA de la tarifa de la luz había bajado del 21% al 10% y ahora se establece en el 5%. Se prevé que las arcas públicas dejen de recaudar unos 450 millones hasta finales de año con esta medida.

En el ámbito social, el ejecutivo prorroga el refuerzo del bono eléctrico para los consumidores más vulnerables, el aumento del 15% del ingreso mínimo vital y de las pensiones no contributivas. También repite el límite de aumento del alquiler hasta el 2% en el caso de los grandes propietarios y la prohibición de despedir por motivos vinculados al encarecimiento del precio de la energía. En cuanto a sectores económicos en concreto, se prorrogan las ayudas directas a la agricultura, la ganadería, la pesca y el transporte.

stats