Economia 20/12/2020

La comida a domicilio, al rescate de los restaurantes

Los menús para llevar serán una ayuda para un sector en crisis

Natàlia Costa
3 min
Un home mirant-se la carta del restaurant Disfrutar, a Barcelona, que ofereix diferents opcions de menjar per emportar.

BarcelonaLos efectos de la pandemia sobre la restauración todavía son incalculables, y ante esta incertidumbre este año han sido muchos los chefs que se han volcado en las fórmulas para llevar o incluso enviar un cocinero a domicilio para que las grandes comidas navideñas no se pierdan del todo. Con un resultado que solo se sabrá después de las fiestas, estas opciones se posicionan como una salvación económica para los establecimientos de la restauración. Hablamos con algunos testimonios para saber como se están organizando.

“Ayudará a pagar gastos”

En el restaurante Dos Palillos, el chef Albert Raurich propone menús para la noche de Navidad y Nochevieja, y comidas para empresas con entrega a domicilio, donde hay ostras con sake, tataki de Wagyu y sepia con caviar, entre otras cosas. “Hay un tercer concepto, que es cocinar en casa”, detalla, y explica que personal de su equipo se desplaza a un domicilio para acabar de cocinar los platos y sirve la comida. Además, se puede elegir entre comer con la vajilla icónica del restaurante o la de cada uno. Raurich avisa que el servicio de take away “actualmente no es rentable”, pero admite que les ayudará a pagar gastos. Como ventaja, señala que las comidas en casa permiten disfrutar sin que nadie tenga que ponerse a cocinar. Ahora bien, es consciente que “nunca saldrá 100% igual que en el restaurante”.

Por otro lado, los hermanos Torres, con dos estrellas Michelin, han creado un pack a domicilio y también para llevar, con sus “mejores platos” para repartir por todo el Estado. Los hermanos consideran esta nueva línea “una ayuda muy importante”, a la cual se suma el hecho que, como es por encargo, “no tiene riesgo”, puesto que les permite comprar la materia primera sobre pedidos ya hechos. Además, destacan que esta opción permitirá a muchas personas poder comer una cocina gastronómica “con una experiencia diferente”. A pesar de que acaban de empezar, la demanda no ha parado, con muchas empresas que han hecho pedidos para sus trabajadores, y actualmente tienen una previsión de más de 1.000 cajas.

En el restaurante Nectari, el chef Jordi Esteve también ofrece platos para llevar esta Navidad, para clientes que buscan “tradición”. “Esta opción nos ayudará un poco, pero obviamente no será lo mismo”, dice. Según sus previsiones, este año la facturación se situará alrededor de un 15% respecto a otras Navidades. Además, Esteve destaca que el hecho de convertir una propuesta gastronómica en un menú a domicilio “es un poco complicado”.

Igualmente, el Monument Hotel, que acoge a los estrellados Lasarte y Oria dirigidos por Martín Berasategui, propone este año opciones para llevar. A finales de octubre crearon la línea de delivery En Casa con Martín, “desenfadada e informal”, en una idea surgida después de recibir varios pedidos de clientes por Navidad, según explica el jefe de cocina, Paolo Casagrande. “Este año más que nunca, la situación provocada por el covid hará que muchos clientes que habitualmente celebran alguna comida de Navidad en un restaurante se queden en casa”, dice. A pesar de que los restaurantes del hotel abrirán, Casagrande considera que este formato “será un complemento a la facturación global de la campaña de Navidad”. En su caso, el delivery les ha supuesto “montar como otro pequeño restaurante solo con servicio de cocina”. Aun así, Casagrande avisa que esta propuesta es temporal, puesto que solo se servirán comidas con este formato hasta el 31 de diciembre.

También están los pioneros de la Navidad para llevar, como por ejemplo Vila Viniteca, con su tradicional propuesta La Cocina de las Estrellas, elaborada por chefs con estrella Michelin. Este año participan Paolo Casagrande (Lasarte), Javier y Sergio Torres (Hermanos Torres), el chef Jordi Cruz (Abac) y Oriol Castro, Mateu Casañas y Eduard Xatruch (Disfrutar).

La situación trae los establecimientos “al límite”

Desde el Gremio de Restauración de Barcelona consideran que la crisis y sobre todo el segundo cierre, del 16 de octubre al 22 de noviembre, “están trayendo las empresas al límite”. Forzados por las circunstancias, se ha visto “como muchos referentes del alta cocina se han sumado al delivery”. Aseguran que la ensambladura de los menús gastronómicos con las propuestas para llevar “es difícil”, sobre todo si se tiene en cuenta que este concepto continúa asociado al fast food, mientras que las propuestas gastronómicas “tienen un recorrido en el ámbito del delivery más incierto”. Ahora bien, las mismas fuentes aseguran que cuántas más opciones se den a los clientes, “mejor”, pero que no es posible hablar de salvar las Navidades cuando los bares y restaurantes tienen límites horarios y tienen que trabajar con un 30% del aforo (sin cenas). Por otro lado, desde empresas de reparto a domicilio como por ejemplo Just Eat, la directora de Ventas, Luz Benítez, explica que la Navidad del año pasado registraron “un incremento de pedidos”, y que Nochevieja y la noche de Reyes fueron los días del año con más aumento de descargas. Así, de acuerdo con los datos del año pasado, prevén “la misma tendencia a la alza este año”. Desde el inicio de la pandemia los pedidos a domicilio han crecido hasta un 50%, mientras que las altas de restaurantes en la plataforma han crecido un 200%.

stats