Economía 08/03/2022

Sacudida en las bolsas por las posibles sanciones al petróleo ruso

Los mercados europeos son los más castigados por el conflicto en Ucrania

3 min
La bolsa de Frankfurt, este lunes

BarcelonaLas bolsas europeas han sufrido este lunes una nueva jornada de pérdidas, con una fuerte bajada en las primeras horas del día que se ha ido suavizando a medida que pasaban las horas. El anuncio de posibles sanciones al sector petrolero ruso por parte de los EE.UU. ha sido el detonante de las pérdidas.

“Son caídas generalizadas”, comenta Xavier Brun, director del máster de mercados financieros en la UPF, sobre las bajadas de este lunes. En general se trata de caídas “en forma de pánico” y que no son selectivas. Las bolsas han abierto la jornada con caídas superiores al 5%, pero al cierre las disminuciones eran mucho más pequeñas, inferiores al 2%.

Las bolsas desde el inicio de este año
Evolución de las bolsas entre el 1 de enero y el 7 de marzo de 2022. Índice en el que 3 de enero = 100. El dato de Nueva York hace referencia a la cotización a las 18.45 h i no al cierre

7 de

març

100

3 de

febrer

95

94,2

90

90,1

87,3

Londres

85

Nova York (18.45 h)

24 de febrer

Inici de la

invasió d’Ucraïna

Madrid

82,9

París

80

79,9

Milà

Frankfurt

76,3

7 de

març

100

3 de

febrer

95

94,2

90

90,1

87,3

Londres

85

Nova York (18.45 h)

Madrid

82,9

París

80

24 de febrer

Inici de la

invasió d’Ucraïna

79,9

Milà

Frankfurt

76,3

Londres

Madrid

Milà

Nova York

(18.45 h)

París

Frankfurt

7 de

març

100

3 de

febrer

95

94,2

90

90,1

87,3

85

82,9

80

24 de febrer

Inici de la

invasió d’Ucraïna

79,9

76,3

La causa de este pánico es la introducción de "una nueva variable" –dice Brun–, que son las posibles sanciones de EE.UU. en el sector petrolero ruso, que podrían retirar de los mercados internacionales hasta un máximo de diez millones de barriles de petróleo diarios. Una menor oferta de petróleo en los mercados internacionales –Rusia es el segundo productor mundial– supondría un aumento de precio que ayer se aceleró y que llevan semanas produciéndose. Los inversores son conscientes de que la invasión de Ucrania “no es solo una guerra sobre el terreno, es una guerra económica”, remarca.

Desde el 1 de enero, los parqués europeos han perdido más del 20% en el caso de Milán, del 23% en el de Frankfurt y del 17% en el de París. El Ibex 35 ha caído un 12%, a un ritmo más moderado por la menor dependencia de la energía rusa, algo que también ocurre con la bolsa de Londres y la de Nueva York, que han perdido un 5% y un 9 %, respectivamente.

Estos incrementos del precio del petróleo tienen efectos directos sobre el coste de los carburantes y, por tanto, del transporte, pero también de la luz, porque una parte de la electricidad se genera en plantas que queman petróleo.

"En Europa tenemos un problema con la inflación" causada por la electricidad, que la dependencia del gas ruso ha disparado aún más a raíz de la guerra, recuerda Brun. Por el momento, las sanciones no han afectado a Gazprom, principal proveedor de gas ruso en el Viejo Continente, pero las posibles sanciones a petroleras abren la puerta a ir más allá.

El 9% del gas natural consumido en la Unión Europea proviene de Rusia, una cifra que asciende al 25% en el caso de Alemania, la mayor economía del continente. Esta dependencia y las sanciones han comportado lo que el profesor de la UPF describe como una mala “inflación”, porque no se debe a incrementos del consumo típicos de los períodos de crecimiento económico, sino a una “reducción de la oferta”.

"Alemania está comprando el gas ruso", por lo que se puede decir que la UE está "financiando esta guerra" porque, pese a las sanciones sobre las reservas de moneda extranjera aprobadas por las autoridades europeas y estadounidenses, las compras de gas representan una entrada de divisas extranjeras en Rusia. "Es una contradicción".

El peligro de la estanflación

"Hasta ahora la economía estaba en un proceso de reapertura", aunque con varios riesgos, explica Brun. Entre ellos se encontraban los problemas de desabastecimiento y la inflación creciente en Europa y sobre todo en EE.UU., que es el país con subidas de precios más pronunciadas desde el inicio de la recuperación poscovid. Con la posibilidad de sancionar al petróleo ruso, “hoy [por ayer] se aprieta el freno” a la buena dinámica económica de los últimos meses. La estanflación –recesión con inflación– es un peligro que cada vez más analistas ven como una posibilidad.

stats