Gente 16/04/2021

Buckingham modifica el protocolo para que Enrique y Guillermo no anden juntos en el funeral de su abuelo, Felipe de Edimburgo

Según se ha hecho público desde palacio, colocarán al primo Peter Phillips entre los dos hermanos en el cortejo del ataúd

2 min
El amigo íntimo del príncipe Enric  sale en defensa suya

BarcelonaEl reencuentro de los príncipes Guillermo y Enrique con motivo del entierro de su abuelo paterno, el duque Felipe de Edimburgo, parece que no será tan normal ni conciliador como algunos querían pensar. Los dos hermanos se verán en el funeral de su abuelo el sábado en la capilla de San Jorge de Windsor, pero no tan juntos como se podía imaginar. Según ha detallado el Palacio de Buckingham, el duque de Cambridge y el de Sussex no andarán el uno junto al otro como establecen las reglas de protocolo, puesto que en palacio han decidido hacer un cambio para que su posición en el cortejo que seguirá al féretro de Felipe de Edimburgo los mantenga separados en todo momento.

El ataúd será trasladado a la iglesia en un Land Rover que el propio marido de la reina Isabel II ayudó a diseñar. A continuación del coche, desfilarán –a partir de las 14.45 horas de la tarde– la princesa real Ana y el príncipe de Gales, presidiendo la comitiva. A estos dos los seguirán sus hermanos, el duque de York y el conde de Wessex. Por orden de edad y no de relación con el trono, detrás suyo andarán los hijos de Carlos, los príncipes Guillermo y Enrique, que, para que no vayan un directamente uno junto al otro, estarán separados por su primo Peter Phillips, hijo mayor de la princesa Ana.

Els ducs de Cambridge quan van presentar la seva filla a la reina Elisabet i el duc d'Edimburg

Detrás suyo andarán el vicealmirante Sir Tim Laurence, marido de la princesa Ana, y el conde de Snowdon, hijo de la princesa Margarita, la difunta hermana de la reina. Una vez entren en la capilla, el orden será el mismo, pero, ante la imposibilidad de hacer una fila de tres personas, después del conde de Wessex y el duque de York irán el duque de Cambridge y Peter Phillips, seguidos del duque de Sussex y el conde de Snowdon. Finalmente, cerrará el cortejo Sir Tim Laurence.

Esta comitiva también tendrá como novedad una cuestión en la indumentaria. A pesar de que habrá una significativa presencia militar porque el difunto no quería un funeral de estado sino un funeral militar, los familiares no lucirán sus uniformes militares, sino que irán vestidos únicamente de luto. De hecho, si los familiares optaran por llevarlo dejarían en evidencia al príncipe Andrés y el príncipe Enrique, puesto que el protocolo les impide llevarlo después de que hayan abandonado sus funciones en la casa real, el primero por verse salpicado por el caso de abuso de menores de Jeffrey Epstein y el segundo por haber abandonado voluntariamente sus obligaciones oficiales.

stats