Familia real británica
Gente 30/11/2022

Camila acaba con una tradición monárquica de la Edad Media

La reina consorte ha querido modernizar la casa real prescindiendo de una figura histórica: las damas de compañía

2 min
Camil·la, duquesa de Cornualles en una imagen de archivo

BarcelonaEsta semana la reina consorte Camila ha dado un paso para modernizar la casa real británica. La mujer de Carlos III ha decidido prescindir de la figura de las damas de compañía, una tradición que data de la Edad Media. A lo largo de la historia este puesto la han ocupado personajes de la aristocracia inglesa, como por ejemplo Anna Bolena, que fue dama de compañía de Catalina de Aragón, la primera mujer del que después sería su marido y que la acabaría decapitando, Enrique VIII. Bolena no es la única de las mujeres de Enrique VIII que fue dama de compañía: también pasaron por esta ocupación Jane Seymour, Caterina Howard y Caterina Parr. En aquella época tenían que acompañar a la reina allá donde fuera y entretenerla con música y bailes, además de encargarse de vestirla y bañarla.

Camila ha optado por modernizar esta figura tradicional, que ahora se denominará simplemente "acompañante de la reina" y tendrá un papel mucho más discreto y puntual. Según avanza la BBC, las seis mujeres que ejercerán de acompañantes de la reina apoyarán a Camila durante los actos oficiales, pero no se encargarán de responder a su correspondencia ni planificarle la agenda diaria, como hacían hasta ahora las damas de compañía. "La reina consorte no quería ni necesitaba damas de compañía. Las acompañantes tendrán un papel diferente. Al final de un día muy intenso es bueno tener un buen amigo al lado", explica al Sunday Times una fuente cercana a la casa real.

El Palacio de Buckingham ha detallado que la reina consorte ha reclutado a seis amigas íntimas para que sean sus acompañantes en los actos oficiales. Camila ha elegido a la marquesa de Lansdowne, Fiona Shelbourne, que es diseñadora de interiores; Sarah Troughton, prima segunda de Carlos III; Katherine Brooke, amiga personal de los reyes e hija de una exdama de compañía de Isabel II; Sarah Keswick; Jane von Westenholz, y Carlyn Chisholm, exmiembro de la Cámara de los Lords por el Partido Conservador. Ninguna de las confidentes de Camila cobrará un salario, pero sí que recibirán dietas para cubrir sus gastos.

Las acompañantes de Camila harán su debut esta semana, cuando asistirán junto a la reina a un acto para concienciar sobre la violencia machista que tendrá lugar en el Palacio de Buckingham.

En cuanto a las damas de honor que hasta hace unos meses ayudaban a la reina Isabel II, la casa real ha informado de que seguirán al servicio de los Windsor. Todas pasarán a denominarse "damas de la casa" y asistirán al rey Carlos III en la organización de los actos y acontecimientos que se celebrarán en Buckingham.

stats