Gente 10/12/2021

El hotel fantasma de Messi en Andorra

Ocho meses después de comprarlo, el inmueble continúa cerrado

1 min
Entrada del hotel Canut, el 4 de diciembre.

En el mes de junio saltaba a la prensa que Messi había comprado un hotel de la cadena MIM Hoteles en Andorra. La adquisición de este inmueble, situado en la céntrica avenida Carlemany 107 de Escaldes Engordany, comportó el despido de la plantilla que durante los últimos años había trabajado en el cinco estrellas. A pesar de esto, una parte del sector consideraba que la compra ayudaría a impulsar un gremio que había sufrido directamente las consecuencias de la pandemia. Pero ocho meses después las puertas del edificio continúan cerradas y con un pequeño letrero de "cerrado hasta nuevo aviso".

Si se pasa por delante se puede observar cómo la entrada está sucia porque hace días que nadie la limipa. Entre las figuras de mármol que decoraban la recepción y las dos butacas de terciopelo hay, esparcidos por el suelo, una quincena de currículums que la gente ha ido dejando estos últimos meses. Todo mezclado con material de obra que un día alguien trajo pero que no se ha usado.

La empresa de Messi pasó a ser la propietaria del hotel y su socio, Grup Majestic, es quien tendría que gestionar y explotar el negocio. La familia Canut hacía tiempo que sondeaba el mercado en busca de un comprador que reflotara el negocio, que consta del hotel, de cinco estrellas y 31 habitaciones, y el reconocido restaurante La Grandalla dels Set Pètals. La otra tienda que hay en los bajos del inmueble de la avenida Carlemany no entraba en la operación de compraventa.

stats