Migracions
Internacional 10/05/2021

Más de 2.000 migrantes llegan a Lampedusa en menos de 24 horas

El centro de acogida de la isla italiana, de solo 200 plazas, está desbordado

3 min
Un barco llegando al puerto de Lampedusa después de haber rescatado un grupo de migrantes, este domingo

SabadellUn total de 2.128 personas han llegado en las últimas 24 horas a la isla de Lampedusa, a bordo de una veintena de embarcaciones. La situación ha desbordado completamente a esta pequeña isla italiana (una de las principales puertas de entrada a Europa para los migrantes procedentes del norte de África), que tiene una población de unos 6.000 habitantes y cuenta con un centro de acogida de inmigrantes con capacidad para unas 200 personas.

Desde primera hora del domingo, y a lo largo de todo el día, desembarcaron en Lampedusa cerca de 1.500 personas, pero la cifra ha crecido todavía más durante la noche, con la llegada de cuatro embarcaciones más que transportaban, en total, a 635 migrantes. Según recoge la agencia de noticias italiana ANSA, poco antes de la medianoche un barco de la autoridad portuaria ha escoltado a una barca de pesca con 352 personas de varias nacionalidades a bordo que se encontraba en dificultades a unas nueve millas de la costa. Más tarde, otro barco ha asistido a otra barca de pesca que había sido abandonada a 15 millas de la costa con 87 personas a bordo, y pasadas las tres de la madrugada han desembarcado en el puerto 101 personas más, que habían sido rescatadas a unas 12 millas de la isla. Finalmente, una cuarta embarcación con 95 refugiados ha conseguido llegar a Lampedusa también durante la madrugada.

A pesar de esta llegada masiva de refugiados, las ONG avisan de que todavía hay muchas embarcaciones en situación crítica en las aguas del Mediterráneo central: "Todavía hay muchos llamamientos desesperados de socorros en el Mediterráneo. Hace falta un sistema, no se puede ignorar lo que está pasando desde hace demasiado tiempo", ha tuiteado Carlotta Sami, portavoz en Italia de la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR).

Carlotta Sami, portavoz del ACNUR en Italia

También la ONG Alarm Phone, que se dedica a asistir telefónicamente a los migrantes que están a la deriva y a informar de su posición a las autoridades y a las ONG, ha avisado este lunes por la mañana de como mínimo dos barcas en dificultades (con más de 150 pasajeros en total) entre la costa de Libia y las islas de Lampedusa y Malta.

Ante la incapacidad de Lampedusa para acoger a las más de 2.000 personas que han llegado, muchas se han visto obligadas a esperar en el puerto hasta poder ser trasladadas a otras localidades. Según la prensa italiana, unas 200 personas serán enviadas en barco a Sicilia, donde se espera que sean repartidas por los centros de acogida de inmigrantes que hay en la isla, mientras que otras se embarcarán en dos barcos, donde tendrán que hacer cuarentena como medida preventiva contra la expansión del covid-19. El primero de estos dos barcos fue enviado a Lampedusa ayer por la tarde, cuando se hizo evidente que la situación en la isla era insostenible, y ha llegado de madrugada. El segundo se prevé que atraque en las próximas horas.

Desbordados

El alcalde de Lampedusa, Totò Martello, ha advertido de que la situación de este fin de semana puede ser solo la antesala de lo que pase durante el verano. "Ya había avisado de que con la mejora de las condiciones meteorológicas habría llegadas masivas", ha explicado, en declaraciones al diario Quotidiano di Sicilia, y ha alertado de que, si no se toman medidas, "existe el riesgo de que, a finales de verano, en esta isla haya 150.000 personas". En este sentido, Martello ha instado al primer ministro italiano, Mario Draghi, a poner en marcha una "estrategia" que pase por el "diálogo con los países africanos del Mediterráneo", y especialmente con Libia, de donde salen la mayoría de las embarcaciones que intentan atravesar el mar en dirección a Italia. "Comprendo que las prioridades de Draghi sean ocuparse del covid y de la crisis económica, pero las emergencias, cuando se puede, como es este caso, se tienen que prevenir", añade el alcalde, que recuerda que "esta emergencia hace 30 años que dura".

Matteo Salvini, secretario federal de la Liga

También ha pedido a Draghi una respuesta a la cuestión de la inmigración el ultraderechista Matteo Salvini. El exministro del Interior y líder de la Liga (uno de los partidos que forma parte de la actual coalición de gobierno) ha dicho en Twitter que "con millones de italianos con dificultades" el país no puede "pensar en miles de clandestinos".

Según las cifras oficiales del ministerio del Interior, recogidas por Reuters, desde el 1 de enero hasta el pasado viernes han llegado a las costas italianas unos 11.000 migrantes, una cifra muy superior a los 4.105 que lo hicieron en el mismo periodo del año pasado.

stats