Crimen organizado
Internacional 11/05/2022

Asesinado en plena luna de miel un fiscal paraguayo que perseguía el crimen organizado

Marcelo Pecci luchaba contra el narcotráfico y era conocido por casos mediáticos como el de Ronaldinho

ARA
2 min
El fiscal paraguayo Marcelo Pecci dirigiéndose a los medios. en una imagen de 2010

BarcelonaMarcelo Pecci, conocido fiscal paraguayo especializado en el crimen organizado, disfrutaba del último día de la luna de miel con su mujer en una playa paradisíaca de Barú, en Colombia, cuando dos hombres se le acercaron en la playa y uno de ellos lo mató de dos tiros.

Pecci, que recientemente había participado en la Ultranza Py, una operación contra el blanqueo de dinero y el narcotráfico a gran escala, agotaba este martes las últimas horas de vacaciones con su mujer, la periodista Claudia Aguilera. Se hospedaban en un complejo turístico cerca de la ciudad caribenya de Cartagena. Se habían casado a finales de abril y pocas horas antes habían anunciado por las redes sociales que serían padres.

Según ha explicado Aguilera a medios locales, estaban en una playa privada que conectaba con el hotel donde se alojaban cuando se les acercaron dos hombres con una moto acuática. Sin intercambiar palabras, uno de ellos sacó una pistola y disparó dos tiros a Pecci, que murió al instante. Aguilera ha explicado que su marido no había recibido nunca amenazas.

Conocido por tratar casos de alto perfil y mediáticos

Pecci, de 45 años, era conocido porque sus investigaciones se centraban en casos de alto perfil contra el blanqueo de capitales y el narcotráfico. Pero también por haberse ocupado de cuestiones mediáticas, como el asesinato de la hija de un gobernador regional el año pasado y el caso contra el futbolista brasileño y con pasado azulgrana Ronaldinho, que fue detenido cuando intentaba entrar en Paraguay con un pasaporte falsificado.

Las autoridades colombianas no han dado detalles de quiénes podrían estar detrás de la muerte de Pecci, pero el presidente del Paraguay, Mario Abdo Benítez, ha apuntado directamente al crimen organizado y la Fiscalía ha calificado de "covardes" a los que se esconden detrás "de grandes estructuras criminales". Augusto Salas, un fiscal compañero de Pecci, ha descrito el ataque como "típico de la mafia [de la droga]". "Esto es lo que pensaré hasta que no se demuestre lo contrario", ha dicho a AFP.

La policía colombiana asegura que no tenía conocimiento de la presencia del fiscal en el país a pesar de que, por su cargo, era "una de las personas más protegidas del Paraguay". A las investigaciones del asesinato, que encabeza Jorge Luis Vargas de la Policía Nacional de Colombia, se sumará una delegación del Paraguay, y recibirán la ayuda de los Estados Unidos. Vargas ha ofrecido una recompensa de unos 490.000 dólares a quienes tengan información que les permita resolver el crimen e identificar a los implicados.

stats