Estados Unidos - China
Internacional 10/09/2021

Biden y Xi intentan rebajar la tensión en la segunda conversación telefónica

Durante una hora y media, los dos líderes han abordado cuestiones como la economía, el cambio climático y el covid-19

3 min
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, durante una comparecencia este jueves en la Casa Blanca

BarcelonaEl presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha hablado este viernes de madrugada, por segunda vez desde que llegó al cargo, con su homólogo chino, Xi Jinping. En una llamada telefónica que ha durado una hora y media, los mandatarios han mantenido una conversación "amplia y estratégica" sobre cuestiones en las que sus intereses, valores y perspectivas a veces "convergen" y otras "divergen", según ha explicado la Casa Blanca en un comunicado, y ha añadido que en los dos casos han acordado hablar de manera "abierta y directa". "Los dos líderes han debatido sobre la responsabilidad de los dos países para asegurar que la competencia [entre ellos] no derive en un conflicto", dice la nota. El ministerio de Asuntos Extranjeros chino añade que Xi ha advertido a Biden de que si China y los Estados Unidos se enfrentan "los dos países y el mundo sufrirán las consecuencias".

La conversación, la primera que mantienen Biden y Xi desde febrero, llega en un momento de fuerte tensión en la relación entre Washington y Pekín. La Casa Blanca ha señalado unas cuantas veces a China como uno de los grandes rivales del mundo occidental, junto con Rusia, y hace dos meses la responsabilizó de estar detrás de un ciberataque contra Microsoft. Además, los Estados Unidos acusan a Pekín de violaciones de los derechos humanos, sobre todo en el caso de la minoría uigur. A su vez, China ha acusado a Washington de haber dado alas a las teorías de la conspiración sobre el origen del covid-19, a raíz del encargo de un informe que tenía que determinar si el virus había surgido de un laboratorio de Wuhan.

"El presidente Biden ha subrayado el interés duradero de los Estados Unidos en la paz, la estabilidad y la prosperidad en la zona del Índico y el Pacífico", indica el comunicado de la Casa Blanca. Por su parte, los medios oficiales chinos explican que Xi ha señalado que "China y Estados Unidos tendrían que mostrar visión y coraje estratégicos y audacia política, y hacer volver la relación [entre los dos países] hacia el camino del desarrollo estable cuanto antes mejor".

Entre los temas que se han tratado durante la conversación ha habido cuestiones económicas, la pandemia de covid-19 y la lucha contra el cambio climático. Este último aspecto es uno de los que suele generar más consenso entre las dos potencias y, de hecho, la semana pasada el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, se refirió a ello como un "oasis" en la relación entre China y los EE.UU., en el marco de una visita al país asiático de John Kerry, el enviado de Biden para el clima. Durante la llamada de este viernes, Xi ha señalado que, si las "preocupaciones centrales" de cada país se respetan, se pueden hacer adelantos diplomáticos importantes en este campo, que pueden incorporar "factores positivos" a la relación bilateral.

Conversaciones difíciles

Según Efe, una fuente norteamericana ha asegurado que Biden ha tomado la iniciativa de llamar al presidente chino a raíz de "la exasperación" que le generan las dificultades que se encuentran habitualmente los cargos de rango más bajo de su gobierno cuando intentan mantener conversaciones con sus homólogos de Pekín. Según esta fuente, los representantes de la Casa Blanca tienen a menudo la sensación de que en los encuentros con altos cargos chinos estos se limitan a recitar sus posicionamientos y no aceptan entrar a negociar. En este sentido, la llamada ha sido una prueba para comprobar si las conversaciones al más alto nivel pueden ser más eficaces a la hora de desencallar determinados temas. "Se trata de ver si hay una posibilidad de implicarse de manera más sustantiva que hasta ahora", ha dicho un representante de la Casa Blanca.

Desde que Joe Biden llegó a la presidencia de los Estados Unidos, el 20 de enero, no ha coincidido nunca cara a cara con Xi Jinping. Pero Washington no descarta que se pueda producir un encuentro durante la cumbre del G-20 que se celebrará en Italia el último fin de semana de octubre.

stats