Internacional 06/01/2021

Detenidos más de medio centenar de activistas pro democracia de Hong Kong

El régimen de Carrie Lam les aplica la ley de seguridad nacional para hacer primarias preelectorales

Quim Aranda
3 min
Conferència de premsa de representats del Partit Cívid de Hong Kong, aquest dimecres, després de les detencions practicades pel règim de Carrie Lam

LondresAl menos 53 activistas pro democracia de Hong Kong han sido arrestados este miércoles por la presunta violación de la ley de seguridad nacional, en la acción más dura del régimen pro chino desde que la polémica legislación entró en vigor, el 1 de julio. Seis han sido detenidos por haber organizado unas primarias el año pasado con el objetivo de identificar a los candidatos más populares partidarios de la democracia para presentarse a las elecciones en el Parlamento de la ciudad contra la mayoría de la líder fiel a Pekín, Carrie Lam. Las otras 47 personas han sido detenidas por participar en las mencionadas primarias, ha informado la policía de Hong Kong.

El operativo represor ha implicado la participación de un millar de agentes, que han irrumpido en 72 lugares diferentes de Hong Kong para practicar las detenciones masivas. Entre los que han caído en la batida están algunos de los legisladores recientemente destituidos, Alvin Yeung y Kwok Ka-ki, y el exprofesor de derecho Benny Tai, uno de los principales organizadores de la encuesta. Otros de los detenidos son miembros del Partido Demócrata de Hong Kong, el grupo de oposición más grande de la ex colonia británica, incluido el expresidente de la formación, Wu Chi-wai, según ha informado el grupo opositor en una publicación en línea.

Las autoridades de la ciudad habían advertido previamente de que acciones como llevar a cabo encuestas de opinión pública podrían considerarse una violación de la draconiana ley de seguridad nacional, impuesta en Hong Kong por el Partido Comunista de China. Pero el sector pro democracia sacó adelante este tipo de primarias no oficiales con la esperanza de ganar la mayoría en el Consejo Legislativo de la ciudad, de 70 escaños, con el objetivo de filibusterizar propuestas desfavorables e impulsar reformas democráticas más profundas.

John Lee, jefe de las fuerzas policiales de Hong Kong, ha asegurado que el plan para la elección mayoritaria de candidatos pro democracia en la asamblea local aseguraba la "destrucción mutua", puesto que tenía como objetivo "crear una situación [de bloqueo] en la que el jefe ejecutivo tuviera que dimitir y que el gobierno dejara de funcionar".

El ministerio de Asuntos Exteriores de China acusó a los arrestados de subversión argumentando que "la acción policial era necesaria y esencial", puesto que las autoridades de Hong Kong no pueden tolerar estos crímenes. Grupos a favor de los derechos humanos han condenado las detenciones, que han tildado de "la demostración más dura de cómo se ha construido la ley de seguridad nacional para castigar a cualquier persona que se atreva a desafiar al establishment", ha dicho en un comunicado Yamini Mishra, director regional de Asia-Pacífico de Amnistía Internacional. Las elecciones del Consejo Legislativo, previstas inicialmente para septiembre del 2020, fueron pospuestas posteriormente un año por las autoridades de Hong Kong, aduciendo como excusa la pandemia del coronavirus.

Otras acciones policiales

Entre otras de las acciones policiales, también se ha producido un asalto a la casa de Joshua Wong, uno de los más destacados activistas pro democracia que cumple una reciente pena de prisión de 13 meses y medio por haber participado en una manifestación no autorizada el año pasado, según un tuit en su cuenta.

Los agentes también han registrado la sede de Stand News, un medio en línea, con una orden judicial de documentos como parte de una investigación sobre seguridad nacional, tal como se muestra en un vídeo en directo de la organización de noticias. No se produjeron detenciones durante la visita.

La ley de seguridad nacional de Hong Kong castiga incluso con la cadena perpetua todo aquello que las autoridades de la ciudad consideran como secesión, subversión, terrorismo y connivencia con una potencia extranjera. La misma ley ha recibido la condena del Reino Unido y otros países occidentales como una manera de borrar la disidencia en Hong Kong.

El destacado activista de Hong Kong Nathan Law, ahora exiliado en el Reino Unido, pidió a los líderes europeos que dejaran sin efecto un acuerdo de inversiones establecido recientemente entre la UE y China y sancionaran a los funcionarios responsables de la actual represión política.

stats