Internacional 29/04/2022

El director de Frontex dimite por el escándalo de las devoluciones en balsas en el Egeo

Fabrice Leggeri había sido criticado por vulneración de derechos humanos e investigado por la oficina anticorrupción

2 min
Un barco de Frontex al puerto de Mitilene, en la isla griega de Lesbos, en una imagen de archivo

BarcelonaEl director de la agencia europea de fronteras (Frontex), Fabrice Leggeri, ha presentado su dimisión tras una investigación periodística que demuestra que el organismo europeo ha estado implicado -o al menos ha sido testigo- de devoluciones en caliente ilegales en el Egeo. Lighthouse Report ha podido documentar 957 casos de demandantes de asilo que fueron devueltos por la fuerza a Turquía por los guardacostas griegos, entre marzo de 2020 y septiembre de 2021. Leggeri, un alto funcionario del ministerio del Interior francés que dirige la agencia desde 2015, también había sido investigado por la oficina europea anticorrupción Olaf. El caso está cerrado, pero el informe no se ha hecho público.

Estas expulsiones ponen en peligro la vida de los migrantes: en algunos casos los guardacostas griegos interceptan las pateras y después abandonan a hombres, mujeres y criaturas en alta mar en balsas de salvamento a la deriva para que los turcos los devuelvan al punto de partida. Esto ya se había documentado, también por este diario. La novedad que ha precipitado la dimisión es que las autoridades europeas de vigilancia de fronteras han admitido tener constancia. Los periodistas habían recurrido a los mecanismos de transparencia para reclamar a Frontex los registros de su base de datos y en su respuesta la agencia reconoció que había sido testigo de 145 casos de "devoluciones de demandantes de asilo en el Egeo" calificadas por las autoridades como "prevención de salida".

En la jerga de la agencia, "prevención de salida" es un "incidente en el que los migrantes son parados en el mar por autoridades de un país no europeo en sus aguas territoriales y devueltos al punto de partida". Pero los investigadores constataron que no era exactamente así: cruzando la información con los datos de los guardacostas turcos y de varios testigos demostraron que, al menos en 22 casos, los refugiados habían sido capturados primero por guardacostas griegos, que les habían dejado en estas balsas a la deriva.

Varias ONG de defensa de los migrantes han denunciado repetidamente esta práctica. Aegean Boat Report había documentado el 28 de mayo de 2021 el caso de una cincuentena de migrantes que habían llegado a la isla griega de Lesbos y se habían puesto en contacto con la organización, pero antes de que pudieran llegar, las autoridades griegas les dejaron en el mar en estas balsas hasta que unas horas más tarde los guardacostas griegos los recogieron. El caso, según ha podido constatar el diario británico The Guardian, también quedó registrado en la base de datos de Frontex como "prevención de salida".

El 22 de febrero, el mismo equipo de investigación publicó un informe según el cual dos hombres nacidos en Camerún y en Costa de Marfil, Diier Martial Komanou Nana y Sidy Keita, murieron en una de estas deportaciones: el equipo demostró que Komanou y Keita habían llegado vivos a la isla griega de Samos y después aparecieron muertos en la costa de Turquía. Según el testigo de un superviviente, los hombres habrían muerto cuando los guardacostas griegos les subieron en lanchas rápidas y los arrojaron al agua.

stats