Internacional 20/01/2021

Trump abandona la Casa Blanca

"Volveremos de alguna manera", dice a sus seguidores antes de coger el Air Force One hacia Florida

Sònia Sánchez
3 min
Helicòpter de camí a la Casa Blanca

BarcelonaEl presidente saliente Donald Trump ha abandonado ya la Casa Blanca, acompañado de su esposa, Melania. Lo ha hecho a bordo del helicóptero presidencial Marine One, que se ha elevado poco después de las 8.15 de la mañana hora norteamericana para llevarlo hacia la la base militar Joint Andrews, donde cogerá el Air Force One en su último viaje a bordo de este avión, reservado para el presidente de los Estados Unidos, para ir a su mansión de Mar-a-Lago en Florida.

Trump ya anunció hace días que no asistiría a la ceremonia de inauguración de la presidencia de Joe Biden, que se llevará a cabo a las 12 del mediodía, dentro de solo cuatro horas. Es el primer presidente desde 1869 que no asiste a la toma de posesión de su sucesor, y lo hace además cuando todavía no ha aceptado su derrota electoral y sigue afirmando falsamente que le han robado las elecciones.

El presidente saliente incluso ha enviado invitaciones para ofrecerse a si mismo una salida de la Casa Blanca con todos los honores, desde la base Joint Andrews, pero su propio vicepresidente Mike Pence ha anunciado que no iría a la supuesta ceremonia de despedida de Trump, y en cambio sí asistirá a la jura del cargo de Biden, que tendrá lugar en el Capitolio. En la base militar y antes de coger el avión, Trump tiene previsto incluso pronunciar un discurso de despedida.

A las 8.30 h de la mañana, hora local, el helicóptero presidencial aterrizó en la base de la fuerza aérea de Andrews, mientras los altavoces colocados en la pista lo recibían con la canción Gloria a todo volumen, con una entrada similar a la que hacía en sus mítines de campaña. Su familia, encabezada por sus hijos Ivanka, Donald Junior y Eric, lo ha recibido ahí, con algunos de los miembros del equipo del presidente saliente.

Decenas de seguidores también han formado parte del público que lo ha recibido, además de varios cañones que han disparado al cielo mientras Trump y Melania subían al escenario colocado en la base para la despedida. Desde allí, ha advertido a sus seguidores que aún no se da por vencido del todo: "Volveremos de alguna manera" [We will be back on some form], ha afirmado, lo que ha desatado los aplausos de su público.

A medida que se alejan las posibilidades de que sea el candidato republicano a las elecciones del 2024 como él hubiera querido, con el distanciamiento creciente del partido hacia él a raíz del asalto al Capitolio, Trump podría estar planteándose ahora fundar un partido propio, según apunta Bloomberg, que podría llamarse el Partido Patriota.

"No fuimos una administración normal", dijo Trump, que ha repasado algunos de los hitos de sus cuatro años en la Casa Blanca. Ha destacado, por ejemplo, "la reducción de impuestos más grande que se ha hecho nunca". El presidente saliente ha sacado pecho de la buena marcha de la economía hasta febrero del año pasado, cuando la pandemia de covid-19 hundió al país en la crisis. También se ha atribuido el éxito de haber desarrollado la vacuna del covid-19 "en nueve meses en lugar de nueve años o cinco", un hecho que ha calificado de "milagro".

"Hemos trabajado fuerte, lo hemos dado todo en el campo, hemos tenido muchos obstáculos y los hemos superado", ha dicho, y ha recordado también los 74 millones de votos que consiguió en las elecciones del 3 de noviembre, "el récord de cualquier presidente en el cargo". Ha tenido palabras de recuerdo para las víctimas del covid-19, aunque en su último discurso como presidente de Estados Unidos ha vuelto a llamarlo despectivamente como tantas otras veces: "el virus chino".

"Siempre lucharé por vosotros, estaré mirando, escuchando, y os digo que el futuro de este país nunca ha sido mejor. Le deseo a la nueva administración una gran suerte y grandes éxito. La tendrán porque tienen los fundamentos para hacer cosas espectaculares ", dijo.

Antes de entrar en el Air Force One, Trump y Melania se han dado la vuelta para saludar a sus seguidores y han entrado en el vehículo que los llevará finalmente a su casa de Florida. Trump se va de la Casa Blanca por última vez con los niveles más bajos de aprobación que ha tenido nunca en su presidencia, alrededor de un 34% de apoyo.

stats