Internacional 09/08/2021

Entra en vigor el pasaporte covid para entrar en bares y restaurantes en Francia

Las manifestaciones multitudinarias no frenan la medida de Macron

2 min
Una terraza de un café de París, llena de gente este miércoles

ParísA partir de hoy, para entrar en bares y restaurantes (incluidas las terrazas) de Francia, hospitales —menos en caso de urgencia y de visitas médicas imprescindibles—, centros comerciales de más de 2.000 metros cuadrados, aviones, trenes y autobuses de largo recorrido se tendrá que presentar el pasaporte covid, es decir, el certificado de la pauta completa de la vacuna o un test negativo hecho en las 72 últimas horas. A más, desde el 21 de julio, también se tiene que enseñar para acceder a espacios culturales y deportivos con un aforo de más de 50 personas, como conciertos, festivales, museos y la mayoría de teatros, cines y gimnasios.

A pesar de que las medidas cuentan con la aprobación de la mayoría de franceses, han provocado una serie de protestas multitudinarias. El pasado sábado, según el ministerio de Interior, más de 240.000 manifestantes salieron a protestar en todo el país por cuarto fin de semana consecutivo contra el pasaporte covid y la obligación de los profesionales sanitarios de vacunarse. "Stop a la dictadura sanitaria", "Somos la resistencia" y "Liberaremos Francia" eran los lemas más recurrentes.

Hay que recordar que Francia es uno de los países con más escépticos respecto a la eficiencia de las vacunas y que, al inicio de la campaña de vacunación, seis de cada diez franceses decían que no se querían vacunar. En este contexto, para empujar a los ciudadanos a vacunarse y evitar que el ritmo de vacunación se estancase, el presidente de la República, Emmanuel Macron, anunció en un discurso solemne las nuevas medidas y consiguió lo que pretendía: el mismo día del anuncio, el 12 de julio, un millón de franceses pidieron hora y tres millones más lo hicieron a lo largo de la semana. Además, a estas alturas, al menos el 66% de la población se ha puesto la primera dosis y más del 55% tiene la pauta completa.

¿Cómo y quién lo controla?

Los propios restauradores son los que tienen que comprobar si sus clientes cuentan con el pasaporte covid. Al principio, el gobierno quería imponer multas de hasta 45.000 euros para los bares y restaurantes que no lo hicieran, pero, después de las quejas del sector, el gobierno aflojó y rebajó la cifra a 7.500. En cuanto a los trenes de largo recorrido, SNCF ya ha dicho que reforzará los efectivos y que, además de hacer controles antes de entrar, también los hará durante el trayecto. En este sentido, el gobierno ha asegurado que los controladores contarán con el apoyo de agentes de policía. "Un compañero fue atacado porque pidió a un viajero que se pusiera la mascarilla. Ahora no podemos dejar que un controlador ponga a solas una multa de 135 euros a una persona que no tiene el pasaporte sanitario, hay mucha tensión con este tema", dijo al diario francés Le Monde el secretario general del sindicato de trabajadores de ferrocarriles CFDT, Thomas Cavel.

stats