Estados Unidos
Internacional 25/09/2021

Los Estados Unidos aceptan un acuerdo para liberar a la directora financiera de Huawei

Meng Wanzhou, acusada de fraude bancario, está retenida en Canadá desde 2018, pendiente de extradición

ARA
2 min
La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou

La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a quien los Estados Unidos acusan de fraude bancario, ha llegado a un acuerdo con Washington para declararse culpable a cambio de que las autoridades estadounidenses renuncien a su extradición. Este movimiento le permitirá salir de Canadá, donde está en libertad bajo fianza desde que fue arrestada en 2018 por orden de los Estados Unidos. La directiva, que también es hija del fundador de la empresa, Reno Zhengfei, está acusada de conspiración y fraude bancario por, supuestamente, incumplir las sanciones impuestas en Irán.

Huawei es la principal empresa tecnológica de China, especializada en la fabricación de teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos. Las autoridades norteamericanas acusan a la cúpula directiva de la multinacional de actuar "de manera fraudulenta". Este acuerdo, ratificado tras la declaración de Meng de forma virtual ante un tribunal federal de Nueva York, tendría que servir para rebajar las tensiones entre los Estados Unidos y China.

El acuerdo con la Fiscalía de los Estados Unidos no incluye, sin embargo, la liberación del empresario Michael Spavor y el exdiplomático Michael Kovrig, dos canadienses a quienes China arrestó inmediatamente después de la detención de Meng y que han sido acusados de espionaje por parte de las autoridades del país asiático. Estas tres detenciones han causado una crisis diplomática entre Canadá y China, con acusaciones mutuas de violaciones de derechos humanos y repercusiones comerciales.

El pacto se ha confirmado después de que la semana pasada el periódico canadiense The Globe and Mail avanzara que las autoridades estadounidenses habían retomado conversaciones con Huawei para que la compañía se declarara culpable a cambio de lo que se llama un acuerdo de enjuiciamiento diferido contra el gigante de telecomunicaciones chino, que permitiría a Meng volver a China. Esto significa suspender la acusación contra la empresa, pero mantener un periodo de prueba o vigilancia para que no vuelva a delinquir.

El caso de extradición de Meng estaba a la espera de la sentencia de un tribunal de Vancouver después de casi tres años de proceso. Durante el mes de agosto, los abogados defensores y la Fiscalía de Canadá habían presentado sus argumentos finales, en contra y a favor de la extradición de la directiva china a los Estados Unidos, y estaba previsto que la jueza responsable hiciera pública su decisión durante las próximas semanas.

stats