Internacional  /  Europa 20/04/2022

El destino de Julian Assange, en manos de la ministra del Interior del Reino Unido

Un magistrado de Westminster envía la orden de extradición a los EE.UU. para que sea ratificada, pero todavía se pueden interponer recursos

2 min
Julian Assange / DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP

LondresEl destino del activista y fundador de Wikileaks, Julian Assange, está desde esta mañana en manos de la ministra del Interior británica, Priti Patel, si bien el equipo legal del australiano tiene todavía posibilidades de seguir apelando contra la posible extradición en los Estados Unidos. En todo caso, el juzgado de instrucción de Westminster, presidido por el magistrado jefe Paul Goldspring, ha aprobado formalmente este proceso, y ha entregado la decisión y la orden ejecutiva para cumplirla al departamento que dirige Patel para llegar al que, en principio, podría ser una decisión final. Assange, de 50 años, lucha desde diciembre de 2010 para evitar ser entregado a las autoridades norteamericanas, que lo quieren juzgar por 18 cargos de presunto espionaje y de conspirar para revelar secretos de estados, a través de la web de Wikileaks, donde se han publicado centenares de miles de documentos secretos sobre las guerra de Irak y Afganistán, y también comunicaciones del departamento de Estado. Assange se enfrentaría a una pena potencial de hasta 175 años de prisión si fuera declarado culpable.

El equipo legal del australiano tiene ahora hasta el 18 de mayo para oponerse a la decisión que tome Patel. E, incluso, podría también presentar otro recurso al Alto Tribunal de Justicia de Inglaterra y Gales si la ministra Patel decidiera tirar adelante la extradición.

Los partidarios de Assange, incluido el ex líder laborista Jeremy Corbyn, han protestado ante el juzgado antes de que se haga pública la orden. Corbyn ha asegurado que el procedimiento implica, básicamente, que "un sello de goma de la justicia británica [sirve] para apaciguar las autoridades norteamericanas".

Una organización como Amnistía Internacional ya se ha pronunciado contra el envío de Assange a los Estados Unidos. "Si Julian Assange fuera extraditado o sometido a cualquier otro traslado a los Estados Unidos, el Reino Unido incumpliría sus obligaciones en virtud del derecho internacional de los derechos humanos", ha tuiteado la organización.

La emisión de hoy de la orden de extradición ha tenido lugar después de que el Tribunal Supremo del Reino Unido denegara a mediados de marzo a Julian Assange el permiso para apelar contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales, de diciembre de 2021, según la que podía ser extraditado a los Estados Unidos. El Supremo indicó en su resolución que el recurso no planteaba "un punto de derecho discutible" por lo que hacía a la decisión tomada por los jueces.

stats