Europa
Internacional  /  Europa 30/11/2022

Casi la mitad de las democracias europeas han empeorado en los últimos cinco años

Veintisiete países avanzaron hacia el autoritarismo en el mundo y solo trece hacia la democracia

4 min
Protestes contra el endurecimiento de la ley del aborto en Polonia.

BarcelonaLa calidad democrática en Europa vive una época complicada. A pesar de que la democracia sigue siendo la forma de gobierno predominante en el continente, casi la mitad de los países han experimentado un empeoramiento estos últimos cinco años. Lo constata el informe anual del International Institute for Democracy and Electoral Assistance (International IDEA), un think tank con base en Estocolmo que promueve la democracia en el mundo. Esta situación preocupante no es exclusiva de Europa, sino que es un fenómeno mundial: la mitad de las democracias del planeta están en retroceso y el número de países que se mueven hacia el autoritarismo es más del doble que el número de los que avanzan hacia la democracia.

"Hay patrones preocupantes incluso en países que lo están haciendo relativamente bien, con un rendimiento medio o alto de estándares democráticos", alerta el informe. El investigador de International IDEA Alberto Fernández Gibaja explica que hay tres ámbitos principales donde se percibe la pérdida de calidad democrática. Por un lado, los ataques a derechos fundamentales como la libertad religiosa, de asociación y de igualdad de género, ligados a un incremento de políticas excluyentes, nativismo y nacionalismo, lo cual "está minando décadas, incluso siglos, de adelantos sociales". Por otro lado, los ataques a la libertad de expresión y de prensa, "una excusa perfecta para atacar a la disidencia". Y, finalmente, los ataques a la integridad electoral: "El cénit fue la negativa de reconocer la victoria de Joe Biden en Estados Unidos en 2020, y eso está reverberando en todo el mundo".

En Europa, Fernández Gibaja apunta a los dos "sospechosos habituales", Hungría y Polonia, como los países más afectados por esta pérdida de calidad democrática "en un proceso lento de erosión que ya hace años que dura". "Han retrocedido mucho y en aspectos muy claves, y además no hay muchas grietas para un cambio de situación, sobre todo en Hungría" con Víktor Orbán al frente. El analista considera que el ascenso de las fuerzas populistas de extrema derecha es uno de los principales riesgos para la democracia y por eso hay ciertos países europeos, como Italia, encima de los cuales asoma ahora mismo "un interrogante" sobre qué deriva tomará el gobierno.

A pesar de que el informe no elabora un ranking, Fernández Gibaja afirma que los países del norte de Europa son los que presentan un ejercicio de la democracia con mejor nota en términos mundiales.

Moldavia, punto positivo

Como punto positivo, el informe destaca que Moldavia "ha entrado en una fase de expansión democrática sin precedentes", con mejoras desde 2017 tanto en los procesos electorales como en derechos sociales, igualdad de género e integridad de los medios de comunicación. Aún así, la corrupción sigue siendo "el principal reto" del país, a pesar de los adelantos de los últimos años.

Fernández Gibaja señala también que España es uno de los pocos países de Europa "que no está estancado". Afirma que en los últimos cinco años "ha mejorado en algunos aspectos, sobre todo en cuanto a la corrupción y la independencia judicial", a pesar de que este segundo punto vive "una gran amenaza" por el bloqueo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial. "Hay todavía muchos espacios de mejora, como la integridad de los medios de comunicación, pero en general España se sitúa por encima de la media de Europa", añade.

En cuanto a la integridad de los medios –que denota hasta qué punto el panorama mediático ofrece una cobertura diversa y crítica de las cuestiones políticas–, hay seis países europeos que han empeorado significativamente: Austria, Alemania, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Chipre y Azerbaiyán. "Esta disminución de la integridad de los medios llega en un momento en el que la información fiable e imparcial es más valiosa que nunca, especialmente en medio de un conflicto armado y una crisis económica que se aproxima", alerta International IDEA.

Más autocracias y más represivas

Europa ha sumado en este informe a un nuevo miembro a la lista de regímenes autoritarios: Rusia, que se añade a Bielorrusia y Azerbaiyán. Hasta ahora, el régimen de Vladímir Putin se clasificaba en el apartado de gobiernos "híbridos" –a medio camino entre las democracias y las dictaduras–. "El cambio es previo a la invasión de Ucrania y refleja sobre todo los cambios constitucionales de los años anteriores", apunta Fernández Gibaja.

El número de países en retroceso –aquellos con la erosión democrática más severa– vive su punto álgido e incluye la democracia consolidada de Estados Unidos, que todavía se enfrenta a problemas de polarización política, disfunción institucional y amenazas a las libertades civiles. Entre 2016 y 2021, el número de países que avanzaron hacia el autoritarismo (27) fue más del doble que el número de países que avanzaron hacia la democracia (13). El mundo perdió dos democracias durante 2021, según el informe: Myanmar y Túnez. Además, el autoritarismo se sigue fortaleciendo: la mitad de los regímenes autoritarios están empeorando en al menos uno de los indicadores. El ámbito más perjudicado es el de los procesos electorales limpios y la efectividad de los Parlamentos.

Aún así, "hay algunos visos de esperanza", asegura Fernández Gibaja. Por ejemplo, el hecho de que países considerados "híbridos" sigan celebrando elecciones, "lo que de vez en cuando da sorpresas". Y pone como ejemplo el caso de Malasia, donde la semana pasada Anwar Ibrahim, líder reformista de la oposición, fue nombrado primer ministro. Entre los aspectos positivos también destaca "la pulsión democrática de los más jóvenes", por ejemplo en los movimientos ecologistas, feministas y anticorrupción. "Hay signos de progreso", concluye el informe.

stats