Internacional 10/06/2022

Trump dirigió "un intento de golpe de estado" con el asalto al Capitolio

El comité legislativo que investiga los hechos del 6 de enero presenta sus conclusiones en 'prime time'

3 min

Nueva YorkLa primera audiencia ha estado a la altura de la gravedad de los hechos. Los líderes del comité legislativo que investiga la insurrección del 6 de enero han asegurado esta madrugada (hora catalana) que el asalto al Capitolio fue “la culminación de un intento de golpe de estado”, una "conspiración" dirigida y coordinada por el expresidente Donald Trump para mantenerse en el poder a pesar de la victoria de Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2020. La presentación de sus conclusiones –en horario de máxima audiencia y en un formato pensado para atraer la atención del gran público– ha combinado imágenes inéditas y angustiosas del ataque, y extractos de declaraciones de colaboradores de Trump, incluida su hija, con los testimonio en directo de una agente de policía del Capitolio que resultó gravemente herida y de un documentalista británico que hacía meses que filmaba al grupo de extrema derecha Proud Boys.

“Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, incitó a un ejército de enemigos internos de la Constitución a ir hacia el Capitolio y subvertir la democracia americana", ha dicho el presidente del comité, el demócrata Bennie Thompson, que ha iniciado la primera de al menos seis audiencias públicas, muy esperadas después de más de un año de investigaciones.

La legisladora republicana Liz Cheney, hija del exvicepresidente Dick Cheney (2001-2009), también ha señalado a Trump. “El presidente Trump convocó a la escoria, la reunió y encendió la llama de este ataque”. Cheney, que rompió con la gran mayoría de su partido para ayudar a liderar el comité que investiga el asalto del 6 de enero –formado por siete demócratas y dos republicanos–, tiene todos los números de perder sus elecciones primarias de agosto en Wyoming contra una candidata que tiene el apoyo de Trump. "Esta noche les digo esto a mis colegas republicanos que están defendiendo lo que es indefendible: llegará un día en el que Donald Trump será historia, pero vuestra deshonra permanecerá”, ha dicho, antes de que miembros del partido desacreditaran al comité de investigación en una rueda de prensa.

Una campaña de desinformación

Tanto Cheney como Thompson han explicado que Trump orquestó “una campaña de desinformación” para convencer a los norteamericanos de que le habían robado las elecciones y que él era el verdadero presidente. Para apoyar sus acusaciones, han mostrado extractos de testimonios de colaboradores y asesores de Trump en los que afirman que sabían que Trump había perdido las elecciones y que no había habido fraude. Thompson, durante su declaración inicial, ha mostrado un clip del exfiscal general Bill Barr asegurando que le dijo a Trump que las afirmaciones sobre fraude electoral eran “tonterías”.

Por otro lado, Cheney ha asegurado que durante el mes que viene el comité presentará pruebas de que Trump no hizo ni una sola llamada al departamento de Defensa o a otras agencias de seguridad nacional durante el asalto de sus seguidores al Capitolio y ha reproducido una parte del testimonio del general Mark A. Milley, entonces jefe del estado mayor conjunto, que dice que fue el vicepresidente Mike Pence quien hizo estas llamadas. Además, ha revelado que Trump, a pesar de saber que los alborotadores coreaban “Colgad a Mike Pence”, cuando el vicepresidente presidía la sesión de recuento de votos en el Capitolio para declarar a Biden ganador, dijo: "Quizá nuestros partidarios tienen razón. [Mike Pence] se lo merece".

El comité ha enseñado un vídeo de 11 minutos, con imágenes que no se habían visto nunca de las cámaras de los agentes de seguridad, que muestran al ejército de seguidores de Trump entrando de manera violenta al Capitolio. En un momento de la grabación, se escucha a un hombre leyendo con un megáfono un tuit de Trump en el que lamenta que Pence no anulara los resultados de las elecciones de 2020 y como la multitud empieza a gritar “Colgad a Mike Pence”.

Grupos de extrema derecha

Durante la audiencia, los líderes del comité también han explicado que un tuit de Trump del 19 de diciembre de 2020 en el que instaba a sus seguidores a manifestarse el 6 de enero en Washington fue interpretado por grupos de extrema derecha como un llamamiento a las armas. Miembros de Proud Boys y Oath Keepers planearon durante semanas el ataque. De hecho, sus exlíderes han sido acusados de sedición. El documentalista británico Nick Quested, que estaba con miembros de Proud Boys durante el asalto, ha sido uno de los dos testigos en directo de la noche. Quested, que había seguido a los grupos de ultraderecha los meses de noviembre y diciembre de 2020, ha asegurado que sus líderes se reunieron el día antes de la insurrección. Quested también ha añadido que entre unos 200 y 300 miembros de Proud Boys examinaron las entradas del Capitolio horas antes del ataque.

stats