Estados Unidos
Internacional 05/05/2021

El expolicia condenado por el asesinato de George Floyd pide que se repita el juicio

La defensa alega que los miembros del jurado estaban bajo presión

ARA
2 min
Derek Chauvin, el ex agente  de la policía de Minneapolis que mató George Floyd, conducido fuera de la sala martes después de la lectura del veredicto.

BarcelonaDerek Chauvin, el expolicia de Minneapolis condenado por el asesinato de George Floyd, ha pedido a los tribunales que se repita el juicio. Sus abogados argumentan que le han negado el derecho a un juicio justo y que ha habido errores de procedimiento.

La moción que ha presentado su abogado, Eric Nelson, argumenta que el juez cometió "un abuso de discreción que privó al acusado de un juicio justo", acusa el fiscal de mala "conducta" y dice que el veredicto es "contrario a la ley". Entre otras cosas argumenta que "la publicidad era tan penetrante y tan perjudicial antes y durante el juicio que supuso un defecto estructural en el proceso".

Presión mediática

El abogado recrimina al juez no haber pedido a los 12 miembros del jurado, que condenaron al expolicia de manera unánime, que evitaran la presión mediática. La defensa del expolicia asegura que el jurado estaba bajo intimidación. A pesar de que el escrito no lo recoge, en las últimas semanas se ha sabido que uno de los jurados participó en una manifestación en Washington en homenaje a Martin Luther King. El juez no lo descartó con el argumento de que la protesta era en recuerdo a la marcha de 1963 organizada por el líder antiapartheid y no una protesta por el caso Floyd.

Chauvin, de 45 años, fue declarado culpable de los delitos de asesinato involuntario en segundo grado, castigado con una pena de hasta 40 años de prisión, asesinado en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado, por haber inmovilizado a Floyd oprimiéndole el cuello con la rodilla durante más de nueve minutos mientras la víctima, de 46 años, le advertía de que no podía respirar y muchos peatones le recriminaban. Todo quedó grabado en varios vídeos que dieron la vuelta en el mundo. En el juicio se escucharon 45 testigos, incluidos policías, peatones y forenses, y la defensa argumentó que el afroamericano había muerto por una patología cardíaca y por el consumo de drogas. La sentencia se tiene que anunciar el 16 de junio.

La mayoría de muertes afroamericanas a manos de la policía en los Estados Unidos han quedado impunes y este caso es considerado un hito en la lucha contra el racismo policial, después de la oleada de protestas que protagonizó el movimiento Black Lives Matter. La petición de revisión de una sentencia condenatoria es un procedimiento rutinario.

stats