Estados Unidos
Internacional 13/08/2022

El FBI encontró numerosos documentos de "alto secreto" durante el registro de la casa de Trump

El expresidente está siendo investigado por obstrucción de la justicia y violación de la ley de Espionaje

3 min
La puerta de Torre Trumop, suyo de la Organización Trump, en Nueva York, ahora también bajo investigación por posible fraude fiscal.

BarcelonaEl registro del FBI de la mansión del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump , en Palm Beach (Florida) fue fructífero. Según la orden de registro que se ha hecho pública este viernes –una vez el fiscal general de los EE.UU., Merrick Garland, lo pidiera y el expresidente no lo rechazara–, los agentes que entraron en la lujosa mansión encontraron numerosos documentos de "alto secreto", que el republicano se habría llevado de la Casa Blanca una vez dejó de ser presidente. Esto, como ya se había anticipado, supondría una flagrante vulneración de la ley por parte de Trump, puesto que hay como mínimo 11 juegos de documentos considerados confidenciales. Concretamente, los agentes federales se llevaron 20 cajas de la vivienda, carpetas de fotos y una nota escrita a mano. Según el inventario, también había información sobre "el presidente de Francia", Emmanuel Macron. El informe, sin embargo, no ofrece detalles de cuál era el contenido exacto de estos archivos.

Además, y según se extrae de los documentos publicados, el expresidente está investigado por obstrucción de la justicia, destrucción de pruebas y violación de la ley de espionaje. Son delitos que pueden comportar multas o penas de prisión. Por este motivo se ordenó el registro de su mansión de Mar-a-Lago.

Trump no ha tardado en responder y ha asegurado que ya había "desclasificado" estos documentos, un trámite que puede ejercer sin muchos problemas un presidente –sin tener que dar explicaciones– y a partir del cual el expresidente querrá basar su cobertura legal.

Horas antes de que se hiciera pública la orden de registro, el Washington Post informaba que el FBI buscaba documentos clasificados sobre armamento nuclear, una afirmación que Trump había negado categóricamente. "El tema de las armas nucleares es un engaño", aseguraba este viernes en un comunicado en su red social Truth. Según las fuentes del Washington Post, en la mansión de Trump se sospechaba que había información sobre armas nucleares "que pertenecen a EE.UU. o a otros países" y que podía resultar muy peligrosa "si caía en las manos equivocadas". Todo esto aún no ha podido ser confirmado porque en el inventario publicado no se detalla el contenido de los documentos requisados.

El papel del fiscal

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, salió finalmente el jueves por la noche a dar explicaciones públicas y asumió la responsabilidad del registro. De hecho, pidió que el juez hiciera pública la orden que la permitió, un movimiento del todo inusual que pretende apaciguar la oleada de indignación desatada entre las filas republicanas, que acusan al departamento de Justicia de actuar con motivaciones políticas. Trump también había asegurado que no se oponía a la publicación de la orden judicial, a pesar de que tenía la potestad de presentar un recurso para parar esta publicación. No lo ha hecho.

Eso sí, ha vuelto a soltar toda la retórica furibunda que le ha servido otras veces para espolear a sus bases . "Las armas nucleares son un engaño, igual que Rusia, Rusia, Rusia fue un engaño, que dos impeachments fueron un engaño, que la investigación de Mueller fue un engaño y mucho más", decía Trump, en referencia a la investigación que lideró el fiscal Robert Mueller durante su presidencia y que finalmente no encontró pruebas de su supuesta colusión con el gobierno ruso para ganar las elecciones. "La misma gente vil está implicada ahora", añadía.

Y no solo esto, sino que volvió a plantar la semilla de la duda, como lleva haciendo desde el lunes, sobre la posibilidad de que los agentes del FBI que entraron en su casa hubieran "introducido" pruebas falsas o alguna otra cosa. "¿Por qué el FBI no permitió la inspección de algunas áreas de Mar-a-Lago sin nuestros abogados, u otros, presentes? Les hicieron esperar fuera sufriendo el calor, y no les dejaron ni acercarse, les dijeron taxativamente que no. ¿Alguien estaba introduciendo información?"

stats